Busca en El Ciudadano

Organizaciones y vecinos de Viña del Mar se manifestaron contra plan regulador que favorece a inmobiliarias

Frente la nula respuesta de la municipalidad, agrupaciones de vecinos y organizaciones se reunieron para denunciar la serie de irregularidades del Plan Regulador Comunal, que implican un serio daño ambiental, patrimonial y la ejecución de un proyecto que pretende apropiarse de los bienes inmuebles de las y los vecinos de 11 Norte, 15 Norte y Santa Inés.

Organizaciones y vecinos de Viña del Mar se manifestaron contra plan regulador que favorece a inmobiliarias

Autor: Valentina Benito
28/01/2021

Organizaciones medioambientales y vecinos se manifestaron durante el mediodía de este jueves para denunciar una serie de irregularidades que han ido en desmedro de la ciudadanía, y para exigir a la Secretaría de Planificación Urbana de la Municipalidad (Secpla) y a la Conaf acciones concretas frente a un Plan Regulador Comunal (PRC) que ha implicado irregularidades.

Al respecto, Gonzalo Pavez, integrante de Un Parque para Las Salinas explicó que los problemas en torno al Plan Regulador corresponden a que éste ha dejado de lado a la ciudadanía, favoreciendo sólo a las inmobiliarias.

“Estamos denunciando un proceso de participación ciudadana del Plan Regulador Comunal de Viña del Mar, totalmente irregular, donde los deseos y la ciudad que las comunidades visualizan a futuro ha quedado atrás de los intereses de la inmobiliaria”, afirmó en sus declaraciones a El Ciudadano.

Las organizaciones participantes corresponden a Corporación Pro Defensa del Patrimonio Histórico y Cultural de Viña del Mar, Coordinadora de Vecinos y Vecinas de Canal Beagle, Agrupación 14 Asientos, Un Parque para Las Salinas, Olivar Ecorganizado, Vecinos no al proyecto extensión 6 Oriente, Vecinos No al Mall Agua Santa, Fundación Parque Kan Kan, Villa Hermosa Nativa, Corporación Pulmón Verde de Reñaca Alto, Salvemos el Bosque de Santa Julia, Salvemos el Bosque de Reñaca, Paso Hondo Nativo, Fundación por un Chile Socio Cultural y Sustentable, y Parque Quebrada Villa Dulce.

Imagen de la manifestación de 28 de enero: Victor Fernández, periódico El Irreverente

“Nos reunimos cerca de 15 organizaciones ambientales que llevan conflictos socioambientales para solicitar que el proceso de participación ciudadana se realice nuevamente en la nueva alcaldía posterior a la elección de alcalde y concejales del 11 de abril”, informó Pavez.

El proyecto Prolongación 6 Oriente

Uno de los puntos seriamente cuestionados por la comunidad corresponde al proyecto Prolongación 6 Oriente, el cual de acuerdo con lo denunciado por la Agrupación NO al Proyecto 6 Oriente, éste implica la apropiación de bienes inmuebles de los vecinos de 11 Norte, 15 Norte y Santa Inés, a través de “un acto expropiatorio que no está amparado por una declaratoria de utilidad pública vigente”.

El proyecto ha sido tramado desde 2002 por la municipalidad en “complicidad con el Servicio de Vivienda y Urbanización (SERVIU), el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Obras Públicas”, a espaldas de las y los vecinos, quienes tomaron conocimiento de éste casi dos décadas más tarde.

El cuestionado megaproyecto contempla la construcción de una carretera de cuatro pistas y 1,1 kilómetros de largo, que abarcaría todo 6 Oriente, entre 11 y 15 Norte, y que se extendería hasta Av. Alessandri, por detrás del Mall Espacio Urbano, conectando además con 18 Norte. Esto implicó alrededor de $10.300 millones en 2002, suma financiada por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), fondos Ministerio de Vivienda y de la “Ley Espejo Transantiago”, a los cuales postuló la alcaldesa Virginia Reginato (UDI).

NO al proyecto 6 oriente, que reúne a vecinos de 11 norte, Rojas Trigo, Feria 15 norte, Condominio Ossa St Marie, Población Gratry y Condómino Fabiola de Alessandri, denunció a través de un comunicado que, para la comunidad, se trata de un “acto siniestro por parte de la autoridad, pues los vecinos serán expropiados y casi expulsados del barrio estando en la indefensión absoluta”.

