Por un mundo verde: Sudafricanos fabrican ladrillos con orina humana

Por un mundo verde y ecológico un grupo de investigadores sudafricanos de la Universidad de Ciudad del Cabo fabrican ladrillos con la orina humana a fin de trabajar con materiales de construcción duraderos y menos perjudiciales para el medio ambiente.

Los investigadores esperan que estos «bioladrillos» puedan sustituir a los ladrillos tradicionales de arcilla cocida o cemento.

Los ladrillos grises, que no tienen mal olor, se producen en un laboratorio en un período de ocho días, utilizando orina, calcio, arena y bacterias. Durante el proceso también se producen fertilizantes.

El doctor Dyllon Randall sostiene un ladrillo hecho con orina en un laboratorio de la Universidad de Ciudad del Cabo.Reuters

Los bloques se fabrican utilizando la urea, un químico que se halla naturalmente en la orina y también es sintetizado en todo el mundo para hacer fertilizantes. El proceso de producir ladrillos a partir de la urea ha sido probado en Estados Unidos con soluciones sintéticas, pero los sudafricanos utilizaron orina humana real por primera vez, dijeron los investigadores, reseña Reuters.

“Literalmente, todos los días orinamos esto y lo tiramos a las redes de alcantarillado”, dijo Dyllon Randall, del departamento de ingeniería civil de la Universidad de Ciudad del Cabo y quien participó en el equipo que desarrolló el ladrillo. “¿Por qué no mejor recuperar esto y hacer múltiples productos?”, agregó.

Los bioladrillos son creados a través de un proceso similar al que produce naturalmente los arrecifes de coral. La arena es colonizada con bacterias que producen la enzima ureasa. La enzima descompone la urea en la orina, a la vez que produce la sustancia carbonato de calcio a través de una reacción química compleja.

Se puede producir ladrillos o columnas de cualquier forma. El proceso se realiza en una habitación a temperatura ambiente, lo que reduce el dañino dióxido de carbono que se emite cuando los ladrillos regulares son cocidos en hornos.

Un obstáculo que impide la producción en masa es que los ladrillos utilizan enormes cantidades de orina. Para hacer un bloque se necesitan unos 20 litros de orina, un par de semanas de visitas al baño para un adulto promedio.

“La obtengo del baño de hombres frente al laboratorio. Pongo un pequeño letrero y todos los chicos de la universidad contribuyen a mi investigación”, dijo Suzanne Lambert, quien demostró el concepto de la investigación al fabricar el primer ladrillo.

“Definitivamente, veo su comercialización en una o dos décadas, pero aún hay mucho trabajo de laboratorio que hacer”, agregó.

Los tres primeros ladrillos realizados con este método hasta ahora están expuestos. Se trata de unos bloques grises con una apariencia y peso similares a los ladrillos normales. El material parece de caliza.

Mientras que un ladrillo tradicional se cuece en horno a una temperatura de entre 900 y 1000 ºC (produciendo grandes cantidades de dióxido de carbono), estos nuevos bio-ladrillos se fabrican en moldes a temperatura ambiente. Otra ventaja a nivel medioambiental.

Con información de Reuters, AFP, Agencias

 

Continúa leyendo…

“Mechoneo” a la basura: estudiantes cambian agresiva práctica por elaboración de ecoladrillos

Por un mundo ecológico: Crean barco con basura marina y sandalias recicladas

 

 

4,223,711FansMe gusta
139,968SeguidoresSeguir
289,165SeguidoresSeguir
16,445SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Amnistía Internacional demuestra cómo Estados Unidos lideró masacres en la ciudad...

En la región árabe, la coalición estadounidense llevó a cabo miles de ataques y bombardeos indiscriminados contra la ciudad, sin prestar atención a la vida humana ni a las leyes internacionales.
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -