Por denuncia de abuso sexual: Suspenden a párroco de San Francisco de Mostazal

La Orden Franciscana de Chile informó que tras constatar que hay «verosimilitud» en la denuncia presentada contra el sacerdote Pedro Cisterna Alcaíno, quien ha sido acusado de abuso sexual en contra de un menor de edad, se presentaron los antecedentes del caso al Ministerio Público y se suspendió de sus funciones al religioso, que había asumido como párroco en San Francisco […]

La Orden Franciscana de Chile informó que tras constatar que hay «verosimilitud» en la denuncia presentada contra el sacerdote Pedro Cisterna Alcaíno, quien ha sido acusado de abuso sexual en contra de un menor de edad, se presentaron los antecedentes del caso al Ministerio Público y se suspendió de sus funciones al religioso, que había asumido como párroco en San Francisco de Mostazal.

“Mientras se desarrolle el proceso de investigación canónica, salvada la presunción de inocencia, el hermano se encontrará suspendido de todos sus oficios pastorales y del ejercicio del ministerio sacerdotal, como medida cautelar establecida por la orden”, señala un comunicado publicado en el sitio web de la Iglesia Católica.

Desde la institución religiosa añadieron que en relación al proceso de investigación canónica contra el fraile Arístides Miranda Díaz, acusado de abuso sexual a otro menor, éste sigue adelante en la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, organismo competente para juzgar estas materias.

“No obstante, la orden ha decidido mantener las medidas cautelares de dimisión de su ministerio, a la espera de las conclusiones y resoluciones del organismo canónico”, indicaron en el comunicado, precisando que en este caso, y en el ámbito de la investigación civil, la causa ha sido archivada provisionalmente, según notificó el Ministerio Público a la Orden Franciscana, el martes 9 de abril.

“La Provincia Franciscana en Chile, lamenta profundamente estos hechos, y reitera su compromiso por la búsqueda de la verdad, la defensa de la dignidad humana y la acogida a las víctimas y personas afectadas”, concluye la declaración de la Iglesia.

Compártelo

Comentarios