es Spanish

Los inocentes sin rostro

Mario BrionesLa información financiera y económica también se comunica con mucha pasión. Algunos argumentos se dan entre irónicos y críticos, en verdad, llevamos muchos años en que la agenda noticiosa habla recurrentemente del tema de las burbujas, incluso hoy mismo, las que parecen incrementarse o bajar según la opinión de algún directivo de la FED, en cuanto a mantener o retirar el estimulo por la compra de deuda hipotecaria y bonos por US$ 85.000 millones mensuales. Ahora la preocupación también se extiende a España por los fondos de renta fija y de acciones que llegan desde los mercados de USA hacia los mercados europeos. La conclusión es que hay efectivamente movimientos desde unos mercados a otros, pero que en opinión de los banqueros, son marginales e inocuos.

Los analistas revisan afanosamente diferentes indicadores, de precios, confianza, inventarios, desocupación, etc., y pareciera que las curvas de los gráficos llegan a un punto donde es inminente una explosión de los mercados que harían entrar al mundo en un nuevo colapso, y todas las miradas se dirigen a Wall Street para empezar a conocer las pérdidas que pudieran hacer tambalear al imperio, obligando al mundo a ingresar al negro túnel de la miseria.

Pero nada de eso ocurre, y los analistas vuelven a devanarse los sesos revisando más datos, nuevas cifras, las formulas de cálculos, los agregados del PIB, etc., de modo que llega el momento en que nada parece explicar lo que ocurre, y entonces se preguntan, ¿dónde está el error?, una pregunta que no tiene respuesta y que hace a la gente reflexionar y observar cómo reflexionan los demás, los países, los continentes y algunos se desconectan.

Es como un acto casi reflejo que recorre a millones de personas en todo el mundo y que los hace exhalar, como Galileo, “Eppur si muove” (y sin embargo se mueve) y ahí están las finanzas. Algunas reflexiones se hacen desde el ámbito político, otras en lo económico, las ciencias, la cultura, son millones a los que debemos llamar “Los Inocentes sin rostro”, que están en todas, partes, jóvenes, viejos, mujeres, estudiantes, blancos, eruditos, negros, amarillos, encapuchados, etc., son personas que creen se puede salir a cazar elefantes armados con un alfiler. Hemos llegado a un punto en que para entender lo que ocurre en la crisis financiera mundial, debemos considerar lo obvio, a los poderosos señores que en EE UU diseñaron una política de relaciones exteriores y de interior, articulada sobre instrumentos financieros, que no son para todos, sino para lograr sus objetivos de grupo.

Permítanme partir con un ejemplo. Recientemente vimos en los noticiarios de la televisión a un grupo de 3 ó 4 policías norteamericanos en el momento que detienen un vehículo con una mujer negra con 4 de sus hijos al interior, de variadas edades incluido un joven de 17 años. La mujer protestaba airadamente por algo que le parecía injusto, lo que provocó en los policías una furia increíble ante tanta falta de respeto, que los motivó a abrir la puerta del vehículo y sacar a la fuerza a la señora, con la intención de lanzarla al suelo y boca abajo proceder a esposarla, que es el método usual de detención en estos casos. Los niños chicos lloraban asustados y fue cuando el joven de 17 años decide salir a proteger a su madre, lo que permitió que ella reingresara al vehículo, ordenándole a su hijo desesperadamente que volviera al auto mientras ve con terror los golpes a su hijo. El joven sube al auto, tras lo cual ella decide irse. En ese momento los policías no pueden creer tanta rebeldía y con las armas ya en la mano, proceden a disparar al auto en movimiento, sin la menor consideración por los niños que iban en el interior, iniciándose una loca persecución con varias patrullas policiales, hasta que fue alcanzada y sometida en el suelo, el fin cumplido. Afortunadamente sin ningún herido a bala en el vehículo, salvo los golpes recibidos.

¿Qué explica todo esto?, sobre todo porque este tipo de conducta policial no es nueva, es un estándar que se observa en todo el accionar de la sociedad norteamericana, desde hace muchos años, incluso está inserta como parte de la cultura de que todos pueden tener armas y ha sido imposible cambiarla, a pesar que de tanto en tanto, graves balaceras se suscitan en universidades, colegios, centros comerciales con muertes y heridos inocentes.

Efectivamente Estados Unidos tiene la tecnología más avanzada del mundo y dispone de una gran imprenta para fabricar dólares a su gusto y más si es necesario. Para tal efecto cuenta con la Reserva Federal (FED), una entidad que no es auditada por nadie y que tiene una estructura de propiedad privada, por consiguiente, rinde cuenta a bancos privados, aunque publican informes y documentos de los cuales tenemos que hacer actos de fe, que son correctos y verdaderos. Es legítimo pensar entonces, ¿qué tan seria es la discusión política entre republicanos y demócratas sobre el techo de la deuda? Miles de millones de dólares se emiten al mercado y no pasa nada, salvo la crisis, pero si ocurre algo, no importa, la pérdida la harán los desterrados del reino, los trabajadores, la gente común y corriente. En Inglaterra ya existe el partido antiinmigración Ukip, y no admitirán nuevos inmigrantes de la comunidad europea, lo que es un indicio de que esperan problemas mayores, a pesar del reclamo de Bruselas.

N. Chomsky dice, “El partido (Republicano) está en servicio permanente para los muy ricos y el sector corporativo. Como no se pueden obtener votos con esa plataforma, se ha visto obligado a movilizar sectores de la sociedad que son extremistas, según las normas mundiales. La locura es la nueva norma entre los miembros del Tea Party y un montón de otras agrupaciones informales”. ”… esos grupos como ariete en el asalto neoliberal contra la población, para privatizar, desregular y poner límites al gobierno, reteniendo a la vez aquellas partes que sirven a la riqueza, como las fuerzas armadas”.

¿Es cierto que son solo US$ 17 millones de millones de dólares la deuda fiscal del gobierno norteamericano? No tenemos manera de saberlo, sin embargo, muchos creen que es solo una parte y que existe una deuda grande, adicional, que no está registrada públicamente y que está ligada al equipamiento militar ultra secreto. Para eso tienen la mayor Bolsa del mundo, Wall Street, los portaviones más grandes, los cohetes nucleares y el ejército más destructivo del Planeta y ahora tienen atrapados a los chinos con los dólares que nadie puede recibir sin desbordar los mercados, US$ 3,3 millones de millones en deuda de bonos del Tesoro y de excedentes del comercio.

Luego surge la pregunta inevitable, ¿para qué todo esto?, ¿Cuál es el mensaje no explícito?, ése cuando invadieron Irak, República Dominicana, Panama, Cuba, etc, y qué relación tiene la actitud de detener a balazos a una madre negra y sus 4 hijos, a los latinos o “hispanos” como los motejan, negros, espaldas mojadas, chinos, y muchas otras etnias. Es la misma política, solo para los “elegidos”, esa que les permite que miles de mujeres blancas o negras, sean violadas por sus propios compañeros de armas en lugares de trabajo o en campañas, sin que se castigue al agresor, porque si el comandante a cargo dice que no existió tal violación, la acusación termina y el caso se cierra. No es posible dudar del alto mando de un endiosado y arrogante comandante militar que se siente “eligido” y dotado de un poder superior para “ordenar” el mundo con misiles, en conformidad a un adoctrinamiento que los forma a temprana edad, apenas ingresan a las academias militares. Para los civiles están las universidades.

Es el mismo mensaje para los civiles, los países o los continentes, Ud. hace lo que yo digo o se muere. “Las acciones estadunidenses son legítimas porque así lo decimos nosotros”. El principio fue enunciado por el estadista Dean Acheson en 1962. El poder militar, policial y la política de Estado son parte de un adoctrinamiento que se ha vuelto una compulsión obsesiva inserta en una cultura donde se valora el sometimiento y la agresión como parte de una competitividad que va dejando un reguero de caídos, que no representa valor alguno, con características dogmáticas y fanáticas muy similar al que se exigía a las tropas de las SS de la Alemania de Hitler. Hoy las víctimas son sus propios ciudadanos, negros, latinos, mujeres, o el caso de la familia negra que fue detenida a balazos por una infracción de tránsito, con mayor razón si son extranjeros indocumentados o países invadidos.

Es una locura de preceptos elevados a la categoría de divinidad que los hace sentirse elegidos dentro del concepto del “excepcionalismo” que excluye al resto del mundo y que incluso lo dice el propio Obama, quizás obligado a establecer conexión con los políticos y con una parte de los ciudadanos, aún cuando la reconciliación con Irán lo está dejando en absoluta soledad, sin apoyos claros ni dentro ni fuera de Estados Unidos, obvio no hay guerra.

La insanía fue inoculada en todo el mundo, incluso en China con su neoliberalismo “Made in China” el que han decidido ampliar, asumiendo la formación de burbujas, los 85 millones de viviendas desocupadas, la crisis de deuda, y la futura especulación financiera cuando abran más el mercado, los mismo vicios del neo liberalismo occidental.

Chile no está exento de esta tragedia, adhirió hace mucho tiempo al neo liberalismo, con un estilo que arrasó en los 70´s y que vemos en los políticos de derecha. En la elección recién pasada, 4 ó 5 candidatos que suponemos tenían cierta sintonía progresista de izquierda no pudieran ponerse de acuerdo para presentar un solo candidato y optaron por ir solos con sus insufribles egos personales. Ellos no están con nadie, pero quieren gobernarlos a todos y eso en política, es imposible. Los que ganaron creen que la derecha perdió y la verdad es que la derecha no ha perdido nada, perdió las elecciones, pero sigue siendo dueña del país, de los bancos, de las empresas, de la prensa, de la minería, del agua, de las fuerzas armadas (a menos que exista un marxista en el ejército), de todo y saben de la disconformidad de los grupos de extrema izquierda para hacer más exigencias y reventar a Bachelet, de lo contrario saldrán a la calle. Más de lo mismo, la renovación de los jóvenes repite la historia con prácticas vieja ya conocidas.

Trabajadores, estudiantes, políticos bien inspirados, mujeres, pobladores, siguen formando parte de los inocentes sin rostros. Algunos son entretenidos para que jueguen a la política del centímetro cuadrado, sin agregar nada inteligente ni organizado para sacar a los verdaderos hombres poderosos, los rufianes que asolan el mundo, y que también se reprodujeron en nuestro país, el Rey a muerto, viva el REY.

Por Mario Briones R.

Facebook Comments

4,249,969FansMe gusta
172,228SeguidoresSeguir
291,850SeguidoresSeguir
16,510SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -