SQM: Patricio Contesse habla a cuenta gotas

La historia del financiamiento transversal  efectuada por SQM a políticos, lo cual a la vez incidió abiertamente en el funcionamiento de estructuras de poder, aún no se escribe y se busca que quede sin continuidad, a lo que contribuye la conducta de la Fiscalía Pública y del Servicio de Impuestos Internos. Su exgerente general, Patricio Contesse, recién comienza a entregar testimonios, guardando reiteradamente silencio sobre preguntas que se le efectúan o declarando que otras no las responderá. Insiste en su versión de que  él es el único responsable, con lo cual busca proteger a otros responsables, entre ellos a Julio Ponce Lerou, que sigue siendo el accionista controlador  de la minera no metálica, que vive un período de florecimiento con la explotación de litio. Es sin duda el mayor escándalo conocido, hasta la fecha en el país, de los vínculos ilegales entra la riqueza y el poder político. De allí el cuestionamiento efectuado a la nominación de vicepresidente de la Corfo efectuada por el gobierno que plantea numerosos conflictos de interés. Si se profundiza en la “arista SQM” se llega entre otros nombres al propio presidente Piñera y al ministro de Economía de su primer gobierno Pablo Longueira. Estos antecedentes si se hubiesen utilizados habría permitido que realmente la Cumbre de las Américas efectuada durante abril en Lima, que se convocó con el rimbombante título de Gobernabilidad democrática frente a la corrupción, abordase realmente este tema, dado que como señaló la presidenta de Transparencia Internacional, Delia Ferreira, muchos de los participantes son “acusados o sospechosos de corrupción”.

Luego de dos años guardando silencio en las investigaciones vinculadas a la minera no metálica SQM, su exgerente general Patricio Contesse, imputado por delitos tributarios y sobornos, comenzó a entregar una versión parcial a la Fiscalía, recurriendo en las primeras sesiones de preguntas reiteradamente a la frase “prefiero guardar silencio” o  afirmar “no recuerdo”. Sin embargo, basta lo ya testimoniado para permitir dimensionar la magnitud gigantesca adquirida por el financiamiento desde grandes empresas privadas a políticos, partidos políticos y estructuras de poder. Volviendo a mostrar la gravedad que estas investigaciones hayan sido frenadas tanto por la Fiscalía Nacional, que desempeñó un papel saliente en ponerlo en su período inicial al descubierto, como por el Servicio de Impuestos Internos.

Una afirmación general de Contesse puso al desnudo  nuevamente esta dimensión. “(…)  no solo SQM  –declaró- efectuó aportes a la política de esta forma (boletas y facturas falsas a cambio de servicios que no eran prestados) sino que muchas otras empresas de nuestro país también lo hicieron. Mis abogados me han señalado –agregó- que a lo menos hay 45 otras empresas que están en esta misma situación” (19/04/18). El exgerente general de SQM explicitó que a este fin anualmente se destinaban US$2 millones.

Sin embargo, las investigaciones alcanzaron cierta profundidad solo en tres casos. Penta que fue donde estalló inicialmente el escándalo, usado fundamentalmente como un canal de financiamiento de la UDI. SQM, en la cual a partir de sus declaraciones resulta más increíble que nunca aceptar su afirmación de que “nunca le informó al directorio (…) ni a ningún directivo de la empresa. No lo informé a nadie” (19/04/18). Y Corpesca, la empresa del grupo Angelini, que adquirió una dimensión especial por los escándalos vinculados a la promulgación de la Ley de Pesca durante el primer gobierno de Sebastián Piñera.

Contesse fundamentó el por qué proporcionó este financiamiento con una explicación que constituye una burla para el país. “Mi propósito –dijo- fue hacer ayudas políticas. Porque estimé que era necesario apoyar la actividad política bajo cierto marco que iba más allá del Servel, porque el tiempo del Servel para la actividad política es claramente insuficiente en términos de realidad de esta actividad, la cual permite campañas de solo tres meses y financiamientos durante solo tres meses” (19/04/18). Es decir, debería felicitársele  por su altruismo.

