es Spanish

Aumentan los casos de esta violación de los derechos humanos de la mujer

Dejan las muñecas para ser esposas: cada dos segundos una niña es forzada a casarse

Más de 650 millones de niñas y mujeres que viven en el mundo contrajeron matrimonio antes de cumplir los 18 años, y unos doce millones más lo harán en 2019, a menos que se tomen medidas para frenar este fenómeno social


El matrimonio infantil sigue siendo un problema en el mundo entero, sobre todo para las niñas y adolescentes que son aún más vulnerables de dejar los estudios y sufrir violencia y abuso.

Esta semana causó conmoción a través de las redes sociales el caso de una niña iraní de 9 años que fue desposada con un hombre de 28 años. El hecho fue denunciado por la periodista y defensora de los derechos de las mujeres Masih Alinejad.

“Esta es una fiesta de boda para una niña menor de 13 años. Lloré cuando recibí este video… Según las leyes islámicas, una niña puede casarse pero no puede elegir su propia vestimenta“, declaró en Twitter.

Tras darse a conocer el caso, las autoridades iraníes investigaron si se había cometido un delito o no. Llamaron a declarar a los padres de la niña, así como al clérigo que llevó a cabo la ceremonia.

Finalmente, ordenaron a la corte islámica del condado de Bahmaei anular el enlace.

En la nación persa, el matrimonio infantil es una costumbre ancestral que se sigue practicando hasta la actualidad. Se establece que las niñas se pueden casar a partir de los 13 años y con consentimiento de los padres.

En 117 países se aprueba el casamiento por debajo de los 18 años si lo autoriza el padre o un tribunal. Foto Milenio.

Matrimonio infantil

El matrimonio infantil, o el matrimonio que se contrae antes de cumplir 18 años, constituye una violación de los derechos humanos. Pese a las leyes que lo prohíben, esta práctica sigue estando muy extendida en todo el planeta.

En la mayoría de las naciones la edad legal mínima para casarse es normalmente 18 años, pero en 117 países se aprueba el casamiento por debajo de esa edad, si lo autoriza el padre o un tribunal.

En algunas regiones las normas tribales o las costumbres se imponen sobre la Constitución. “La menstruación marca el paso a la edad adulta en muchos territorios y, por tanto, al matrimonio”, explica la organización Save the Children.

Según las estadísticas, cada dos segundos una niña es casada con un adulto en contra su voluntad y cada minuto 28 dejan de ser infantes para llevar una vida de adulto.

En más de 90 países aún se registran casos de matrimonio infantil, y los números que manejan las asociaciones defensoras de derechos humanos plantean que entre 12 y 15 millones de niñas son forzadas a casarse cada año. Un tercio de ellas son menores de 15 años. Algunas, incluso, no han cumplido los cinco.

A escala mundial, más de 650 millones de mujeres se casaron antes de cumplir los 18 años, y unos doce millones más lo harán en 2019, a menos que se tomen medidas, advirtió el Fondo de Población de las Naciones Unidas. 

En Afganistán más de la mitad de las mujeres contrae matrimonio antes de los 18 años . Foto: TN.

Causas de este fenómeno

Muchas familias consienten el matrimonio infantil por patrones culturales, razones económicas y circunstancias sociales que brindan pocas perspectivas de un futuro promisorio para las niñas y jóvenes.

“Esta violación de los derechos humanos se produce por una combinación de pobreza, desigualdad de género, falta de educación y por las costumbres de algunos territorios”, resaltó Blanca Carazo, portavoz del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Por ejemplo, en Afganistán más de la mitad de las mujeres contrae matrimonio antes de los 18 años y 8 de cada 10 bodas son forzadas.

En países como este, la pobreza es uno de los factores predominantes para un matrimonio infantil, ya que para una familia humilde su mejor opción es casar a su hija a una edad temprana y esperar tenga una vida mejor.

En Siria el 45 % de las niñas son forzadas a casarse. Foto: National Geographic.

Los padres acuerdan el enlace y el hombre pagará una gran cantidad por la niña, que oscila entre los 2.000 y 6.000 dólares, en una acción que resulta ser un vulgar intercambio comercial.

Asimismo, los conflictos armados aumentan este tipo de prácticas. En Siria el 45% de las niñas son forzadas a casarse. Allí los padres coaccionan a las menores porque creen que las protegen de ser violadas, cuando en realidad sitúan a su hija en una situación de total desprotección, porque las relaciones que se establecen son muy desiguales.

El hombre manda y la niña obedece“, advirtió la portavoz de Unicef, al tiempo que señaló que desde el momento en que se casan pasan a depender de la familia del marido.

Al contraer matrimonio las niñas son propensas a sufrir violencia, abuso, relaciones sexuales e infecciones de transmisión sexual. Foto: National Geographic.

Infancia robada

El matrimonio infantil es una de las violaciones más graves de los derechos humanos de las niñas porque tiene consecuencias físicas, psicológicas y emocionales.

“Son más vulnerables de sufrir violencia, abuso, relaciones sexuales forzadas, infecciones de transmisión sexual y, además, supone la pérdida de oportunidades de futuro, lo que genera en las menores una profunda tristeza”, explicó la organización Plan Internacional.

Al contraer matrimonio, las menores de edad también suelen ser forzadas a abandonar la escuela para que se hagan cargo del trabajo doméstico, algo que constituye una denegación de su derecho a recibir educación.

Este tipo de uniones conllevan embarazos a edades tempranas, cuando el cuerpo no está maduro, provocando así una alta mortalidad durante el parto, tanto de la madre como del bebé.

Alrededor de 115 millones de hombres en el mundo se casaron siendo niños. Foto: La Vanguardia.

No es solo cuestión de niñas

El matrimonio infantil no solo se roba la infancia de niñas alrededor del mundo, sino también la de niños, ya que se les obliga a asumir responsabilidades de adultos para las cuales no están listos.

Aproximadamente 115 millones de hombres en el mundo se casaron siendo niños, reveló la Unicef, en un análisis sobre el matrimonio infantil masculino publicado en junio pasado. De esa cifra, uno de cada cinco, o 23 millones, se casaron antes de cumplir los 15 años.

“El matrimonio se roba la infancia. Los niños se ven obligados a asumir responsabilidades de adultos para las cuales pueden no estar listos. El matrimonio prematuro trae la paternidad temprana y, con ello, aumenta la presión para mantener a una familia, reduciendo las oportunidades educativas y laborales“, aseguró en un comunicado la directora de Unicef, Henrietta Fore. 

Las causas y el impacto del matrimonio infantil entre las niñas se han estudiado ampliamente, pero existen pocas investigaciones sobre el matrimonio infantil entre los niños.

Sin embargo, los varones con mayor riesgo de ser obligados a casarse provienen de los hogares más pobres, viven en áreas rurales y tienen poca o ninguna educación. 

En América Latina, el 25 % de las mujeres jóvenes se han casado antes de cumplir los 18 años. Foto: Síntesis TV.

El panorama en América Latina

América Latina y el Caribe es la única región del planeta en la que los matrimonios infantiles no han disminuido en la última década. Todavía, en promedio, 25 % de las mujeres se han casado antes de cumplir los 18 años, mientras que  en otras zonas del mundo se han registrado disminuciones significativas.

Según un estudio realizado por la ONU y Plan Internacional, para 2018 el 23 % de las mujeres de 20 a 24 años de edad ya estaban casadas a los 18 años, mientras el 5 % lo estaba a los 15 años.

Los países con la mayor prevalencia de mujeres de 20 a 24 años que se casaron o formaron uniones antes de cumplir los 18 años son República Dominicana y Brasil, con 36 %; Nicaragua, con 35 %; Honduras, con 34 %; Guatemala, con 30 %; El Salvador y México, con 26 %, según cifras presentadas en el reporte.

En Brasil, la edad legal para casarse es a los 18 años, pero el problema es que hay muchos agujeros en la legislación que posibilita saltarse la ley.

Por ejemplo, si hay consentimiento de los padres, las niñas pueden casarse a partir de los 16 años, y no hay límite de edad cuando la hija se queda embarazada. Sin embargo, no se castiga a quien permite que una niña se case fuera de los casos previstos en la ley.

