Reeditan primer y desconocido libro surrealista publicado en Chile

103

la foto (3)

Para hacer presente los dos primeros libros poéticos surrealistas que se hicieron en Chile (en 1940), Hijas de la Memoria y Cataclismo en los Ojos (1942), de Enrique Gómez-Correa (1915-1995), celebrando además el centenario de este olvidado poeta que cumpliría 100 años, se realizará el lanzamiento de la reedición de estas dos obras claves suyas.

Hijas de la Memoria es el primer libro de poemas explícitamente surrealistas publicado en Chile, que inicia la producción del grupo La Mandrágora surgido en el Liceo de Hombres de Talca. La obra está compuesta de cuatro libros, cuyos títulos dan cuenta de que su autor (Enrique Gómez-Correa) escribe con atrevimiento y desfachatez poemas y prosas: Las hijas de la memoria, El arte erótico, La violencia y Rayos X (todos incluidos en este libro).Obra muy desconocida, fue publicada en un muy reducido tiraje en Talca en 1940. Provocará sorpresa en sus lectores.

Cataclismo en los ojos, por su parte, consta de 27 poemas y es parte de los textos surrealistas fundacionales de Chile​. Escrito y auto​editado en 1942 por el poeta Enrique Gómez-Correa, es reeditado por primera vez por Mandrágora Ediciones​,​​ siendo también pieza esencial del rescate de la autooculta obra de este poeta, reconocido como el más importante surrealista sudamericano.

El acto se efectuará el martes 24 de marzo, a las 19:30 hrs., en el Café literario del Parque Bustamante, y contará con magnos presentadores: el premio nacional de Literatura Armando Uribe (en tele-presentación desde su casa), junto a los poetas Erick Pohlhammer y José Ángel Cuevas.

Con esta actividad, Mandrágora Ediciones cierra un primer ciclo de la reedición de seis libros fundamentales de este poeta volcánico, fundador del colectivo La Mandrágora en el Liceo de Hombres de Talca, en la década de 1930, junto a Braulio Arenas y Teófilo Cid.

Relacionado:  Federación de Sindicatos del Metro critica plan de desconfinamiento del Gobierno: Aquí es imposible el distanciamiento físico

El Ciudadano