es Spanish

Se acaba el Agua Potable Rural entre Arica y el Biobío: Más de un millón de personas serían afectadas

La actual sequía que está afectando a Chile está impidiendo la recuperación de los pozos que se están secando, señalaron varios alcaldes desde Arica y Parinacota al Biobío, en una nota publicada este lunes por el diario El Mercurio.

Se trata de una zona donde más de 1 millón 100 mil personas se abastecen de agua para el consumo en pozos de sus predios o estanques de sistemas de Agua Potable Rural (APR). En esa línea, de acuerdo al reporte del citado medio, las regiones con más casos son Coquimbo y El Maule.

Recordemos que los sistemas de APR están constituidos por un pozo (profundo) y una red de cañerías que distribuye el agua hasta los arranques domiciliarios. «En pleno invierno estamos repartiendo agua porque la que tienen no es potable o los pozos no dan abasto», dijo al respecto Hugo Gebrier, alcalde de San Carlos, en Ñuble. 

Su par de Santa Bárbara, Daniel Salamanca, agrega que tienen aljibes abasteciendo APR, que debieran producir su propia agua. Esto confirma que los residentes de las zonas rurales son los más golpeados por la «megasequía» que ubica a Chile en el décimoctavo lugar de estrés hídrico en el mapa global de riesgo del agua del Instituto de Recursos Mundiales (WRI), publicado recientemente. 

Tampoco olvidemos que actualmente, dos regiones, Coquimbo y Valparaíso, tienen vigente un decreto de emergencia agrícola, y el Ministerio de Obras Públicas (MOP) analiza nuevas solicitudes. En ese sentido, el director nacional del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), Carlos Recondo, detalló que «en Coquimbo hay una sequía brutal. Los embalses están con harta agua, pero en el secano, donde viven los crianceros, se ha generado una desnutrición gigante del ganado». 

Además, hay otras 400 mil familias en el país que viven «sin acceso a un sistema formal de abastecimiento de agua potable», según una estimación de Indap realizada a partir de datos del último censo. Todo, debido a que la baja densidad poblacional y la alta dispersión los hacen «poco atractivos» para las empresas sanitarias, lo que hace que se multipliquen los APR.

Bernardo Vásquez, alcalde de Pelarco y también presidente de la Asociación de Municipalidades de Maule, afirmó que el próximo verano puede ser «terrible». «Hay muchos sectores rurales sin agua potable. Los APR ya no tienen capacidad», dijo el edil a El Mercurio.

Finalmente, el alcalde de Machalí, José Miguel Urrutia, dijo que «hay comunas donde la gente no encuentra dónde hacer más pozos negros. Pedimos un catastro de comunas sin alcantarillado, especialmente donde hay APR, y cuáles son sus efectos».

Facebook Comments

4,235,161FansMe gusta
163,713SeguidoresSeguir
290,281SeguidoresSeguir
16,454SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -