¿#EligeSerTP?

Algunos se habrán percatado que durante los últimos meses en TV abierta se transmite un comercial del Mineduc que invita a los jóvenes a estudiar una carrera técnica. Con lemas como “yo tengo la técnica” y “#EligeSerTP” ofrecen la atractiva oportunidad de ser un técnico profesional. 

Según cifras de esta misma entidad, entre Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica, se alberga a un total de aproximadamente 513.000 alumnos, de ellos, el 83% viene de “contextos de mayor vulnerabilidad”.

Ahora bien, este mensaje no es nuevo. Hace ya varios gobiernos que venimos escuchando que “Chile necesita técnicos” (‘gobiernos’ parece ser una nueva unidad de medición del tiempo).

Llevo seis o más años siendo técnico y algunos menos estudiando una carrera profesional. Durante estos años, caí en lo que considero es la trampa del TP, que no es nada más que ser contratado como técnico, recibiendo un sueldo de técnico, pero haciendo trabajo de “profesional”.

Mi elección por una carrera técnica vino de la necesidad de estudiar una carrera corta que me permitiría tener ingresos para aportar en mi casa, y posteriormente independizarme. Mi familia hizo esfuerzos y mi hermano me ayudó a pagar el técnico en Prevención de Riesgos en un IP (Instituto Profesional) de la V Región.

Estoy segura de que no soy la única que #EligióSerTP bajo la misma necesidad.

Este fenómeno de hacer una pega que no es remunerada ni reconocida como de “profesional”, se acompaña de otra trampa que me parece aún más perversa: si te desempeñas bien en algún trabajo, te dan más trabajo, te asignan más responsabilidades, te exigen mayor liderazgo, bajo la justificación de que eres muy bueno o buena para ese trabajo; es algo así como un castigo al buen desempeño.

Relacionado:  Convivir entre pandemias: violencia contra las mujeres en contextos de cuarentena

Es lamentablemente una obviedad que, en la mayoría de los casos, esto no viene acompañado de aumentos o bonificaciones monetarias.

Muchos pueden ver esto como una oportunidad de aprendizaje y desarrollo, y seguramente lo es, pero aquellas oportunidades deben ir acompañadas de reconocimientos y validaciones que hagan sentir que no es sólo esfuerzo y sacrificio; debe tener implicancias económicas.

Esto está tan arraigado en nuestra cultura, en nuestro lenguaje, en la forma en que los que no podemos pagarnos carreras universitarias o los de “contexto de mayor vulnerabilidad” desarrollamos nuestro trabajo, que hasta el spot comercial de cierto IP dice “estudia, crece, aguántate, esfuérzate”… ¿por qué todo tiene que implicar cierto sufrimiento? Creo que la respuesta la sabemos todos. Tan cliché como puede sonar, el sistema está hecho para que así nos sintamos y nos sometamos. 

Viví de cerca, y conozco testimonios respecto de comentarios como “es sólo técnico” o “sólo estudió en un instituto”. Pues bien, los sólo técnicos están en innumerables organizaciones públicas y privadas sacando adelante gestiones y operatividad en todo el país.

No tengo duda alguna del aporte que los técnicos realizamos a las organizaciones sea cual sea el giro o la naturaleza (pública o privada) y es por ello que me permito defender mi estamento, y emplazar a los empleadores a que asuman, y hagan asumir con responsabilidad y liderazgo el rol de un técnico entre sus trabajadores, reconociendo con todas las herramientas posibles, el valor que implica el conocimiento, el manejo, la resolutividad y la practicidad que nos caracteriza.

Relacionado:  Sobre virus, pandemias y guerra biológica

Por Magda Escobar Haro

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Chile, Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa. *Datos Para Transferencia: Sociedad Periodística El Ciudadano Ltda. RUT. 76080231-K Cuenta Corriente 166-08438-07 Banco de Chile mail: [email protected]

Apóyanos , gracias :)

   Conocer más >
4,317,927FansMe gusta
320,815SeguidoresSeguir
392,911SeguidoresSeguir
17,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Dona a El Ciudadano Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Chile, Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa. *Datos Para Transferencia: Sociedad Periodística El Ciudadano Ltda. RUT. 76080231-K Cuenta Corriente 166-08438-07 Banco de Chile mail: [email protected]

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

   Donar >

#Covid 19 SARS-COV2

Los Más Leídos