“En América Latina, hay 24 países que establecen condenas para quien autorice una boda precoz, pero Brasil no está entre ellos”, aseguró  la investigadora Paula Tavares, quien estuvo a cargo del estudio.

Brasil no castiga a quien permite que una niña se case fuera de los casos previsto en la ley. Foto: News UN.

Mientras que en otros países esto responde a motivos culturales, en Brasil las principales causas tienen que ver con los embarazos no deseados y con el deseo de seguridad financiera, según la ONU.

En Nicaragua, diez de cada cien jóvenes de entre 20 y 24 años se casaron cuando tenían menos de 15 años, mientras que el 35 % lo hizo cuando tenía menos de 18.

Por su parte, en varias comunidades indígenas y zonas rurales de Colombia aún se contrae matrimonio a temprana edad. Según el régimen jurídico de esta nación, la edad mínima para casarse es a los 14 años con autorización de los padres.

“Es una norma bastante antigua (…) hay que entender el contexto, evidentemente, en los tiempos que corren ha sido bastante criticada. Hay casos en que las obligan a casarse y ni siquiera pueden elegir, evidentemente, es un drama”, manifestó a Blu Radio el director de la fundación Derecho Justo, Juan Carlos Lancheros.

En México, un estimado de 80.000 menores de entre 12 y 17 años contrajeron nupcias anticipadas. En promedio se casan 60 veces más mujeres menores de 15 años que hombres, y seis veces más mujeres de 15 a 17 años que hombres.

Un aproximado de 73% de adolescentes entre 12 y 17 años que contrajeron matrimonio no asisten a la escuela, y es mucho mayor este porcentaje en mujeres (77 %) que en hombres (56 %).

La población más afectada por este fenómeno son, en su gran mayoría, mujeres jóvenes fuera del sistema educativo y sin actividad económica. Muchas pertenecen a pueblos originarios que tienen como “práctica tradicional” el matrimonio temprano.

“Son sectores donde es notable la ausencia del Estado, que es la entidad fundamental para que los menores permanezcan en la escuela, y que puede brindar acceso a condiciones de programas públicos de desarrollo”, indicó a Sputnik el director de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez García.

En México se implementó la prohibición del matrimonio de menores de 18 años de edad. Foto: Web.

En junio pasado entró en vigor en 31 Códigos Civiles de los estados mexicanos la prohibición del matrimonio de menores de 18 años de edad, que fue previamente aprobada por unanimidad en el Congreso.

Con la publicación de este decreto, quedaron derogadas diversas disposiciones que permitían el matrimonio a partir de los 16 años de edad para los hombres y de los 14 años para las mujeres, así como la posibilidad de que autoridades locales y familiares concedieran dispensas o consentimiento para que se llevara a cabo.

Sin embargo, esta medida parece no ser suficiente para detener el matrimonio infantil.

“Que esté prohibido no significa que no esté sucediendo, y por lo general adopta la forma de concubinato. En muchas ocasiones son vínculos donde existe la violencia sexual y la dominación. La cantidad de adolescentes que deciden vivir juntos o casarse es muy pequeña en comparación a lo que ocurre entre menores mujeres con hombres mucho mayores”, explicó Pérez García.

Según los expertos, el matrimonio infantil se puede combatir con leyes, al prohibir que los menores se casen. Además, se debe promover  el trabajo con las comunidades para concientizar sobre un cambio cultural, y velar porque  las niñas conozcan sus derechos y los defiendan.

En el caso concreto de Latinoamérica, la ONU recomienda que se eliminen los vacíos legales y se castiguen los casos de matrimonios no autorizados por la ley.

Te interesa leer…

Facebook Comments

4,251,258FansMe gusta
174,745SeguidoresSeguir
292,351SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

Transparencia y apertura: Primer grupo de observadores llegará a Bolivia el...

El canciller boliviano, Diego Pary, hizo el anuncio y subrayó el compromiso del Ejecutivo para garantizar "la correcta realización" de los...
- Advertisment -