Buscan promover las relaciones sanas

ONG Parejas sin Violencia: «La violencia en el pololeo es bidireccional, pero las mujeres son las que mueren»

La directora de la organización, Mariana Madariaga, se refirió a casos como el de Antonia que perdió la vida cayendo desde el piso 13 de un edificio, cuando sostenía una fuerte discusión con su ex pareja. La legislación en nuestro país aún no tipifica este tipo de violencia como figura legal, por lo que no tiene mayores condenas .

En el marco de la celebración del Día de los Enamorados, el llamado a la prevención y denuncia de la violencia en el pololeo se hace más fuerte. Durante estos días hemos conocido un nuevo caso de maltrato. Antonia Garros murió el martes 7 de febrero en circunstancias que aún no se han aclarado, aunque lo cierto es que cayó desde el piso 13 cuando discutía fuertemente con su ex pareja, Andrés Larraín, de quien ahora se desconoce su paradero.

Foto: Globovisión

Foto: Globovisión

La ONG Parejas sin Violencia ha realizado diferentes campañas para que tanto mujeres como hombres sepan cómo distinguir una relación sana de una que puede terminar con graves consecuencias. Mariana Madariaga es periodista y directora de la organización, y ha trabajado activamente realizando charlas, talleres y peticiones para que se cree una ley que resguarde la integridad de las personas que pasan por situaciones de maltrato en el pololeo.

En conversación con El Ciudadano, señala que «nosotros fomentamos las relaciones sanas, una relación en la que ambos se comunican, se respetan, que está fundada en la tolerancia; una relación sana es en la que no se impone uno sobre otro, sino que al contrario, ambos son partner y en el fondo son amigos».

Actualmente, la Ley de Violencia Intrafamiliar no contempla el maltrato que puede ocurrir en una relación en la que no hay hijos de por medio y tampoco convivencia. Estos requisitos producen un vacío legal en que las personas violentadas en el pololeo no pueden recurrir a la justicia bajo esa figura cuando sufren, por ejemplo, acoso de una ex pareja.

Violencia bidireccional

«Hace poco un varón nos escribió porque no sabe qué hacer para poder alejar a una ex polola que lo está acosando, hay un vacío legal tremendo. Ya ves lo que pasó con Antonia, ella tenía toda una red de protección, tenía una denuncia en tribunales y así y todo como la violencia en el pololeo no está penalizada, no se persiguen las causas de manera judicial y queda todo ahí, por eso estamos pidiendo al gobierno que acelere este tema del proyecto de ley», comenta Madariaga

La ONG realizó una gráfica en la que categorizaron los niveles de violencia que puede vivir una persona en el pololeo, de manera tal que los jóvenes se puedan dar cuenta si están sufriendo maltratos y no le han tomado el peso a la situación.

NIEVEL PIEZA OK

«Los varones también son víctimas de violencia, sobre todo psicológica, en el pololeo es súper complejo porque nosotros vemos la violencia absolutamente bidireccional, no solamente de hombres hacia mujeres, sino que también vemos de mujeres hacia hombres. La diferencia está en que las personas que mueren son mujeres en este caso», explica la directora de la ONG.

«Llevo un año tratando de entrar a los colegios de varones, como el Instituto Nacional y el INBA. Fui al Nacional, me entrevistaron y les expliqué de qué se trataba nuestro taller de capacitación, que en el fondo era hablar sobre la violencia en el pololeo, pero todavía estoy esperando. Hay un pre concepto social de que es un tema de mujeres, que no es un tema social ni de varones, nosotros les decimos que la violencia contra la mujer también es un tema de los varones», declara Madariaga. 

Vacío legal

La Ley de Violencia Intrafamiliar se ha ido perfeccionando en el tiempo, sin embargo, aún no incluye una tipificación específica para la violencia en el pololeo, siendo que según datos de la ONG Parejas sin Violencia, el 10% de las mujeres que ha muerto en manos de sus parejas, ha sido en el contexto de una relación de pololeo actual o pasado.

violencia-en-las-parejas-adolescentes

Foto: Almudena Seguros

El hecho de que no exista una figura legal para estos casos «trae consigo penas bajísimas, incluso sólo multas, lo que genera una inseguridad en las mujeres agredidas, incluso en desistir a hacer la denuncia. El agresor queda libre y no es sometido a ningún tratamiento sicológico”, asegura Madariaga.

La periodista agrega que «además de las sanciones, lo central del proyecto de ley sobre violencia en el pololeo, es que obligará a las autoridades a diseñar e implementar programas de prevención en esta materia. Es necesario, dada nuestra experiencia en terreno, capacitar a hombres y mujeres sobre la violencia en la pareja desde el aula, a través de programas en colegios, centros técnicos, institutos, universidades, etcétera”.

Hasta ahora se han presentado dos proyectos de ley para sancionar este tipo de hechos. Uno fue presentado durante el gobierno de Sebastián Piñera y otro por la presidenta Bachelet.

«Pero este proyecto en que se apruebe, si sacamos la cuenta, van a pasar dos años más. Entonces, ¿cuáles son las medidas a corto plazo? Eso es lo que estamos pidiendo al gobierno, para abordar la violencia en el pololeo», apunta Mariana.

«Al no tener una ley que incluya a los pololos, quedan absolutamente desprotegidos, tanto mujeres, que en este caso son las que están muriendo, como los hombres. Según nuestras cifras en un año mueren entre cuatro y cinco mujeres por violencia en el pololeo. El Ministerio de la Mujer y Equidad de Género sólo cuenta las muertes de mujeres en el contexto que consigna la ley y deja a las demás fuera», finaliza la directora de Parejas sin Violencia.

Compártelo

Comentarios