Vecinos reportaron nuevos episodios de contaminación en Quintero y Puchuncaví

La mañana del 3 de mayo se reportaron diversas denuncias que apuntaban a malos olores en el ambiente, atribuidas a emanaciones de gases, dejando a los habitantes con náuseas y mareos.

Por Opazo

Publicado en

Chile / Medio Ambiente / Portada / Regiones

0 0


Esta semana, funcionarios y funcionarias del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de la sede regional Valparaíso, se reunieron con diversas organizaciones de la sociedad civil para recoger testimonios sobre los nuevos episodios de contaminación ocurridos entre el 3 y 6 de mayo en Quintero – Puchuncaví.

La mañana del 3 de mayo, se reportaron diversas denuncias que apuntaban a malos olores en el ambiente, atribuidas a emanaciones de gases, dejando a los habitantes con náuseas y mareos. Las organizaciones sociales manifestaron especial preocupación por las consecuencias que estos eventos puedan tener en la salud de los niños y niñas, situación que ameritó la fiscalización en terreno de la Superintendencia de Medio Ambiente.

Por otra parte, la playa de Ventanas registró un nuevo varamiento de carbón en el sector de la comuna de Puchuncaví. Este sería un nuevo episodio que constituye hechos consecutivos ocurridos en esa semana y donde los habitantes de la zona pudieron percatarse que un polvillo negro cubría gran parte de la superficie de la playa y que se encuentra en diferentes registros fotográficos captado por los habitantes, pudiendo ver como este material está presente en la superficie del balneario. Solo este año ya suman 50 varamientos de carbón, y 6 seguidos en los últimos días.

Recordemos que el 28 de mayo de 2019, la Corte Suprema, en un fallo calificado como histórico reconoció la existencia de diversas vulneraciones de derechos de los habitantes de esas localidades, y ordenó al Estado de Chile la implementación de 14 medidas para enfrentar la grave crisis de contaminación que por años afecta a las comunas de Quintero y Puchuncaví.

Dentro de ellas, está el determinar las fuentes y responsables de la crisis de contaminación ocurrida en 2018, situación por la cual el Instituto Nacional de Derechos Humanos presentó un recurso de protección, el que fue acogido y fallado favorablemente por el máximo tribunal del país.

En ese sentido, las organizaciones manifestaron que, a casi dos años de la sentencia de la Corte Suprema, aún no hay claridad de las causas de la contaminación del año 2018, y hay pocos avances en el cumplimiento de la sentencia.

Compártelo

Comentarios