Dos representantes de los trabajadores fueron atacados

Supervisores de Codelco piden al gobierno aclarar atentados a la seguridad de dirigentes sindicales

Una grave denuncia realizó la Federación de Supervisores del Cobre (FESUC), informando que dos dirigentes sindicales de Codelco han sido objeto de acciones violentas que buscan intimidarlos en el ejercicio de su rol

Por Opazo

Publicado en

Chile / Minería / Sindical / Trabajo

0 0


Una grave denuncia realizó la Federación de Supervisores del Cobre (FESUC), informando que dos dirigentes sindicales de Codelco han sido objeto de acciones violentas que buscan intimidarlos en el ejercicio de su rol.

De acuerdo a la organización, el amedrentamiento fue realizado hacia los dirigentes Ana Catalán, presidenta del sindicato de Profesionales y Analistas de la División Gabriela Mistral de Codelco, y a Miguel Véliz, dirigente del sindicato 3 de Chuquicamata.

El primer caso sucedió la noche del martes 21 de agosto mientras el directorio del sindicato trabajaba en su negociación colectiva, según dieron a conocer públicamente desde la FESUC. En ese momento, indicaron que su presidenta “recibió una llamada anónima con insultos y amenazas hacia su persona en caso de no acceder a los planteamientos de la administración en la negociación”. De esta situación, afirmaron, fueron testigos los dirigentes Patricia Toro y Jerónimo Massardo.

En tanto, el dirigente Véliz, fue atacado la madrugada del miércoles 22 de agosto en su domicilio particular. Desde la FESUC detallaron que “se le dejó una amenaza en una piedra con que rompieron un vidrio de su automóvil”.

Para la Federación, estos hechos reflejan “el interés de amedrentar al conjunto de los trabajadores y trabajadoras y a las organizaciones que los representan, mediante la intimidación y la amenaza cobarde y anónima a la dirigencia sindical de Codelco”.

La solidaridad de los trabajadores no demoró en aparecer, y entre los ejemplos está el respaldo que entregaron desde el Sindicato N°1 de Trabajadores de Minera Escondida: “No nos queda más que repudiar estas acciones vandálicas en contra de las y los dirigentes que defienden los intereses de los trabajadores. Deben saber que frente a estos hechos no estamos indiferentes, pues cuando dañan y/o agreden a nuestros colegas lo hacen en contra de todos nuestros trabajadores y trabajadores que justamente, luchan por sus derechos y en buena lid, en un marco legal regulado y no mediante prácticas cobardes y violentas”.

Desde la FESUC hicieron un llamado “particularmente al Ministerio del Interior, que ha destinado valiosos recursos policiales en la represión del ejercicio del derecho a huelga de trabajadores de la División Andina, para que le otorgue una prioridad y recursos equivalentes a investigar y esclarecer atentados a la seguridad de dirigentes sindicales y sociales en nuestro país”.

Fuente: Sindical

Compártelo

Comentarios