Polémica por Hidrógeno Verde: “Promover actividades extractivas no tiene nada de ecológico ni feminista”, señala agrupación desde Magallanes

La Agrupación Ciudadana Ultima Esperanza, señala que “El hidrogeno verde es una nueva forma de extractivismo colonial sobre la que nadie nos ha preguntado a quienes habitamos esta región si lo deseamos”

Por Minga

Publicado en

Actualidad / Chile / Medio Ambiente / Portada

0 0


Ver también

Cuestionamientos a política nacional estratégica de Hidrógeno Verde en Chile / https://www.elciudadano.com/chile/cuestionamientos-a-politica-nacional-estrategica-de-hidrogeno-verde-en-chile/07/11/

Advierten sobre peligros de convertir Magallanes en una gran zona de sacrificio en favor del hidrógeno verde / https://www.elciudadano.com/medio-ambiente/advierten-sobre-peligros-de-convertir-magallanes-en-una-gran-zona-de-sacificio-en-favor-del-hidrogeno-verde/06/04/

El Hidrógeno Verde genera polémica en Magallanes

La Agrupación Ciudadana Ultima Esperanza, exige al gobierno de Gabriel Boric, que asegure la evaluación ambiental de esta megaindustria (hidrógeno verde), que se establezcan lineamiento claros entre seremias y que el SEA “no sea un aprobador de proyectos asustado ante el capital”.

Señala también: “Exigimos se transparente todas las implicancias y proyectos que hasta ahora sospechamos serán presentados de manera fraccionada, que son requisitos fundamentales para que esta industria funcione. Exigimos responsabilidad al gobierno y al presidente que esta es su tierra que tanto uso en propaganda. Sin trabajo territorial respecto de los proyectos productivos el desarrollo sigue siendo tan solo para unos pocos privilegiados a costa de los más vulnerables y la naturaleza”.

Compartimos a continuación nota íntegra desde Magallanes de la Agrupación Ciudadana Ultima Esperanza:

Promover actividades extractivas no tiene nada de ecológico ni feminista

En Magallanes crecimos escuchando sobre nuestros anhelos de autonomía, sobre nuestra identidad que nos acercaba a la pampa y no al resto de Chile y sobre la desconexión no tan solo vial, sino que cultural con el resto del país. En esta territoria amplia donde el horizonte es infinito tenemos la tercera reserva de agua dulce del mundo y es la región con menor densidad poblacional del país. En un tiempo pasado esta lejanía de cierta forma nos hacia sentir seguras, hoy en día esa lejanía y grandeza, oculta amenaza y el estado observa y promueve.

El hidrogeno verde es una nueva forma de extractivismo colonial sobre la que nadie nos ha preguntado a quienes habitamos esta región si lo deseamos, nadie nos ha explicado las externalidades negativas y las no bondades y hemos participado de encuestas telefónicas totalmente dirigidas de seguro para argumentar que las y los pobres magallánicos ansiosos de trabajo le dan la bienvenida gustosos al hidrogeno verde. Este gobierno feminista le da la bienvenida a una nueva actividad extractivista que nos relega como mujeres, no crea puestos de trabajo para nosotras y nos sigue confinando a los trabajos domésticos no remunerados, ¿como se es feminista y extractivista a la vez?

¿Qué significa realmente esta mega industria? Llegaron a Magallanes por la disponibilidad de tierras, puesto que sus casi 1800 aerogeneradores proyectados, además de afectar las aves, entre las cuales se encuentran especies en estado de conservación, significa perdida de suelo convertido en bases de cemento que de sumidero de CO2 nada quedará  en contexto de emergencia climática declarada en la región. Declarada populistamente por el intendente Flies ninguna acción concreta para la adaptación en las seremias y reglamentos de servicios del estado ante esta declaración ha hecho ni promovido, palabras vacías e irresponsables.

El hidrogeno verde tan preciado para exportación implica megapuertos no vistos aun en Magallanes, que se jacta de ser la puerta de entrada a la antártica y de tener el imponente estrecho de Magallanes donde ya circulan más de 1000 barcos de gran tonelaje anuales. Por si esto fuera poco implica desalinización con las externalidad negativas debido a las aguas residuales devueltas al mar, eso sí por ahora operaran con agua dulce, nuestra agua dulce de pozos profundos tanto o más peligroso.

Socialmente será una catástrofe para la ciudad de Punta Arenas, por la carga de trabajadores que recibirá la región, porque no nos vendan de nuevo la historia del trabajador local, ya que no existe personal capacitado para este tipo de energía y el enfoque es capacitar obreros, seguimos en la misma rueda. Servicios de salud y colegios ya colapsados, además del enorme problema de viviendas. Entonces ¿Dónde está su evaluación socioambiental real? Es evidente que no existe y que esta actividad se proyecta bajo el alero de zona de sacrificio y que la oportunidad de que sea el camino para la transición energética justa y la descarbonización se ha pasado por alto, porque exportarlo para que sus bondades ecológicas lleguen al norte global a costa del sur es historia conocida y sigue siendo lo más relevante.

Exigimos que este gobierno asegure la evaluación ambiental de esta megaindustria, que se establezcan lineamiento claros entre seremias y que el SEA no sea un aprobador de proyectos asustado ante el capital. Exigimos se transparente todas las implicancias y proyectos que hasta ahora sospechamos serán presentados de manera fraccionada, que son requisitos fundamentales para que esta industria funcione. Exigimos responsabilidad al gobierno y al presidente que esta es su tierra que tanto uso en propaganda. Sin trabajo territorial respecto de los proyectos productivos el desarrollo sigue siendo tan solo para unos pocos privilegiados a costa de los más vulnerables y la naturaleza.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