La víctima recibió un disparo en la cabeza, estuvo en coma y en riesgo vital

PDI descubre montaje de Carabineros en baleo a joven en Recoleta

Con las nuevas pruebas se desmonta la versión de intento de asalto y queda demostrado un homicidio frustrado

Policía de Investigación Chile

La Brigada Investigadora de Robos Centro Norte de la PDI ( Policía de Investigación) desmanteló un montaje de Carabineros, para inculpar a un joven de nacionalidad peruana baleado por un efectivo en las cercanías de Cerro Blanco, en Recoleta, en Santiago de Chile.

Los hechos ocurrieron el 19 de abril, por la noche, cuando en pleno horario de toque de queda, el cabo Jorge Ulloa le disparó en la cabeza a Yefri Figueroa.

La versión oficial fue que repelió un intento de asalto, mientras que la investigación la llevó adelante la Sección de Investigación Policial de Carabineros (SIP) de la misma 6ª Comisaría de Recoleta a la que pertenecía Ulloa.

Ciper Chile reveló, este martes 13 de octubre, que lo que en realidad sucedió es que Yefri con unos amigos saltaron la reja del Cerro Blanco para compartir unos tragosUlloa junto a otro carabinero, Paulo Del Campo, y dos mujeres civiles, hacían lo mismo a pocos metros, pero a bordo de un automóvil.

Según las acompañantes, en un momento ambos grupos se encontraron y comenzaron a pelear; el expediente judicial que expuso el medio indica que, en medio de la trifulca, Ulloa sacó su pistola y disparó a la cabeza del joven de 20 años.

Del Campo fue testigo de todo, escapó del lugar junto a las mujeres y en el camino, en Santos Dumont con Av. Recoleta, se encontró con la radiopatrulla 5097, conducida por el cabo primero Rodrigo Penela, de la Tenencia El Salto, quien también mintió y propició un cambio en la historia que permitió esclarecer los hechos.

PDI deja en evidencia montaje de Carabineros en baleo a joven en Recoleta: Quedó postrado
Foto: web/referencial.

Figueroa terminó gravemente herido e incluso estuvo mucho tiempo en coma y en riesgo vital. Actualmente, se encuentra en su hogar, postrado y con secuelas psicológicas derivadas del disparo.

Ulloa siempre se mantuvo firme con su versión de intento de asalto, y sus compañeros de la SIP no empadronaron el lugar, ni tomaron declaraciones a testigos, como los guardias del recinto, ni tampoco revisaron cámaras de seguridad aledañas.

Por su parte, la familia de Figueroa presentó una querella luego de conocer el relato de los guardias del cerro, quienes desmintieron totalmente la versión oficial de Carabineros.

La Fiscalía Centro Norte tomó la investigación y fue a través de la intervención de los teléfonos de todos los involucrados que se logró graficar la envergadura del montaje configurado.

El pasado mes de abril, el excabo Jorge Ulloa fue dado de baja por “mala conducta”, porque se comprobó que todo lo que hizo, incluyendo el uso de su arma, fue bajo los efectos del alcohol. En tanto, Paulo Del Campo, también fue dado de baja por encubridor.

Este 9 de octubre la situación cambió por las pruebas presentadas por la PDI y  Ulloa fue formalizado por homicidio frustrado y obstrucción a la justicia, mientras que Del Campo también, pero en calidad de encubridor.

El abogado de la familia de Figueroa, Nicolás Pavez, criticó a Carabineros “esto refleja la absoluta convicción con la que actúa hoy en día Carabineros de Chile. No estoy seguro de que todo el mundo sea consciente de la gravedad de vivir en un país donde ya no podemos confiar en nuestras policías. Sentir que mañana me puede detener un carabinero, y que eso produzca miedo, no seguridad”, declaró a Ciper.

Fuentes: El Desconcierto/Ciper Chile.

Compártelo

Comentarios