es Spanish

Reorganizaron sus átomos

Científicos logran crear un nuevo tipo de oro bajo condiciones extremas

Los investigadores consiguieron que el oro se derritiera al someterlo a una presión de más de 250 gigapascales.

Según un nuevo estudio realizado por un grupo de científicos estadounidenses el oro puede reorganizar sus átomos y formar una nueva estructura bajo condiciones extremas.

Los investigadores del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore y la Carnegie Institution for Science utilizaron un láser de alta energía para calentar el oro hasta temperaturas extremas y someterlo a presiones próximas a las que se registran en el centro de la Tierra, reseña el portal Sputik.

Anteriormente existía la creencia que el oro solo podía formar una estructura cristalina, llamada cúbico centrado en las caras en la que los átomos se ubican en cada cara y ángulo.

Resultado de imagen para oro  rayo laser
El oro puede reorganizar sus átomos y formar una nueva estructura bajo condiciones extremas. Foto web.

«Gracias a su estabilidad, el metal amarillo ha sido considerado durante un tiempo como un tipo de estándar para los experimentos, cuyo objetivo era calcular la alta presión. Sin embargo, todas las investigaciones anteriores conducidas en oro involucraron una lenta compresión a temperaturas bajas», reseña Sputnik.

Durante el nuevo experimento el investigador principal Richard Briggs y su equipo ubicaron un pequeño trozo de plástico frente a un pedazo de oro y le dispararon con un láser de alta energía y le colocaron rayos X.

Resultado de imagen para oro nuevo rayo laser
Durante el estudio, el oro fue sometido a un rayo láser de alta energía. Foto web

«Las ondas de choque hicieron que el metal se calentara extremadamente rápido, en cuestión de varios nanosegundos», indicó Sputnik.

Como resultado, el oro formó otra estructura cristalina llamada cúbico centrado en la que los átomos se colocaron en cada ángulo y tan solo un átomo se ubicó en su centro. Los científicos estadounidenses descubrieron que el precioso metal empieza a cambiar su forma luego de ser sometido a la presión de unos 220 gigapascales, que supera a la presión atmosférica del planeta Tierra en 2,2 millones de veces.

Además, los investigadores consiguieron que el oro se derritiera al someterlo a una presión de más de 250 gigapascales. Esta presión se acercó a la que puede registrarse en el centro de la Tierra (aproximadamente 330 gigapascales).

Te interesa leer:

Facebook Comments

4,235,889FansMe gusta
164,329SeguidoresSeguir
290,401SeguidoresSeguir
16,462SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

Desarrollan un sensor para medir la salud a través del sudor

Los nuevos dispositivos pueden proporcionar mediciones en tiempo real de la velocidad del sudor, así como de los electrólitos y elementos...
- Advertisment -