Kevin Hart acaba con la historia de “animar” la gala de los premios Oscar

El actor y comediante estadounidense Kevin Hart ha dejado claro que no quiere participar como maestro de ceremonia de la gala de entrega de los premios de la Academia de Hollywood, los Oscar, a raíz de las críticas que surgieron por sus comentarios homofóbicos en Twitter en 2008.

«En mi mente era un trabajo de ensueño, y surgieron cosas que impidieron que sucediera. No creo que dé marcha atrás», así lo manifestó durante el programa de Ellen DeGeneres, en la previa a la entrega de los Globos de Oro, evento telonero a los Oscar cada año.

Hart se reconoce como una persona inmadura a la hora de haber expresado su punto de vista homofóbico y justifica que entonces no veía el mundo con los mismos ojos que los ve ahora.

Al hablar de sus publicaciones, sabe que escribir en Internet es como hacerlo sobre las piedras, pues se hace cuesta arriba recoger las palabras: «Vivimos en un momento donde las palabras y los puntos de vista pueden malinterpretarse por completo debido a la fuerza de Internet”.

Sus expresiones cobraron mayor vigencia en la hoja de ruta de los premios de la Academia, organización que, vale decir, insiste en que sea él quien abra el telón en la 91ª edición de los Oscar.

Cortar el rollo

Hart es conocido por su alto sentido del humor, pero al tocar este tema de la homofobia salen a relucir la seriedad y franqueza.

«¿Lo haría alguna vez? No, se acabó. Se acabó. El momento pasó y fue una bendición, me entusiasmó la oportunidad y todavía estoy entusiasmado», pero está descartado, aseguró Hart en una entrevista concedida a Variety.

Él habló de su “tablero de visión de objetivos” con Ellen y le comentó que ser el anfitrión de los premios era todo un sueño, pero luego de un día lleno de felicitaciones sufrió una embestida en las redes sociales por sus comentarios homofóbicos.

En la entrevista se mostró molesto por la forma en que los medios retomaron un tema que, a su juicio, ya había sido abordado y explicado por él. Sin embargo, considera que ha sido calumniado en muchos titulares que lo vinculan con la homofobia.

Ya mostró sus disculpas, pero su molestia se justifica y siente que ha sido ignorada la forma madura en que trabajó sobre ello.

“No hay titulares ni imágenes que digan ´hace 10 años se disculpó´” por sus comentarios homofóbicos, reclamó el actor.

Bien plantado

El actor está bien plantado y no asoma posibilidad alguna de aceptar la propuesta para “animar” los premios Oscar. Y señala hasta intenciones “oscuras”.

No quiero subir al escenario y hacer que esa noche sea sobre mí y mi pasado, cuando tienes gente que ha trabajado duro para pisar un escenario por primera vez y recibir un premio”, dijo.

Y culminó afirmando que si es de disculparse de nuevo, lo hace sin pensarlo dos veces: “Una vez más lo siento, si esas palabras duelen. Lo siento”.

Kobe Bryant fue nominado a los premios Óscar

Di Caprio tuvo que devolver premio Oscar

4,223,417FansMe gusta
139,502SeguidoresSeguir
289,175SeguidoresSeguir
16,447SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Junta Electoral de España exige a Puigdemont recoger su acta de...

Si Puigdemont quiere obtener su acta como eurodiputado deberá desplazarse desde su actual residencia en Bélgica a suelo español, donde todavía pesa contra él una orden de busca y captura.
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -
x