“Lo primero es tener en cuenta que este proyecto se origina en un municipio corrupto con una pésima y dudosa gestión en los últimos años, que ha favorecido el lobby inmobiliario y el interés privado por sobre el bienestar de los ciudadanos. Que ha otorgado permisos para la edificación de 5 mall en una zona residencial e histórica como es el barrio de 15 norte (antigua población Vergara), abandonado totalmente por la autoridad.”, expresó la agrupación.

Además, advirtieron que no existe claridad en el propósito del proyecto, el cual inicialmente era mejorar la conectividad hacia Glorias Navales y Reñaca Alto, pues después se informó que estaba destinado a agilizar el desplazamiento de la gente de Forestal a 15 Norte.

“Comenzamos a sospechar que el propósito es otro, uno que forma parte de un diseño de ciudad excluyente y segregador que destruye el patrimonio, y que reemplaza no sólo casas sino también habitantes. Que privilegia a los grandes empresarios privados por sobre los ciudadanos. Como vecinos del sector, nos oponemos a que este proyecto se siga desarrollando en los tiempos y plazos que el SERVIU tiene presupuestado”, aseveraron.

Algo que agrava la situación aún más, corresponde a que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) emanó el Decreto Exento N° 34 de expropiación, publicado el 2 de septiembre, en pleno contexto de pandemia.

El documento dictaminó que serán 22 las personas y entidades sociales y comerciales a las que se les expropiará parte de su suelo y/o construcciones, que van desde casas a estacionamientos, con 13.641 m2 de suelo y 6.845 m2 de construcciones involucradas.

A raíz de esto, en el mismo comunicado, las y los vecinos expresaron que no comprenden que se haya publicado un decreto expropiatorio en plena pandemia y que “el Ministerio de Desarrollo Social (MDSF) haya aprobado un proyecto en cuya evaluación de costos y beneficios no se ha considerado en absoluto a las personas”.

A estas críticas se sumó el ingeniero e integrante de Un Parque para Las Salinas, Pablo Roncagliolo, quien en una columna de opinión publicada en El Mercurio, calificó el proyecto como «obsoleto» y señaló que carece de sustento técnico y social.

«No se entiende el proyecto 6 oriente, justo cuando hemos aprendido que las ciudades no pueden ser gobernadas por las inmobiliarias, cuando vemos la importancia de los barrios tradicionales, del almacén de la esquina, decías áreas verdes, de los humedales urbanos y del poco bosque nativo que nos queda», expresó.

El impacto medioambiental del proyecto y el PRC

En suma a esto, Pavez comentó a El Ciudadano que uno de los problemas transversales que tienen las organizaciones en torno al Plan Regulador, corresponde a que éste “permite la destrucción de suelos de área verde para la construcción de megaproyectos inmobiliarios”.

Lo anterior ha implicado la tala de bosques nativos de Viña del Mar, gracias a permisos otorgados por la Conaf, los cuales han afectado a zonas como Bosque de Reñaca, El Olivar y Canal Beagle.

Imagen de la manifestación de 28 de enero: Victor Fernández, periódico El Irreverente

En esta misma línea, en el comunicado publicado por vecinos de la agrupación NO al proyecto 6 Oriente, denunciaron la falta de estudios medioambientales que tomen en cuenta las áreas naturales que se verán afectadas, así como también la salud de las personas de la zona.

“Tampoco existe un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) teniendo en cuenta el área de influencia del proyecto, así como el impacto a la salud de las personas afectadas y el área natural (ladera) por donde pasará la mencionada carretera, no tomando en cuenta Matriz ambiental y el patrimonio social existente.”, advirtieron.

Nula respuesta de la municipalidad

A pesar de la serie de manifestaciones por parte de las organizaciones participantes que no solamente se dieron durante esta mañana, sino desde hace meses, las autoridades municipales y la alcaldesa aún no se han pronunciado con soluciones concretas al respecto.

Imagen de la manifestación de 28 de enero: Victor Fernández, periódico El Irreverente

Pavez afirmó que la municipalidad no ha dado respuestas a las demandas, y que sólo han “tenido una conducta proinmobiliaria”.

“El régimen municipal de Virginia Reginato (UDI) ha tenido como gran resultado la destrucción del patrimonio urbano y natural de Viña del Mar en privilegio de las inmobiliarias”, aseguró.


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados