Dignidad Ahora

Mi candidatura anarquista a la presidencia de Chile

Chile vive un proceso revolucionario desde octubre de 2019

Por Wari

Publicado en

Columnas

0 0


Chile vive un proceso revolucionario desde octubre de 2019. El orden neoliberal y machista chileno ha intentado frenarlo por todos los medios a su disposición, desde la burda, sangrienta, asesina, mutiladora y encarceladora represión policial, judicial y militar hasta el show televisivo y el uso de una mortífera pandemia para extender el obvio cuidado de las gentes a un innecesario régimen de encierros y limitaciones sociales que esconden privilegios y arbitrariedades. Esto sin contar los shows mediáticos y noticiosos que intentan reconducir el país a la normalidad preOctubre2019.

El calendario electoral forma parte de ese esfuerzo de las clases privilegiadas de Chile por frenar el proceso revolucionario, mediante la entretención que provoca toda esa escenificación de competencia, disputa, negociación, esperanza y oportunismo que son las votaciones. Algunas veces, muy pocas veces en la historia, alguna elección viene a sellar, a poner los puntos sobre la i revolucionaria de un pueblo. El plebiscito de octubre de 2020 fue uno de estos casos: Chile certificó la muerte de la Constitución de Pinochet, ocurrida exactamente un año antes de ese referéndum.

Entonces es muy justo el temor de la gente realmente movilizada y del pueblo esperanzado de que el proceso revolucionario sea detenido, confundido y desviado mediante la estratagema electoral. Los sucesos dentro de la constituyente aumentan ese temor: en vez de cancelarse a la sobrerrepresentada derecha opusdei, se le da lugar en la mesa coordinadora, excluyendo para ello a la disidencia sexual… el mismo escenario de los últimos 50 años.

Respecto al voto ya expliqué mi posición en una serie de artículos en los cuales expuse el sentido simbólico/político de haber votado por el apruebo en el plebiscito de octubre de 2020[1], con el sentido de poner la lápida final a la ya difunta constitución de Pinochet. Y nada más Después, expliqué cómo la influencia anarquista y antimilitarista era evidente tanto en la derrota del SMO[2] como en todo el proceso constituyente[3] que forma parte del proceso revolucionario que vive Chile desde octubre de 2019.

Más importante aún, he ido dejando claro la necesidad de que la constitución que salga de la constituyente sea un gran Nunca Más[4], en reparación y compromiso de no repetición de todas las violaciones de derechos humanos que los pueblos que hacen a Chile vienen soportando desde octubre de 2019 como respuesta estatal a sus protestas. Esta reparación debe alcanzar además a todo el periodo de 30 años de opresión maquillada que acabaron con la revuelta chilena, inmersa dentro de la primavera andina[5].

Finalmente, ante el pedido de centenas de personas chilenas me vi obligado a presentar mi candidatura anarquista que no está pidiendo a ninguna anarquista votar por mí, porque para ganar se necesitan los votos de millones de personas y esas millones de personas, a las cuales hasta ahora se ha hecho todo lo posible para excluirlas de la participación política, no se definen como anarquistas, aunque su impulso es totalmente anárquico (hablé de eso en el texto sobre la influencia anarquista en el proceso constituyente) así que entiendo mi candidatura como un modo estratégico de dar continuidad al proceso revolucionario en un ámbito hecho, justamente, para frenar, acabar, liquidar, normalizar cualquier proceso rebelde, contranormativo, disruptivo o revolucionario como el que vive Chile desde octubre de 2019: el sistema electoral y la elección presidencial en particular.

Por Pelao Carvallo

Candidato anarquista a la presidencia de Chile, julio de 2021


[1] https://www.elciudadano.com/columnas/votes-o-no-votes/09/27/

[2] https://www.clacso.org/la-revuelta-social-contra-el-servicio-militar/

[3] https://www.clacso.org/la-influencia-anarquista-en-constituyente-en-chile-analisis-con-ojos-acratas/

[4] https://www.elciudadano.com/columnas/una-constitucion-como-un-nunca-mas/07/03/

[5] https://www.clacso.org/la-primavera-andina-florece-en-pandemia/


Comparte 👍

Comenta 💬