Trabajadores denuncian numerosas prácticas indebidas en farmacias Salcobrand, Cruz Verde y Ahumada

A siete meses del inicio de la pandemia, aún no se han implementado protocolos claros de atención ni procedimientos para encontrar contactos estrechos, señalaron desde la Federación Nacional de Trabajadores de Cadenas de Farmacias de Chile, Fenatrafar.

Por Opazo

Publicado en

Chile / Salud / Sindical / Trabajo

0 0


Este viernes, la Federación Nacional de Trabajadores de Cadenas de Farmacias de Chile (Fenatrafar) acusó procedimientos y prácticas indebidas por parte de las cadenas Salcobrand, Cruz Verde y Ahumada, contra sus trabajadores, en medio de la pandemia por el covid-19.

En el caso de la cadena Salcobrand, el presidente del sindicato n° 2, Mauricio Acevedo, advirtió irregularidades respecto a modificaciones unilaterales de contratos, existiendo amenazas de despido en caso de que los trabajadores no acepten las condiciones, entre las que se encuentran cambios de jornadas y lugares de trabajo, modificación en la estructura de remuneraciones, suma de labores no pactadas y la eliminación de los asistentes de sala, teniendo por ello que realizar, incluso, labores de limpieza.

«Los nuevos contratos abusan de la multifuncionalidad de los auxiliares de farmacias, ya que se les obliga a realizar tareas que no guardan relación con la venta de productos farmacéuticos, sino que ahora se les exige efectuar hasta la limpieza y desinfección de los locales, lo que por seguridad sanitaria debiera estar a cargo de una empresa externa o personal especialmente destinado a esas labores», señalaron en un comunicado.

Mientras, en las cadenas Cruz Verde y Ahumada, denunciaron que los trabajadores de alto riesgo o quienes viven con personas de tales características, han debido mantenerse alejados de su trabajo por riesgos de contagio, pero reciben remuneraciones variables muy bajas, impuestas únicamente a criterio de los empleadores.

Asimismo, en Salcobrand y Cruz Verde, acusaron presiones hacia los funcionarios para conseguir metas, como por ejemplo, que los clientes paguen con la tarjeta de crédito de la farmacia, incentivar a realizar avances en efectivo desde las mismas o vender productos de la marca propia de la empresa.

También, los trabajadores revelaron que a siete meses del inicio de la pandemia, aún no se han implementado protocolos claros de atención ni procedimientos para encontrar contactos estrechos.

«A estas alturas, muchos hemos tenido que costear nuestros propios elementos de seguridad personal, porque hay farmacias que no entregan los suficientes o son de pésima calidad», señalaron desde la organización sindical.

«Creemos que tanto la Dirección del Trabajo y los ministerios de Salud y Trabajo, deben pronunciarse respecto a estos abusos. Entendemos que en tiempos de crisis todos debemos flexibilizar nuestras posiciones, pero ello no puede hacerse bajo amedrentamiento ni a costa de los derechos de los trabajadores», añadieron desde la Federación.

Por su parte, el presidente del sindicato Nº1 de Farmacias Ahumada, agregó que «algunos de nuestros trabajadores son obligados a ejecutar funciones propias de guardias de seguridad, deben hacer el ingreso de los clientes y acompañarlos durante todo el proceso de compra; nosotros no estamos preparados para eso y nos distrae de nuestra real labor, que es asesorar bien a los clientes, que en muchos casos son pacientes».

Finalmente, la presidenta del Sindicato Nº 1de Cruz Verde, Susana González, recomendó volver a los turnos que se implementaron al inicio de la pandemia, cuando existía una rotación de los mismos.

«Sería mucho más seguro trabajar por turnos de cuatro por cuatro, como se hacía al comienzo de la pandemia, y no exponer a todo el personal con asistencia completa, porque los locales no cuentan con espacio suficiente para hacer distanciamiento y se sobrepasa con creces el aforo permitido para evitar contagios», cerró la dirigenta.


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina

Compártelo

Comentarios