jueves, octubre 17, 2019

Una grave acusación en contra de Matthei

En febrero de 2012 un concejal de la Municipalidad de Santiago con el líder del grupo ciudadano “Aquí la Gente” denunciaron en la Contraloría General de la República (CGR) que la casa habitación, acogida a las disposiciones del DFL2 de 1959, de la entonces ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, no estaba pagando correctamente las contribuciones de bienes raíces.

Esa normativa legal otorga diversas franquicias tributarias a las denominadas “viviendas económicas”, las que pueden tener hasta 140 m2 de superficie útil edificada. Los acusadores sostenían que la autoridad de gobierno había efectuado ampliaciones irregulares a su casa, las que sobrepasaban los metrajes máximos contemplados en dicha legislación, con lo cual ella continuaba recibiendo los aludidos beneficios tributarios.

El argumento era que las ampliaciones no habían sido recibidas oficialmente por la Dirección de Obras de Las Condes y tiempo después la CGR emitió un informe, publicado en el medio digital Cambio21, mediante el cual ratificó la denuncia la que fue trasladada al 2º Juzgado de Policía Local de la comuna de Las Condes “………considerando que dichas edificaciones no cuentan con recepción final ………..” y en paralelo trasladó los antecedentes al Servicio de Impuestos Internos (SII) ya que el ente administrativo fiscalizador no tenía facultades para pronunciarse sobre la “evasión de impuestos” alegada por aquellos dos denunciantes.

Recientemente el periodista Patricio Mery, ágil vocero del presidenciable Franco Parisi, volvió a la carga sobre ese episodio en el contexto de la guerra a muerte que sostiene esa candidatura con la de Evelyn Matthei, pero la generalidad de la prensa omitió la reiteración de esa denuncia.

A raíz de ello, recientemente publiqué en diferentes medios digitales la columna “La vivienda económica de la Evelyn” en la cual se describen todas las franquicias tributarias que el Estado le otorga a los dueños de ese tipo de viviendas, señalando entre otras cosas, que esa legislación ya no se justifica más aún si estamos llegando a un ingreso per cápita de 20.000 dólares. También decíamos que las viviendas que tienen entre 100 y 140 m2 están exentas del pago del 50% de las contribuciones por los primeros 10 años y al final de la columna le hice un llamado a la candidata presidencial para que respondiera públicamente las imputaciones formuladas, lo que no ha hecho hasta ahora.

Tuve la oportunidad de ver el debate presidencial de la ARCHI del viernes pasado y observé que los periodistas acosaron con saña a Parisi con preguntas sobre su conflicto con la Masonería por las morosidades en los pagos de las imposiciones a los profesores de dos colegios y por su responsabilidad mientras ejercía como vice decano de la Escuela de Economía de la UCH por pagos en exceso a proveedores, mientras que a su contendora Matthei no se le tocaba ni con el pétalo de una rosa acerca de sus actividades privadas. Este doble estándar me motiva para dar a conocer, en orden cronológico, lo sucedido en el tiempo con la “vivienda económica” de la candidata de la derecha, dejando en claro que el 17 de noviembre próximo no votaré por Franco Parisi.

Relacionado:  Atentados en París: Días de oscuridad en la ciudad Luz
Relacionado:  La educación superior también debe ser gratuita para los hijos de los ricos

Previo al relato pormenorizado que a continuación desarrollaremos, dejamos en claro que el inmueble en cuestión se localiza en un terreno de 749 m2, situado en la esquina de las calles Oxford y El Alamein, Las Condes, el que tiene dos direcciones distintas, las que más adelante se dan a conocer.

Ahora bien, el 24 de noviembre de 1962, hace 51 años, la Dirección de Obras de Las Condes le cursa el permiso de edificación Nº 1063 al comandante de escuadrilla Fernando Matthei Aubel para construir un bungalow de 139 m2 en la calle Oxford Nº 489, acogido al DFL2, señalándose que el arquitecto será Guillermo Schencke y asignándosele al terreno el rol de avalúo Nº 1386/9.

Transcurrió el tiempo y para el golpe militar del 11/09/73 Matthei se encontraba en Londres, Inglaterra, ejerciendo el cargo diplomático de Agregado Aeronáutico y su hija Evelyn, aprovechando sus dotes artísticas, disfrutaba de la vida tocando magistralmente el piano. En diciembre de ese año dicho general regresa a Chile desempeñándose como Director de la Academia de Guerra Aérea y en marzo de 1976 fue nombrado ministro de Salud.

El 3 de junio de 1977, cuando Matthei ya era general de brigada aérea y formaba parte del gabinete de Pinochet, la municipalidad de Las Condes le otorgó el permiso Nº 466 para ampliar en 27 m2 su vivienda económica, con lo cual llegó a tener 166 m2, con el mismo arquitecto, pero ahora sobre la calle El Alamein Nº 8962, con rol de avalúo Nº 2286/8. Repetimos que el predio es el mismo pero su frente sobre esta calle es más reducido que el frente que tiene sobre la calle Oxford y en esa fecha estaba vigente el DL 1609 de 1976 que autorizaba transitoriamente la posibilidad de ampliar este tipo de viviendas económicas hasta los 168 m2 sin perder las franquicias.

Relacionado:  Socialismo, riqueza y Dávalos

El 24 de julio de 1978, luego de la destitución del general Gustavo Leigh porque se extralimitó en sus críticas a la conducción de Pinochet, y de la inmediata posterior salida voluntaria de todos los generales de la FACH porque solidarizaron con Leigh, el general Matthei fue ascendido a general del aire, nombrado comandante en jefe de la institución y miembro de la Junta Militar.

En el año 1988 el dueño del inmueble, ya en el más alto nivel del poder político, se lo vende a su hija Evelyn, lo que se aprecia en su declaración de patrimonio e intereses, cuando ejercía el cargo de ministra del Trabajo y en esta confesión jurada la candidata presidencial decía ser economista, entendiendo que esa afirmación es producto de sus acabados conocimientos en tal disciplina porque no tiene el título profesional respectivo.

Relacionado:  El error de pedir la renuncia de Lavín

El 5 de noviembre de 1991, siendo ella ya propietaria del inmueble, obtiene de la Municipalidad de las Condes, un permiso de ampliación para el mismo, con lo cual dicha casa llega a los 198 m2 sin que fuera recibida oficialmente, tal como lo aseguraban los acusadores mencionados en el primer párrafo de esta columna. Debido exclusivamente a esa denuncia, el 11 de junio de 2012 Evelyn se vio forzada a cumplir con el obligatorio trámite de la recepción final, con lo cual queda en evidencia que durante muchos años ella mantuvo irregularmente las franquicias tributarias que tienen las viviendas económicas del DFL2.

Actualmente su casa en Las Condes tiene un avalúo fiscal de $ 148.798.156 (casi 300.000 mil dólares) y no sabemos si Evelyn se pasó de lista al no cumplir el requisito de la recepción final en la fecha en que debía hacerlo o bien consideró que, como muchos lo hacen, era irrelevante ceñirse a la ley cuando decidió ampliar su casa.

Pero en todo caso valoramos que ella, después de su ácida contienda con Parisi, a quien lo dejó muy mal parado, haya propuesto que exista una disposición reglamentaria para exigirle a los candidatos de elección popular estrictas normas de probidad en el desempeño de sus actuaciones públicas y privadas.

Por Patricio Herman

Fundación “Defendamos la Ciudad”

Comentarios

Ayúdanos!

4,253,544FansMe gusta
184,153SeguidoresSeguir
294,342SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos

Avanza proyecto que aumenta penas a quienes atenten contra dirigentes vecinales

La Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados refundió dos iniciativas cuyo objetivo es establecer una circunstancia agravante de la responsabilidad criminal para quienes...