Consejos para negociar colectivamente

1

Por Wari

Publicado en

Columnas

0 0


1.- La negociación colectiva no es solo una “cuestión de números y artículos de la ley” en la que sus actores principales son profesionales entendidos en la materia, por lo que son ellos los que discuten en representación de trabajadores y empresa.

Al contrario, la negociación colectiva es un proceso complejo en donde lo más importante es el papel que juega el trabajador. Es él quien determina lo que va a solicitar, el que conoce el día a día de la empresa porque es testigo privilegiado de los avances y retrocesos que ésta tiene. Nadie más que él, bien informado y preparado, toma la decisión final en el proceso. Por eso, y sin pretender establecer a priori “los elementos de la negociación” y menos dar por entendido que solo los que aquí se exponen son los que importan, hemos elaborado algunas pautas con aquello que debe ser de manejo de dirigentes y socios en un proceso de negociación colectiva y que complementa lo que ya hemos explicado. Tengan siempre en cuenta que la negociación es un proceso que se debe preparar con tiempo, donde no hay espacio para improvisar. Todas las capacidades del colectivo puestas al servicio de esta causa, una de las más importantes dentro de la gestión del Sindicato, pero no la única.

Siempre hay que tener en cuenta: 

*La fecha en que va a negociar: Si se prepara para presentar proyecto de contrato colectivo por primera vez, fíjese muy bien en el calendario. Debe buscar hacer coincidir el final de la negociación con los momentos más altos de producción o funcionamiento de la empresa. Si ha negociado antes, el proceso se inicia al presentar proyecto entre 60 y 45 días antes del vencimiento del mismo.

*Quienes participan en el proceso: Es importante, antes de la elaboración del proyecto, contar con una completa información de quienes estarán involucrados en la negociación. Se debe tener en cuenta:

Las principales demandas de los trabajadores, el Nº de trabajadores que participan en la negociación, las secciones o lugares de trabajo en que se ubican los trabajadores, el Nº de trabajadores que no participarán en el proceso y en lo posible intentar conocer las razones de esta no participación.

2.- También es bueno manejar antecedentes como edad, sexo, estado civil de los trabajadores, Nº de hijos y edad de estos, nivel de endeudamiento, viven o no en casa propia, tiempo que ocupan para venir al trabajo y el retorno a casa, gasto diario en locomoción, qué peticiones consideran importantes de hacer, otros que puedan considerarse importantes.

Lo ideal es que el Sindicato elabore un cuestionario o encuesta, que pudiera ser respondido con calma por todos los socios, e incluso tratar de conseguir respuestas de quienes no son parte de la organización.

Es bueno repetir este ejercicio cada vez que deba negociar, para actualizar datos.

3.- Otros elementos a tener en cuenta en el trabajo de negociación colectiva son:

*Confección del proyecto: El proyecto de contrato colectivo será inicialmente un borrador que debe contener todas aquellas aspiraciones de los trabajadores, obtenidas de los cuestionarios o encuestas respondidas por los socios. Este borrador debiera ser conocido por cada sección o departamento de trabajo, desde donde saldrán observaciones que permitirán la confección del texto final del proyecto de contrato colectivo, que debe ser ratificado por una amplia mayoría en una asamblea general. El mejor proyecto, es aquel que construyen todos los involucrados.

*Elementos a considerar para hacer un proyecto: Situación económica de la empresa, realidad actual de los trabajadores de la misma -antigüedades, tipo de contrato, hijos en edad escolar, estado civil, sueldos base, bonos y asignaciones, reajustes demandas no satisfechas, gratificación, indemnizaciones, otras -. Es muy útil en esta parte del trabajo disponer de información sobre la realidad de los trabajadores en otras empresas del área económica en que nos desempeñamos, así como del nivel de organización de los mismos.

*Instrumentos (convenios u otros contratos) que existen en la empresa: Aparte del contrato colectivo nuestro, ¿existen otros dentro de la misma empresa? ¿Fueron suscritos con sindicatos o con grupos de trabajadores? ¿A cuántas personas involucran y se mantienen todos en la empresa? ¿La fecha de vencimiento coincide con la nuestra? etc.

