¿Regreso a clases? Desafíos y nuevos paradigmas de una educación cambiante

Hoy en día la educación está pasando por muchos cambios que están afectando a toda la comunidad escolar, tanto a los maestros, como a los estudiantes, los directivos y los padres y madres de Chile y el mundo

Por Opazo

Publicado en

Chile / Educación

0 0


Hoy en día la educación está pasando por muchos cambios que están afectando a toda la comunidad escolar, tanto a los maestros, como a los estudiantes, los directivos y los padres y madres de Chile y el mundo. Esto ha generado que las personas se vean expuestas a situaciones desafiantes e impensadas, donde ha sido relevante la rapidez en la reacción para adaptarse a esta nueva realidad.

Pasamos de tener una educación donde primaba la certeza y donde se entendía que los niños y niñas de un colegio determinado tendrían condiciones parecidas para trabajar en la sala de clases (los mismos libros, se sentaban en una misma silla, se apoyaban en una misma mesa, y recibían la misma educación del docente).

Hoy en día, las cosas cambiaron y junto con derribarse esas certezas, se han abierto diversas discusiones respecto al futuro de la educación mundial, situación de incertezas que se ha vuelto aún más grave con los números que acompañan este diagnóstico general, donde el estudio del Banco Mundial y el Ministerio de Educación asegurara que los estudiantes perderán el 88% de los aprendizajes correspondientes a un año de estudio.

Ante esto… ¿Se volverá a la sala de clases? ¿Se mantendrá la misma metodología online o cambiaremos la estrategia hacia una metodología mixta?

Según el experto en educación y tecnología de la empresa Colegium, Hugo Martínez, “sin planificarlo y probablemente, sin estar suficientemente preparados, este año se ha vivido la transformación más significativa del sistema escolar a nivel global. Cómo consecuencia de la suspensión de clases presenciales y la necesidad de mantener la actividad escolar en forma remota, se han realizado cambios profundos a la forma como aprendemos y enseñamos. Sin duda, muchas de las innovaciones implementadas durante este periodo se proyectan como recursos o prácticas permanentes.”

En otros casos, se mantendrá la educación a distancia, pero considerando otros paradigmas que llenarán la agenda educativa del futuro y que nacen en base a las nuevas circunstancias que esta pandemia nos ha dejado. Ahora, ¿cuáles son los desafíos que trae esta nueva educación en medio de la pandemia?

Una de las principales interrogantes en este regreso a clases, es el cómo se llevará a cabo el diagnósticos de las habilidades y de los aprendizajes obtenidos en este tiempo. El Ministerio de Educación ha mostrado su preocupación por el tema, creando un plan que incluye la evaluación diagnóstica de los estudiantes. Pero ¿cómo se puede llevar a cabo este proceso?

“Hoy cobra mayor valor agregado el rol facilitador de los recursos digitales en educación, particularmente significativas son las herramientas tecnológicas que permiten realizar diagnósticos oportunos y de forma segura. Debemos apoyar el gran esfuerzo que están llevando a cabo los profesores, poniendo a su disposición instrumentos que potencien esta labor y les entreguen información oportuna para que puedan tomar decisiones pedagógicas respecto a los resultados y generen estrategias para potenciar las capacidades y reforzar los puntos débiles de sus alumnos”, explica Hugo Martínez.

En este punto, Pelusa Orellana, Vicedecana de Investigación de la Facultad de Educación de la Universidad de los Andes, explicó que “la evaluación sin duda es una de las aristas más importantes en el proceso de educar en Pandemia. En el caso particular de la lectura, determinar los avances de los estudiantes resulta crucial para brindar los apoyos necesarios a tiempo. La habilidad de comprensión lectora afecta todos los dominios del aprendizaje, por lo que asegurar que los estudiantes entienden lo que lee es muy importante”.

Además, indicó que “una buena forma de generar un proceso evaluativo exitoso, es utilizando distintas metodologías que permitan despertar la atención de los niños y niñas, por medio de un mecanismo de motivación que no obedezca solamente a las notas. Un ejemplo de esto, es el uso de disertaciones, debates, actividades didácticas, experimentación y utilización de tecnologías, entre otras cosas”.

En consecuencia con lo anterior, otro de los desafíos es el cómo generar metodologías inclusivas, tomando en cuenta que en la encuesta «Docencia durante la crisis sanitaria: la mirada de los docentes», arrojó que un 49% de los docentes encuestados cree que sus estudiantes están aprendiendo, y desde el CEP se afirma que casi la mitad de los escolares a nivel nacional no posee las condiciones adecuadas para el aprendizaje a distancia.

En ese sentido, ¿de qué forma se logrará incluir a todos estudiantes, superando la brecha tecnológica que se ha hecho tan evidente en este último tiempo?

Hugo Martínez explicó que uno de los principales desafíos para lograr superar esta brecha tecnológica, es la innovación. “Muchos de los colegios que hemos entrevistado en los Conversatorios Colegium, se han encontrado con el desafío de que en su misma comunidad escolar hay diversas realidades, muy distintas unas de otras. Han debido, entonces, implementar soluciones diferenciadas para los alumnos que no tienen buena conectividad, para apoyar a docentes que no contaban con conocimientos en el uso de plataformas de aulas virtuales o para incorporar estrategias de vinculación y contención emocional”.

“Otra de las medidas, pero que abarca muchos más beneficios, es la implicación de las familias en el proceso educativo de los hijos, que hoy en día se hace aún más necesario. En ese sentido, el aumento de las comunicaciones escolares (a más de 16 millones según Colegium), es solo un primer paso para la llegada de nuevos paradigmas de trabajo en conjunto. Mientras que el uso de las plataformas tecnológicas, en las distintas realidades, también es parte de lo que hemos podido ver, como el de Actividades Escolares”, concluyó Martínez.

Comentarios