es Spanish

De hace 60 millones de años

Descubren nueva especie de pingüino gigante en Nueva Zelanda

El pinguino medía 1,58 metros y que vivió en esta zona entre 66 y 56 millones de años durante la Época del Paleoceno.

Científicos del Instituto de Investigación Senckenberg y el Museo de Historia Natural de Frankfurt, ambos en Alemania, descubrieron una nueva especie de pingüino gigante que vivió en lo que hoy es Nueva Zelanda.

Se trata de un ejemplar de la especie Sphenisciformes que vivió en esta zona entre 66 y 56 millones de años durante la Época del Paleoceno.

Los investigadores lo han llamado Crossvallia waiparensis, y de acuerdo con sus revelaciones éste habría medido aproximadamente 5.2 pies de altura (1,58 metros).

El animal fue tan grande como algunos humanos adultos, y pesaba hasta 176 libras (85 kilos), según un estudio publicado en Alcheringa: An Australasian Journal of Palaeontology.

“Los huesos de las patas de una nueva especie de pingüino de Waipara Greensand se suman a la diversidad de Sphenisciformes de gran tamaño en el Paleoceno de Nueva Zelanda”, describe el estudio.

Este pingüino está representado por los huesos de las piernas de un solo individuo, así como por dos húmero proximales referidos provisionalmente y se asemeja a Crossvallia unienwillia del Paleoceno tardío de la Antártida en tamaño y morfología.

La nueva especie es la quintapublicada del grupo de tallo Sphenisciformes del Waipara Greensand y la cuarta, que ha sido nombrada formalmente.

El animal fue tan grande como algunos humanos adultos, y Pesaba hasta 176 libras, según un estudio publicado en Alcheringa: An Australasian Journal of Palaeontology.

Grandes pinguinos

Las dimensiones del C. waiparensis es, en opinión de los expertos, una de las especies de pingüinos más grandes que se haya conocido y significa que es cómodamente más grande que los pingüinos emperador de hoy, que miden alrededor de 3.9 pies de altura.

Los restos del pingüino gigante fueron descubiertos en 2018 por el paleontólogo aficionado Leigh Love, en un sitio en North Canterbury, una región en la Isla Sur de Nueva Zelanda.

El investigador encontró los huesos de las piernas de un solo individuo, así como algunos posibles huesos de las alas.

Gerald Mayr, del Instituto de Investigación Senckenberg, explicó que es difícil reconstruir la apariencia exacta de la nueva especie.

“Sin embargo, otros pingüinos del Paleoceno tienen picos muy largos, similares a dagas. Por lo tanto, suponemos que la nueva especie también tenía un pico más largo que los pingüinos existentes, lo que probablemente se deba al hecho de que estos primeros pingüinos comían predominantemente peces”, agregó.

Sin duda, la nueva especie es una de las especies de pingüinos fósiles más grandes descritas hasta el momento y uno de los pocos pingüinos gigantes.

El C. waiparensis está representado por un esqueleto parcial, y ciertamente era una especie no voladora con alas parecidas a aletas, que ya alcanzó la posición vertical postura característica de los pingüinos modernos.

A diferencia de la mayoría de los pingüinos modernos, éste “vivía en un ambiente cálido y subtropical (aunque) la glaciación de la Antártida tuvo lugar unos 20 millones de años después y la evolución de los pingüinos no está directamente relacionada con los climas fríos”.

La diversidad de pingüinos a nivel de especie en el Paleoceno de Nueva Zelanda probablemente se acercó a la del grupo de tallos Sphenisciformes del Eoceno de la Isla Seymour (Antártida), de donde se conocen actualmente diez especies.

Descubrimiento de fósiles

En los últimos años, los científicos han descrito varios fósiles de pingüinos nuevos de Waipara Greensand y otras localidades del Paleoceno en Nueva Zelanda. Uno de los más completamente conservados es el holotipo de Sequiwaimanu rosieae de Waipara Greensand, que está representado por un esqueleto parcial que incluye el cráneo y la mayoría de los huesos de las extremidades, excepto el tarsometatarso.

Sin embargo, había pingüinos aún más grandes en el Paleoceno de Nueva Zelanda, que tenían tamaños corporales comparables con los de los conocidos desde hace mucho tiempo.

Tras este descubrimiento, la nueva especie es la segunda especie de pingüino formalmente nombrada del Paleoceno de Nueva Zelanda que claramente supera en tamaño al pingüino emperador (Aptenodytes forsteri ).

En total, cinco especies de Sphenisciformes del grupo de tallo de diferente tamaño ahora se han reportado desde Waipara Greensand, y algunas más aún esperan su descripción.

Por lo tanto, la diversidad de pingüinos a nivel de especie en el Paleoceno de Nueva Zelanda probablemente se acercó a la del grupo de tallos Sphenisciformes del Eoceno de la Isla Seymour (Antártida), de donde se conocen actualmente diez especies.

“También hay más por venir, más fósiles que creemos que representan nuevas especies aún están pendientes de descripción”, dijo en un comunicado Paul Scofield, autor del estudio del Museo de Canterbury.

Los fósiles de Waipara Greensand y Hampden Beach documentan que los pingüinos alcanzaron un tamaño gigante muy temprano en su evolución.

Los investigadores dicen que C. waiparensis es el “pingüino gigante más antiguo y bien representado”. Y el hecho de que se hayan encontrado dos especies de pingüinos gigantes de la época del Paleoceno sugiere que estos animales crecieron a grandes tamaños al principio de su historia evolutiva.

Sigue leyendo:

Facebook Comments

4,250,973FansMe gusta
174,353SeguidoresSeguir
292,294SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -