Latinoamérica

México: Estados Unidos denuncia a Rafa Márquez, capitán de la selección mexicana, de tener vínculos con el narco

La Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) de EEUU sostuvo que Rafa Márquez y el cantante Julión Álvarez han estado vinculados durante mucho tiempo con el narcotraficante Flores Hernández y han actuado como testaferros para él y su organización de narcotráfico, manteniendo bienes en su nombre.

El capitán de la Selección Mexicana de futbol, Rafael Márquez Álvarez, y el cantante Julión Álvarez están vinculados con el narcotraficante Raúl Flores Hernández, han actuado como testaferros para él y su organización, y tienen bienes en su nombre, denuncia una investigación de la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

La OFAC señaló que el gobierno de Estados Unidos congelará las cuentas bancarias, propiedades y demás bienes que tengan en ese país el narcotraficante, así como Rafa Márquez, Julio César Álvarez Montelongo –nombre verdadero del cantante norteño– y todos los implicados en la organización de tráfico de drogas. Y anunció que cancelará sus visas y no podrán entrar a ese país. Además, prohibió a ciudadanos y empresas estadunidenses realizar transacciones con ellos y otros involucrados con la organización criminal, tal como informa La Jornada.

Foto: MEXSPORT/ Omar Martinez.

Bajo la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros (Ley Kingpin), el Departamento del Tesoro identificó ayer a Flores Hernández como narcotraficante de talla mundial, al nivel de Joaquín El Chapo Guzmán Loera e Ismael El Mayo Zambada García, y designó a 21 ciudadanos mexicanos y 42 empresas del país por ayudar en actividades de tráfico de drogas y lavado de dinero.

Destacó que en la investigación hubo estrecha colaboración con el gobierno mexicano, como la Procuraduría General de la República (PGR) –que ayer mismo decomisó diversos bienes a Flores Hernández, como el Grand Casino de Guadalajara–, y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Explicó que trabajó con la UIF con la finalidad de aplicar sanciones financieras contra organizaciones mexicanas de tráfico de drogas.

La OFAC sostuvo que Rafa Márquez y Julión Álvarez han estado vinculados durante mucho tiempo con Flores Hernández, han actuado como testaferros para él y su organización de narcotráfico y mantenían bienes en su nombre. Se trata de la investigación más grande en años recientes contra una red criminal, aseguró la OFAC al dar a conocer los nombres de los otros involucrados.

Al respecto, ayer mismo funcionarios de la embajada de Estados Unidos en México ofrecieron una conferencia de prensa vía telefónica, en la que explicaron que Flores Hernández ha amasado una fortuna de miles de millones de dólares, que incluye empresas como el Gran Casino de Guadalajara, bares, restaurantes, equipos de futbol, productoras musicales y compañías del sector inmobiliario, y afirmaron que utilizaba a gente cercana y amigos como fachada de su red.

Sostuvieron que los vínculos económicos del futbolista y el narcotraficante datan de más de dos décadas, y con Julión de al menos 10 años, según las investigaciones coordinadas también con las agencias de Administración Antidrogas y de Aduanas y Protección Fronteriza, así como con la Unidad de Investigaciones de Seguridad Interna.

 

Compártelo

Comentarios