Se conmemora este 28 de diciembre

Zaragoza: Una colorida tradición venezolana que se celebra en honor a los «inocentes»

Es una fiesta popular que evoca la locura de las madres que perdieron a sus hijos, luego de la matanza ordenada por el rey Herodes

Trajes con hilachas de múltiples colores, estrambóticas máscaras e infinidad de hombres disfrazados con estos singulares atuendos, toman este 28 de diciembre las calles de Sanare, capital del municipio Andrés Eloy Blanco, estado Lara, en el centro-occidente de Venezuela, para celebrar la fiesta de la Zaragoza.

Se trata de una colorida celebración religiosa caracterizada por la danza de estos peculiares personajes, que marchan por todo el pueblo bailando al son del tamunangue, principal expresión musical y cultural de Lara, y que recuerda el Día de los Inocentes.

La Zaragoza es una fiesta popular que evoca la locura de las madres que perdieron a sus hijos, luego de la matanza ordenada por el rey Herodes (Ascalón, 73 a. C.-Jerusalén, 4 a. C.).

La fiesta de La Zaragoza se conmemora cada 28 de diciembre en Venezuela. Foto Web.

Cuenta el pasaje bíblico que esta criminal acción la mandó a ejecutar tras sentirse engañado por los Tres Reyes Magos, quienes supuestamente le dirían el lugar exacto del nacimiento de Jesús.

Herodes intentaba evitar que el nuevo Mesías, que nacería en Belén, le arrebatara su liderazgo, y mandó a matar a todos los niños nacidos durante esos días en esa ciudad.

Este aciago episodio es rememorado por los zaragozas: hombres vestidos con trajes y máscaras multicolores que evocan la locura de aquellas madres, y que salen a danzar todos los 28 de diciembre en Sanare, ciudad de Los Andes venezolanos situada a 400 kilómetros de Caracas.

De esa manera se recuerda en esa región Centro-Occidental del país suramericano el Día de los Santos Inocentes, así como se rememora en otras regiones de Venezuela, como es el caso de la tradición Locos y Locainas, que se efectúa en los estados andinos de Mérida y Trujillo.

Hacer bromas y pagar promesas.

Se sabe que muchas de las personas disfrazadas de zaragozas cumplen promesas concedidas a favor de niños y niñas: hijos, sobrinos y nietos.

Igualmente se conoce que esta tradición de La Zaragoza tiene más de 200 años de antigüedad, pero no se sabe con certeza por qué se inició en esta población larense.

Tampoco se explica del todo por qué esta trágica historia del rey Herodes, de aquel día de la era Cristiana, pasó a celebrarse en la modernidad venezolana con todo tipo de bromas.

Servir café salado a las visitas de la casa, a manera de broma, es una de las tradiciones del Día de los Inocentes en Venezuela.  Foto Web.

Éstas van desde servir café salado a las visitas de la casa hasta las tradicionales noticias “inventadas” por los medios, durante este día, para engañar a su público, siempre a manera de broma que posteriormente es aclarada.

En el caso de los zaragozas larenses estos igualmente gastan bromas, en algunos casos algo pesadas a propios y visitantes de esta tradicional fiesta decembrina venezolana.

Celebración con bailes y rezos

El municipio Andrés Eloy Blanco es uno de los principales productores de café de Venezuela. Allí los campesinos se levantan muy temprano a trabajar todos los días.

No obstante, este 28 de diciembre se levantan más temprano que de costumbre para iniciar la celebración de La Zaragoza con rezos, bailes y disfraces.

En la casa de María Elvira González, una de las capitanas mayores de esta fiesta religiosa y en la que se tiene en custodia un cuadro de los Santos Inocentes, los fieles de La Zaragoza toman café y comen pan dulce a las 3:30 de la madrugada, minutos antes de iniciarse esta celebración religiosa.

Es una fiesta popular que evoca la locura de las madres que perdieron a sus hijos, luego de la matanza ordenada por el rey Herodes. Foto Web.

En el hogar de los González se cumplen los primeros rezos en honor a los Santos Inocentes. En la iglesia del pueblo de Sanare, desde muy temprano, también comienzan a llegar los fieles para la misa de las 10:00 de la mañana, que da inicio formal a la fiesta.

Este día la capital del municipio Andrés Eloy Blanco, amanece más colorida que nunca por los trajes de múltiples colores, típicos de esta celebración, que adornan las calles, las casas y la iglesia por decenas de feligreses que salen vestidos de zaragozas a cumplir sus promesas, a hacer sus broma y a recordar el Día de Los Inocentes.

Otras notas de interés:

Velorio de San Antonio, un acervo cultural venezolano que reivindica la afrodescendencia (+Video)

Centro Cultural Museo y Memoria de Neltume denuncia atentado contra su memorial

Compártelo

Comentarios