La carencia de viviendas en Chile

«Son todo un pueblo de compañeros todos hermanos, cientos de miles por todo Chile, sí, sí sí, que son obreros…»        Viglietti –  Benedetti  1

Por Wari

Publicado en

Columnas

0 0


«Son todo un pueblo de compañeros todos hermanos, cientos de miles por todo Chile, sí, sí sí, que son obreros…»        Viglietti –  Benedetti 

1.- La información entregada sobre el déficit habitacional es contundente. Sin embargo, el gobierno solo se ha limitado a decir que no permitirá más campamentos. Entre el primer gobierno de la derecha en 2010 y éste que está cercano a su término, la carencia de viviendas en Chile se triplicó. Si en 2010 las familias sin vivienda superan las 20.000, hoy ese número aumentó a 81.643 y si la tendencia se mantiene, algunos estudiosos dicen que podría llegar a finales de este año a 100.000 familias. No debe importar si los afectados por esta carencia son chilenos, haitianos, peruanos, ecuatorianos, bolivianos u otra nacionalidad. Son personas que viven en el país, que venden su fuerza de trabajo y tienen pleno derecho, junto a sus familias, a disponer de una vivienda digna, con agua potable, alcantarillado, electricidad y un entorno que incluya locales comerciales y plazas, además de buena iluminación.

El derecho a la vivienda debe estar consagrado absolutamente en la constitución, no como una cuestión genérica o un enunciado sino como una obligación ineludible del Estado, un derecho irrenunciable. Podrán decir lo que quieran, pero que más de 500.000 personas no tengan acceso a la vivienda, es la muestra más clara de que la actual constitución debe ser reemplazada.

2.- A todo ritmo va la denominada guerra de las vacunas en Europa, cada país demanda su cuota, pone condiciones a los laboratorios instalados en sus territorios y poco le importa que otros puedan tener o no acceso a las mismas. Los que tienen mayor caja compran millones y millones de dosis mientras decenas de países totalmente olvidados por la política internacional, esperan que la gestión de la OMS pueda aportarles algunas vacunas para combatir la pandemia. Lo que cada vez es más evidente es que siguen muriendo los más pobres y los viejos, se mantienen funcionando empresas definidas como esenciales y los trabajadores junto a sus familias siguen siendo los primeros afectados. ¿Hasta cuándo?

3.-  El 29 de marzo de 1985, Rafael y Eduardo Vergara Toledo fueron asesinados cobardemente por una patrulla de carabineros y un día después, el 30 de marzo de 1985, fueron encontrados los cuerpos degollados de José Manuel Parada, Manuel Guerrero y Santiago Nattino, crimen del cual también son responsables carabineros. Seres humanos idealistas, en la primera línea de la lucha contra la dictadura, que jamás deben ser olvidados.  Desde nuestra humilde trinchera los saludamos y honramos trabajando duro.

Nuestra fuerza la Unidad Nuestra meta la Victoria

Por Manuel Ahumada Lillo

Secretario CGT Chile

Pulso Sindical 29 de marzo de 2021

Compártelo

Comentarios