Le quemaron el auto:

Nuevo atentado contra defensora del agua en Petorca

Tras una seguidilla de amenazas y hostigamiento el vehículo de Verónica Vilches, presidenta de Modatima en Petorca, fue incendiado por desconocidos. Pese a las denuncias, la PDI ha ha intervenido sólo para detener a Verónica sin orden de un fiscal. Verónica ha molestado con sus denuncias la industria de la palta que ha secado los ríos de la zona. Mientras sólo un palto precisa de 600 litros de agua a la semana, los habitantes de Cabildo acceden a un límite diario de 20 litros por persona.

Por Mauricio

0 0


La madrugada de este sábado desconocidos incendiaron un automóvil que se encontraba estacionado afuera de la casa de Verónica Vilches. El hecho es la culminación de una serie de amenazas contra la dirigenta local que lucha por el agua contra las plantaciones de paltas.

Verónica es presidenta de Modatima y una reconocida activista medioambiental por el agua en Petorca, Región de Valparaíso. Fue electa además por sus vecinos como presidenta del sistema de Agua Potable Rural (APR) de Cabildo, comuna al interior de la Quinta Región donde siempre ha vivido.

En una entrevista concedida recientemente al portal de Terram, Verónica contó que en su infancia era común ver el río Ligua corriendo por la región. Los campesinos hacían canales de regadío y se repartían el agua. También la activista ambiental recuerda que junto a sus padres sembraban papas, maíz, trigo, cebollas, choclos, zapallos, perejil y cilantro, además de la existencia de árboles frutales en el pueblo, como nogales y almendros.

En la zona también los campesinos disponían de norias y pozos para abastecerse de agua, la que así nunca faltó a lo largo del año, pese a la época de sequia larga del verano.

Imagen del automóvil estacionado afuera de casa de Verónica incendiándose la noche del viernes

Sin embargo, a partir de 1995 según calcula todo cambió para la zona. Terratenientes comenzaron a comprar tierras en los cerros, los que si antes albergaban la típica vegetación de las montañas de la zona central de Chile, principalmente arbustos y plantas menores; comenzaron a albergar frondosos paltos para la incipiente industria del aguacate.

La deliciosa palta se transformó así en la perdición del valle del río Petorca y alrededores. Cada palto precisa de 600 litros de agua a la semana.

«Con la llegada de los terratenientes a nosotros se nos empezó a desaparecer el agua»- comentó en la oportunidad Verónica.

“No es sequía, es saqueo. Al río lo han descuartizado, lo han violado, lo han destruido de tal forma que perdimos hasta el agua subterránea”- sostuvo.

AMENAZAS CONSTANTES

Desde hace 12 años que el agua es llevada por la municipalidad de Cabildo en camiones aljibe, los que reparten 20 mil litros diarios para unas mil personas del comité de APR del que es presidenta.

Verónica Vilches

El agua es almacenada en un estanque arriba del cerro, desde donde es distribuido a las familias. «Todos sacan su cantidad y no pueden pasar el límite para que todos tengamos agua»- comentó en la ooprtunidad.

Ante la grave crisis hídrica y frente al silencio de muchos en la comunidad de Cabildo que comenzaron a trabajar en las plantaciones de palta, Verónica se sumó al movimiento del actual gobernador electo de Valparaíso, Rodrigo Mundaca.

Al comenzar los reclamos ante las autoridades y la lucha para terminar con la insustentable industria de la palta, Verónica comenzó a ser hostigada y recibir amenazas.

En una ocasión le gritaron desde un auto en marcha: «Concha de tu madre, te vamos a matar, déjate de hueviar por el agua.

En la entrevista también Verónica contó que además de las amenazas de desconocidos, ha sido acosada por la PDI, quien la fue a detener sin orden alguna emitida por un fiscal. Según contó “ha sido muy difícil porque hablar de agua es ser ecoterroristas, verdes pintados de rojo… nos han dicho de todo, nos han calumniado. Me han ofrecido autos, millones; no he aceptado. Pero también me han apedreado la casa, han llegado vehículos extraños a mi hogar, en agosto del 2017 vino la PDI a detenerme por una orden de Fiscalía que jamás fue dada. Recibo llamados de teléfono diciendo que son carabineros que necesitan ubicarme, he tenido intentos de atropello… he pasado de todo. En Chile, el poder es poder”.

El pasado 7 de junio los muros de la oficina del Comité de APR de Cabildo, dirigido por Verónica, fueron rayados con la frase “Muerte a Verónica Vilches”.

Casi un mes después, el 2 de julio, recibió nuevas amenazas de muerte a través de rayados en los muros de su casa. En la ocasión, individuos también desconocidos entraron a su parcela en Cabildo y rayaron con esmalte rojo: “Muerte Verónica Vilches”.

La noche reciente fue incendiado el auto estacionado en la puerta de su casa.

Los hechos ocurrieron pese a que Mundaca anunciara la presentación de un recurso de amparo preventivo en favor de Verónica.

El Ciudadano


Comparte 👍

Comenta 💬