Muere a los 90 años y sin pisar la cárcel, Fernando Karadima, exsacerdote condenado por abusos sexuales

"Todo lo que teníamos que decir de Karadima está dicho. Él era un eslabón más en esta cultura de perversión y encubrimiento en la iglesia", señalaron James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, en un comunicado.

Este lunes falleció Fernando Karadima, quien fue expulsado del sacerdocio en 2018 tras una serie de denuncias de abusos sexuales.

De acuerdo con el portal Diario U.Chile,  Karadima, de 90 años, falleció en la madrugada en el Hogar San Juan de Dios, de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, en la comuna de Lo Barnechea.

Cabe recordar que a prinicipios de junio el exsacerdote había sido internado en el Hospital Clínico de la Universidad Católica, por una afección cardiaca.

Según reportó BioBio, en su certificado de defunción se especifica que murió de una bronconeumonia, insuficiencia renal, diabetes melitus e hipertensión arterial.

Símbolo de los abusos sexuales en la Iglesia

El caso de Karadima es icónico en las investigaciones que se realizan contra la Iglesia Católica en materia de abusos sexuales en el país, lo que dio inicio a una crisis de legitimidad que hasta el día de hoy afecta a la institución.

El caso se hizo público el año 2010 cuando Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton denunciaron haber sido abusados por el entonces sacerdote de la Parroquia de El Bosque en Providencia, abusos que se cometieron en la juventud de las víctimas y que se extendieron por años.

A pesar de que el proceso contra el exsacerdote fue archivado, en 2011 fue reabierto, y tras una investigación canónica, fue declarado culpable de abusos sexuales contra varios menores de edad.

A raíz de esto, el Arzobispado de Santiago indemnizó con $441 millones en total a James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, denunciantes de Karadima, en una decisión que no fue apelada.

El Papa Francisco expulsó a Karadima, ocho años después de haberse dado a conocer las denuncias realizadas contra el exsacerdote, uno de los más de 200 acusados de pedofilia en el país.

Lo de Karadima es un caso emblemático en todas las denuncias que han surgido sobre sacerdotes y religiosos que han cometido abusos, sobre todo por su posición entre los sectores acomodados de la capital y porque fue formador de varios curas que luego tomaron puestos de poder dentro de la Iglesia.

«Karadima era un eslabón más en esta cultura de perversión y encubrimiento en la iglesia»

A través de un comunicado, James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, se refirireron al deceso del exsacerdorte.

«Ha muerto Fernando Karadima, exsacerdote católico que abusó sexual y espiritualmente de muchas personas, entre ellas, nosotros», señala el texto compartido en redes sociales.

Asimismo, agregaron que «todo lo que teníamos que decir de Karadima está dicho. Él era un eslabón más en esta cultura de perversión y encubrimiento en la iglesia».

«Nosotros estamos en paz y solo nos mueve seguir luchando para que estos crímenes no vuelvan a pasar y por tantas personas que lo han vivido y que aún no tienen justicia», finalizaron.

Además, Murillo señaló: «Un abrazo a las víctimas que aún no encuentran justicia, o no la encontraron durante su vida.  Espero que nadie tenga que sufrir abuso ni la colusión de poderes que bloquean la voz de las víctimas».

Murió sin pisar la cárcel

Tras darse a conocer la noticia del fallecimiento de Karadima, la ciudadanía se manifestó en redes sociales, en el que recordaron los crímenes realizados por el exsacerdote.

De igual forma, repudiaron que nunca hubiese estado preso por los crímenes de abuso sexual cometidos.


Comparte 👍

Comenta 💬