En sus tres primeras declaraciones, Contesse habló detalladamente de pocos casos, mientras muchas otras los escabulló o quedaron pendientes. Existen muchos antecedentes para profundizar en el análisis. Un informe solicitado por la propia SQM al estudio de abogados estadounidenses Shearman & Sterling, analizando los delitos cometidos de acuerdo a la legislación estadounidense de Prácticas Anticorruptas en el Extranjero, que revisó 930.000 documentos de los 3,5 millones que tuvo a su disposición, efectuando además numerosas entrevistas, incluyendo al propio Julio Ponce, no así a Contesse que se negó a hacerlo, estableció que 515 de los 16.906 proveedores podían ser factibles de constituir soborno político. Finalmente elaboró una lista de veinte proveedores top. En el primer lugar figuró Luis Saldías Varas, a quien describe “como excontador de Julio y Eugenio Ponce y representante legal de Inversiones Enjoy”[1]. Dos tema centrales a profundizar son “el vínculo Longueira – Contesse”[2] y “SQM y las empresas de Piñera”[3].  Obviamente, se cuenta además con todos los antecedentes acumulados por la Fiscalía Nacional.

O sea, existen materiales de sobra para una investigación a fondo, esperándose que los  testimonios de Patricio Contesse contribuyan a entregar nuevos antecedentes y se deje de centrar la responsabilidad en el escándalo únicamente en su persona. ¿Lo asumirá Contesse? A petición de la fiscalía la investigación de la causa por cohecho que lo vincula con Pablo Longueira, exministro de Economía de Sebastián Piñera, se postergó hasta fines de mayo. El exgerente general comenzó a entregar la versión sobre su papel en los vínculos de SQM con el medio político, como dejó constancia en su primera comparecencia, con el propósito de conseguir atenuantes destinados a reducir la condena a determinarse. Debe recordarse que en EEUU el Departamento de Justicia gravó a SQM por actos de corrupción sancionados por la ley, mientras tanto en Chile la fiscalía procedió a dar por finalizada la investigación que responsabilizaba a la empresa. Dos conductas marcadamente diferentes.

La relación de Corfo con SQM es de gran importancia, así como un papel en la explotación del Salar de Atacama, donde extraen litio la minera no metálica y la estadounidense Albemarle (ex Rockwood).  Por ello, causó extrañeza y a la vez alarma que se haya designado como vicepresidente de Corfo a Sebastián Sichel, que fuese director ejecutivo de Giro País, empresa que emitió boletas fraudulentas a SQM.  Peor aún, Sichel de otra parte fue asesor de Albemarle a través de su firma “Comunicaciones Paréntesis”, transnacional que ha sido denunciada por el exvicepresidente de Corfo, de haber efectuado operaciones irregulares en precios de transferencias.

Como si ello fuese poco, Rafael Guilisasti es presidente de las sociedades Cascadas de SQM que forman parte del mecanismo de control establecido por Julio Ponce Lerou de SQM.  El vínculo entre Sichel y Guilisasti se produce porque ambos forman parte de Ciudadanos, la organización política creada por Andrés Velasco.  Guilisasti reemplazó al exyerno de Pinochet en la presidencia y directorios de la generalidad de las cascadas en septiembre de 2015, en una decisión que obviamente fue resuelta directamente por el propio directorio al que se ingresó. En definitiva fue nominado para manejar activos controlados por Julio Ponce[4].

“Yo no sé desde cuándo ser amigo mío –comentó Guilisasti- es impedimento para ser vicepresidente ejecutivo de Corfo”.  Es precisamente esta amistad reconocida la que crea el conflicto de interés, dado que Guilisasti forma parte de la estructura de control de SQM que mantiene Julio Ponce.  “Nosotros como Pampa Calichera –agregó el presidente de esta cascada- concurrimos al acuerdo de cambios en el gobierno corporativo de Corfo y accedimos de forma voluntaria a una serie de restricciones que afectaron al controlador y su familia, más restricciones en la forma de designar a nuestros directores”.  Estas restricciones son más aparentes que reales.  La elección del nuevo directorio de SQM lo ratificó, dado que se designó como vicepresidente del organismo a Patricio Contesse Fica, hijo del exgerente general de SQM, formalizado por delitos tributarios y sobornos, y que en los hechos forma parte del equipo de Julio Ponce Lerou.  Finalmente, Rafael Guilisasti valoró el acuerdo SQM-Corfo-Julio Ponce Lerou, que “nos va a tener por mucho tiempo muy contentos como accionistas de SQM” (27/04/18). A pesar de los cuestionamientos públicos a la nominación de Sichel, el ministro de Economía, José Valente, le entregó su total respaldo, no refiriéndose a las críticas efectuadas, minimizando los conflictos abiertos de intereses producidos.

