[Texto + Video]

«Stalingrado se ha convertido para siempre en un símbolo de la invencibilidad de nuestro pueblo»

Este jueves 2 de febrero de 2023, Vladimir Putin, presidente de la Federación Rusa, pronunció un discurso en el concierto de gala por el 80 aniversario de la derrota de las fuerzas nazis alemanas por el Ejército Rojo en la Batalla de Stalingrado.

Por Wari

02/02/2023

Publicado en

Columnas / Mundo / Política / Rusia

0 0


Queridos veteranos y amigos,

Hoy celebramos una de las fechas más importantes y fatídicas de la historia de nuestro país y del mundo. Hace exactamente 80 años, aquí, a orillas del gran río ruso Volga, el odiado y cruel enemigo fue detenido y enviado a una retirada irreversible, poniendo fin a la larga, ardua y feroz batalla por Stalingrado.

No se trataba simplemente de una batalla por una ciudad: estaba en juego la existencia misma de un país atormentado pero invicto, al igual que el resultado no solo de la Gran Guerra Patriótica sino de la Segunda Guerra Mundial en su conjunto. Cada persona en las trincheras y en el frente doméstico sintió y entendió esto. Y así, como ha sucedido repetidamente en nuestra historia, nos unimos en la batalla decisiva y vencimos.

La Batalla de Stalingrado pasó justificadamente a la historia como un punto de inflexión en la Gran Guerra Patriótica. Además de derrotar al mayor grupo de la Wehrmacht y sus satélites, se quebró la voluntad de toda la coalición hitleriana. Los vasallos europeos y cómplices de la Alemania nazi, muchos de los cuales combatieron en Stalingrado, representando prácticamente a todos los países de la Europa subyugada, empezaron a buscar febrilmente la forma de huir, de eludir responsabilidades y echar la culpa a sus antiguos amos. Todos se dieron cuenta de lo que el pueblo soviético sabía desde el principio: los planes nazis para destruir nuestro país y las ideas nazis sobre la dominación global estaban condenadas al fracaso.

Durante 200 días en Stalingrado, dos ejércitos lucharon a muerte entre las ruinas de esta legendaria ciudad. El ejército que demostró ser más fuerte de voluntad prevaleció. La férrea resistencia de nuestros soldados y sus comandantes, superior a lo humanamente posible, sólo puede entenderse y explicarse por su lealtad a la Patria, su firme y absoluta convicción de que la verdad estaba de nuestro lado. La voluntad de ir más allá por el bien de la Patria y la verdad, de hacer lo imposible, siempre estuvo y permanece en la sangre, en el carácter de nuestro pueblo multiétnico. Esto es lo que derrotó al nazismo.

Stalingrado se ha convertido para siempre en un símbolo de la invencibilidad de nuestro pueblo, del poder mismo de la vida. Esta ciudad, sus suburbios y pueblos cercanos tuvieron que ser reconstruidos desde cero, ya que apenas quedaba un árbol o edificio intacto en la ciudad en febrero de 1943.

La resistencia excepcional y el autosacrificio de los defensores y residentes de Stalingrado aún nos conmueven profundamente, evocando sentimientos de la más profunda gratitud y respeto. Es nuestro deber moral, principalmente hacia los soldados victoriosos, honrar fielmente la memoria de esta hazaña, transmitirla de generación en generación y no permitir que nadie devalúe o distorsione el papel de la Batalla de Stalingrado en la victoria sobre el nazismo y en liberar al mundo entero de este monstruoso mal.

Ahora estamos viendo que, lamentablemente, la ideología del nazismo, esta vez en su forma moderna, vuelve a crear amenazas directas a nuestra seguridad nacional y, una y otra vez, nos vemos obligados a resistir la agresión del Occidente colectivo.

Por increíble que sea, es un hecho: nuevamente estamos siendo amenazados con tanques Leopard alemanes con cruces a bordo. Nuevamente hay un plan para luchar contra Rusia en tierra ucraniana utilizando a los sucesores de Hitler, los banderitas [Seguidores de Stepán Bandera].

Sabemos que a pesar de los esfuerzos de los organismos oficiales y la propaganda corrupta de las élites occidentales hostiles, tenemos muchos amigos en todo el mundo, incluidas las Américas, América del Norte y Europa.

Sin embargo, aquellos que están arrastrando a los países europeos, incluida Alemania, a una nueva guerra con Rusia, y especialmente aquellos que irresponsablemente hablan de ello como un hecho consumado, aquellos que esperan derrotar a Rusia en el campo de batalla, aparentemente no entienden que una guerra moderna contra Rusia será una guerra completamente diferente para ellos. No enviamos nuestros tanques a sus fronteras, pero tenemos con qué responder, y no se limita al uso de fuerzas blindadas. Todo el mundo debe darse cuenta de esto.

Evidentemente, quienes nos amenazan no entienden una simple verdad: todo nuestro pueblo, todos crecimos y absorbimos las tradiciones de nuestro pueblo en el regazo de nuestras madres, generaciones de triunfadores que construyeron nuestro país con trabajo, sudor y sangre, y nos lo pasó como herencia.

La fortaleza de los defensores de Stalingrado es la directriz moral y ética más importante para el ejército ruso, para todos nosotros. Nuestros soldados y oficiales son leales a esto. La continuidad de generaciones, valores, tradiciones es lo que distingue a Rusia, nos hace fuertes y seguros de nosotros mismos, nos hace creer en nuestra rectitud y en nuestra victoria.

Felicito calurosamente a todos aquí, a todos los defensores de la Patria hoy, a todos los rusos y compatriotas en el extranjero por el 80 aniversario de la victoria en la Batalla de Stalingrado.

Feliz aniversario para ustedes. Felices fiestas del triunfo de la vida y de la justicia.

Gracias por su atención.

Por Vladimir Putin

Presidente de la Federación de Rusia

Discurso publicado originalmente el 2 de febrero de 2023 en en.kremlin.ru

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