El Deterioro ideologizado del neoliberal periodismo chileno

Ver, mirar resulta contraproducente cuando se explicita una violencia verbal y gestual del inusitado periodismo chileno en tanto, ya sabemos demasiado

Por Mauricio

Publicado en

Columnas / Medios

0 0


Ver, mirar resulta contraproducente cuando se explicita una violencia verbal y gestual del inusitado periodismo chileno en tanto, ya sabemos demasiado. La información que tenemos sobrepasa las limitaciones que recibimos, por medio de los elaborados mensajes que a estas alturas pretenden entregarnos.

Agregando además que el periodismo chileno es el gran perdedor a la hora de enviar dardos a sabiendas que hay una gran inclinación de ellos mismos hacia lo que se les ha ordenado.

El people promter el editor como caja de resonancia de la empresa que les ordena. De tal manera que el escenario burdo que nos relata es poco inquietante una narrativa repetitiva floja y perdieron pues el país ha tenido que ingeniárselas en radios comunales.

Si existe todavía un periodismo que no son muchos y aun brillan entregando a mutuo propio, noticias a un país más informado es y resulta penosamente risible estos medios televisivos, tanto que podemos decir al margen de los abultados sueldos que reciben, simplemente, perdió este pobre periodismo entregado a no pensar.

En este Chile, las vamp de la corte del imperio noticioso se visten de gala en las últimas primarias, para asestar golpes y demoler al candidato comunista Daniel Jadue, que ha esquivado como pudo el aluvión no de preguntas sino dardos en forma agresiva con un fin predeterminado buscando un resbalón. Así se pudo leer ese momento, ninguna pregunta interesante o por último crítica a su programa o lo que faltaba en el programa.

Este periodismo engordó y cayó junto con todo lo que lo ha rodeado un falso acontecer que repiten mensajes huecos y torpes.

Junto a las damas de la noche estelar se lucieron con guante de terciopelo la noche los candidatos sin programa sin ninguna exposición que saliera de estos 8 años de gobierno. En realidad se pusieron las pilas rojas, por el nuevo rostro que mostró el candidato Lavin, por el botox en su rostro y su cambio de piel social demócrata. El resto fue un bostezo de estos políticos representantes de los empresarios, no tienen nada que decir, su modelo se los llevó a las pailas.

Bien si en el primer round, no quise referirme al niño Gabriel, es porque siendo joven aun demuestra un sesgo enfático con un programa de gobierno apenas esbozado, no obstante se le nota un deseo irrefrenable de querer ser el futuro gobernante de esta pobre nación.

Entonces quien es el punctum de la imagen? Hay una sentencia china que reza así: Daniel Jadue, el golpe soy yo.

Carmen Berenguer

escritora


Comparte 👍

Comenta 💬