El directorio de SQM nominó como su presidente a Alberto Salas, que fuese presidente hace un año atrás de la Confederación de la Producción y el Comercio, designación resuelta en el acuerdo de Corfo-SQM-Julio Ponce.  Integrándose además al directorio Laurence Golborne, exministro de Minería de Sebastián Piñera, permaneciendo entre sus miembros Hernán Büchi, ex ministro de Hacienda en los años de dictadura.  Golborne, formalizado por la arista Penta tiene, constató El Pulso, “vínculos estrechos con el entorno cercano a Julio Ponce” (29/04/18).  Se incorporó al directorio elegido por los accionistas de la serie B, que nominan a un representante.

Desde luego, estos hechos no estuvieron presentes en la participación de Sebastián Piñera en la VII Cumbre de las Américas, efectuada en Lima, paradojalmente con la temática de Gobernabilidad democrática frente a la corrupción. Decimos paradojalmente porque varios de los participantes, entre ellos el propio Piñera, estaban en condiciones de efectuar relatos muy personalizados para mostrar en todas las implicancias de la magnitud alcanzada por este flagelo. Sin ir más lejos, está pendiente el juicio oral de Salvador Valdés, que fuese administrador electoral de Sebastián Piñera, hijo de su amigo Flavio. Valdés, que fuese también gerente general de Bancard, la empresa de los Piñera, se encuentra juzgado por la entrega a SQM de boletas fraudulentas, emitidas desde las sociedades Vox Populi, Bancorp e Inversiones La Música, ascendente a US$36 millones. También enfrenta cargos por la emisión de documentos a Aguas Andinas y Pampa Calichera, por un monto de US$58 millones. Además de un contrato a futuro efectuado con CB Consultores, del grupo Cruzat.

De otra parte, la criticada nominación  de su hermano Pablo como embajador en Argentina permitió conocer, gracias a una investigación de Ciper, que ambos hermanos efectuaron durante el año 2004 inversiones en Argentina en la empresa Southern Cone Power Argentina S.A., controladora de la mayor planta termoeléctrica trasandina, Central Costanera, con recursos desde una sociedad que tenían en un paraíso fiscal.

La participación de Piñera en Lima, no se centró en la corrupción sino en la crítica al gobierno de Maduro y en restar legitimidad a las elecciones convocadas para el mes de mayo de presidente en ese país, además de expresar el respaldo al lanzamiento de misiles efectuado por EEUU, con el apoyo directo de Francia y el Reino Unido, al territorio de Siria pasando a llevar instancias de las Naciones Unidas.

“La magnitud y extensión de los casos de corrupción en Latinoamérica –expresó Delia Ferreira, presidenta de Transparencia Internacional en vísperas de la Cumbre- no hace más que destacar la necesidad de adoptar medidas efectivas para poner coto a este flagelo. Si los presidentes reunidos en Lima, muchos de ellos acusados o sospechosos de corrupción, no abordan la cuestión será un indicio más de que sus compromisos contra la corrupción no son más que discursos (…). La sociedad civil –agregó- ha incluido expresamente el tema de la corrupción en los documentos que presentará ante las máximas autoridades de la región. La Cumbre de Lima –concluyó- mostrará quién es quién en la lucha contra la corrupción” (14/04/18). Efectivamente se pronunciaron solo frases generales sobre el tema.

