GoLab: Laboratorio móvil para la sala de clases diseñado en Chile

Un equipo diseñado por investigadores chilenos, integra tecnologías de última generación para mejorar la enseñanza experimental de distintas disciplinas científicas en colegios

Un equipo diseñado por investigadores chilenos, integra tecnologías de última generación para mejorar la enseñanza experimental de distintas disciplinas científicas en colegios. GoLab puede usarse también como un centro de recursos multimediales en el aula e incluye guías experimentales elaboradas con la colaboración de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, UMCE.

Luis San Jorge y Eduardo Madrid, fundadores de la empresa Celestrón, diseñaron el GoLab, un centro móvil de recursos tecnológicos que permite llevar fácilmente un completo laboratorio a la sala de clases. Se trata de un aparato hecho para la enseñanza de las ciencias que integra la práctica experimental, el apoyo multimedial y el soporte computacional.

GoLab llena un vacío educativo en el aprendizajes de las ciencias, al integrar en un solo equipo portátil, distintas tecnologías de última generación para apoyar a la labor educativa, principalmente en disciplinas como biología, química y física. Contiene un set de sensores que junto al avanzado software «Spark vue», ambos fabricados por la estadounidense Pasco Scientifics, los que permiten la adquisición y análisis de datos en tiempo real.

En la práctica ayuda a asociar la teoría con el fenómeno real en forma simultánea,  gracias al desarrollo de una serie de experimentos que posibilitan la comprobación de leyes, comprensión de conceptos, medición de variables como temperatura, posición, velocidad o aceleración, entre muchas otras opciones.

GoLab está pensado para crear un clima de interactividad entre profesor y alumno, de modo que dentro de las actividades diseñadas, no sólo se pueden realizar los experimentos en tiempo real, sino también estimular la indagación, formular y comprobar hipótesis, trabajos en grupos, compartir experiencias y hacer presentaciones interactivas. Y el fin último de promover el criterio científico en los estudiantes. Esto con elementos opcionales como tecleras digitales.

Para ello Golab cuenta con diversas experiencias explicativas. Entre ellas podemos destacar el organismo y el PH, la purificación del agua, el ciclo climático, el conteo de calorías, la respiración celular, la síntesis química, la entropía y entalpía, el calor de reacción, el calor de fusión y vaporización, la titulación ácido-base, la estequiometría, el movimiento en una dimensión, las leyes de Newton, la posición-velocidad y aceleración, la ley de Ohm, la energía y el trabajo, entre muchas otras.

El equipo también dispone de una cámara «ProScope» que, además de ser una WebCam, puede convertirse fácilmente en un microscopio digital con conexión vía puerto USB al PC. GoLab contiene, asimismo, un PC de última generación con sistema operativo Windows, lo que asegura compatibilidad y futuras actualizaciones. Pensando en cubrir todas las posibles necesidades, está dotado de un adaptador WiFi para conectarse a Internet o cualquier red inalámbrica.

GoLab, además, cuenta con toda la tecnología como para que los alumnos se lleven sus datos e informes impresos, en pendrive o sean enviados por e-mail. Algo realmente sorprendente es que las actividades pueden quedar grabadas digitalmente como imágenes o video, material que puede ser re-utilizado por los alumnos o los profesores.

El equipo diseñado por Celestrón incluye teclado y mouse inalámbricos, un sistema audio estéreo, un rack de conexiones y bandejas donde guardar los materiales con seguridad.

“La filosofía del GoLab es que lo único que necesita para ser utilizado en el aula es una toma de corriente normal. Todo lo demás está incluido. Y por eso puede ser usado tanto como centro tecnológico de enseñanza de ciencias, como centro de recursos multimedia”- destacan en Celestrón.

DE ACUERDO A PROGRAMAS EDUCATIVOS

Tal como señalan los expertos, la tecnología por sí sola no basta. Teniendo presente esta situación, el GoLab cuenta con una serie de guías experimentales, que han sido elaboradas en función de los Contenidos Mínimos Obligatorios (C.M.O.) exigidos por el Ministerio de Educación, cubriendo los distintos niveles educacionales desde 7º Básico hasta 4º Medio, de los distintos subsectores de ciencias como también del subsector de Comprensión del Medio Natural.

En la preparación para Chile de estas guías, Celestrón ha venido trabajando junto a la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE). Específicamente ha contado con la colaboración del decano de la Facultad de Ciencias, Juan Vargas y de la profesora del Departamento de Física, Tatiana Urzúa. Ellos se han preocupado de la confección y revisión de estas guías con contenidos estándar.

La versatilidad del GoLab permite adaptarse a las necesidades de cada profesor, lo que demuestra que la creatividad también se relaciona con la capacidad de integrar lo mejor que existe en tecnología, para entregar una solución eficiente y portátil para la educación experimental.

El GoLab puede ser adquirido por cualquier establecimiento educacional a pedido y considera  capitación para aprovechar al máximo sus potencialidades.


El Ciudadano

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