4.- *Mecanismos de información y contacto con los trabajadores. Una dura lucha se dará en el área de las comunicaciones. La empresa utiliza a jefaturas y trabajadores despistados para lanzar rumores que confundan a los que negocian. Debemos tomar todas las medidas para mantener plena y regularmente informados a los trabajadores del proceso, utilizando para ello diario mural y/o boletín informativo.

*El cuerpo de delegados será un elemento importante pues es la forma más expedita para llegar a los trabajadores. Para conformarlo se invita a que cada sección designe un representante, los que traspasan a la directiva sindical la percepción de sus compañeros directos y llevan a estos la información que el directorio estime importante difundir. Como no tienen fuero, su trabajo debe ser sigiloso para no exponerlos a represalias futuras. Son también potenciales nuevos dirigentes y deben ser preparados para ello.

Sigamos conociendo de algunos mecanismos a aplicar en la negociación colectiva y que no están en ninguna ley.

5.- *Cómo enfrentar la negociación. Hay que disponer de un instrumento de comunicación entre la comisión negociadora y los trabajadores sobre el avance de las conversaciones. Asambleas regulares o mantener informado a los trabajadores a través de los delegados y reunirse solamente en caso de avances concretos, son dos de los mecanismos que pueden ser usados en esta etapa de la negociación.

Es sabido que en parte importante del proceso la negativa de la empresa a hacer concesiones es casi total, por lo que no se justifica estar citando a la gente después de cada reunión de negociación. Sólo se provocará una baja en el estado de ánimo, mejor hacerlo cuando haya información importante. La experiencia indica que una negociación se abre recién después de votada la huelga y cuando los trabajadores dejan claro, con su actitud, que están dispuestos a hacerla efectiva.

Se debe fomentar la participación activa de los trabajadores en el proceso. No sólo las asambleas deben ser masivas, sino que en estas deben comenzar a prepararse las comisiones de trabajo que estarán trabajando a full al inicio de la negociación. Entre estas comisiones deben considerarse, al menos:

Comunicaciones, propaganda, disciplina, alimentación, solidaridad y finanzas. Todos somos Sindicato, todos negociamos, todos participamos en las comisiones. “No queremos una huelga, pero estaremos preparados para ganarla si llegamos a hacerla efectiva”, debe ser la consigna con la que se trabaje.

6.- *Asesoría. Los trabajadores no deben pagar profesionales para que elaboren y negocien sus demandas. Deben apoyarse en sus pares organizados. El apoyo más importante lo deben recibir de la organización de mayor grado en la que participa el Sindicato. Somos promotores de la necesidad de apoyarse en una organización sindical de nivel mayor para hacer este proceso. Y dejamos claro que apoyarse no significa entregar a otros el trabajo. Nadie más que los que están involucrados resuelven, los asesores apoyan, orientan, no toman decisiones.

La organización de mayor grado debe entregar apoyo jurídico y todo lo necesario para la elaboración final del proyecto, pero éste lo construyen los trabajadores. Debe dar las líneas generales del trabajo de las comisiones y entregar los elementos materiales básicos, en caso de concretarse la huelga.

Para eso es que se le paga una cuota mensual a la organización mayor.

¿Cómo participarán los asesores en el proceso?

Acompañando a los directores sindicales en la mesa de negociación, apoyando el trabajo con la Inspección del Trabajo, manejando con exactitud las fechas de cada uno de los pasos del proceso, opinando en las asambleas para fortalecer los planteamientos de la comisión negociadora. Haciendo las evaluaciones contables de los antecedentes de la empresa, de ser necesario, y explicándolas didácticamente a los dirigentes y la asamblea en caso de ser requeridos.

Nuestra fuerza la Unidad Nuestra meta la Victoria

Por Manuel Ahumada Lillo

Secretario C.G.T. Chile

Publicado originalmente en diario Pulso Sindical.


Comparte 👍

Comenta 💬