Refiriéndose a los participantes en la Cumbre, Gustavo Gorriti en El País habló que constituían un “interesante grupo de adalides. Por lo demás –agregó- tienen una ventaja sobre cómo funciona la corrupción”.- Para luego seleccionar algunos de ellos a los cuáles se les podrían efectuar preguntas. Por ejemplo, le consultaría al presidente argentino Mauricio Macri: “Sabemos la importancia de los buenos servicios de inteligencia para la lucha contra los corruptos (…) ¿Es por eso o por otra razón que usted defiende y mantiene a su amigo Gustavo Arribas al frente de la Agencia Federal de Inteligencia pese  a que la Policía Federal brasileña lo acusa de haber recibido US$850.000 transferidos ilegalmente a una cuenta suya por su organización de lavado de dinero desbaratada hace poco en Brasil” (14/04/18)

Y al brasileño Michel Temer le preguntaría: “Perdone, pero ¿cómo llegó usted hasta aquí? El exprocurador general, Rodrigo Janot (…) lo acusó a usted de dirigir una organización criminal, un empresario lo grabó a usted deliberando sobre coimas, nadie lo eligió presidente (…). Su presencia aquí (…) ¿es acaso un mensaje a Latinoamérica y al mundo de que cómo o cuán bien empiece y avance la lucha anticorrupción está terminará siempre con usted o alguien como usted sonriendo a las cámaras como el vencedor final de todos esos esfuerzos?” (14/04/18)[5]

La historia de la corrupción en la región sigue dado ejemplos.  El presidente paraguayo, Horacio Cartes, “se ha enfrentado –destacó Financial Times– a nuevas acusaciones de corrupción y de participación en el tráfico de drogas. El magnate del tabaco –agregó- investigado dos veces por cargos de fraude antes de convertirse en jefe de Estado, también está acusado de generar más de US$100 millones al año por la venta de cigarrillos de contrabando a Brasil”. En la elección para sucederle efectuada el 22 de abril, triunfó Mario Abdo Benítez, hijo del secretario privado del dictador Alfredo Stroessner, cuya tiranía duró tres décadas, también del Partido Colorado, que ha permanecido en el poder más de setenta años.

“Este es un país –dijo el candidato derrotado en la elección presidencial, Efraín Alegre– en donde ninguna persona corrupta va a la cárcel. El poder judicial –añadió- está plagado de corrupción. Es extremadamente extraño –denunció- que Brasil no controle su frontera. Es muy fácil, los cigarrillos cruzan en enormes camiones” (24/04/18). Uno de los factores que posibilita el alto crecimiento tenido en los últimos años por la economía guaraní, descansa en las facilidades concedidas a la inversión extranjera, que procede ante todo de Brasil. Mario Abdo ha reiterado la continuidad, de la misma política, que se apoya también en la exportación de productos agrícolas (ante todo soya, carne bovina y arroz).

Todas las múltiples preguntas factibles  a efectuarse a los participantes en la Cumbre entre ellos a Cartes quedaron, desde luego, sin respuesta.

Por Hugo Fazio

NOTAS

[1] Véase, Estudio norteamericano describe la red política de SQM, en Los mecanismos fraudulentos de hacer fortuna, Lom Ediciones, 2016, págs. 184 -188.
[2] Véase, ídem, págs. 188-192.
[3] Véase, ídem, págs. 196 – 200.
[4] Véase, El episodio Guilisasti, en Los mecanismos fraudulentos de hacer fortuna, Idem  pág. 201-204.
[5] Véase, “Odebrecht creó una estructura para sobornar” en “Chile su larga fase: de recesión con crecimiento”. Edición Cenda, 2017, págs. 233 – 244.

Carta Económica 29 de abril de 2018

4,205,610FansMe gusta
129,411SeguidoresSeguir
289,444SeguidoresSeguir
16,411SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Organizaciones califican como «un fracaso» la regularización migratoria del Gobierno

Tras cumplirse un año del plan de regularización migratoria impuesto por el Gobierno de Sebastián Piñera, diversas organizaciones que brindan apoyo a ciudadanos extranjeros en Chile...

Edición Impresa El Ciudadano