Crítica de Hunziker a la economía chilena: Chile tiene una economía esclavista de plantación

LA ECONOMIA CHILENA DE PLANTACION. La brutal realidad

Robert Hunziker, Los Angeles

El mundo desarrollado tiene un loco amor con el “milagro de Chile”, según lo expresado por Milton Friedman hace algunos años. Los galardones están por todas partes, clasificada como una “economía de altos ingresos” por el Banco Mundial. El país cuenta con la calificación más fuerte de bonos soberanos en América del Sur. Es un modelo a seguir para el neoliberalismo.

El neoliberalismo es la escuela de Milton Friedman que piensa que el mejor gobierno es el menor gobierno. Después de todo, las personas pueden cuidar de sí mismos y hacer mucho más dinero cuando están libres para tomar decisiones en un mercado libre desregulado. La fórmula operativa es: Menos gobierno es igual a más beneficios para el sector privado. Como tal, Chile representa el epítome del neoliberalismo, y la dirección futura probable de América.

El “milagro de Chile” es absolutamente cierto, si usted ya es rico.

Sin embargo, una vez que se corren las cortinas, las complejidades de Chile desafían el estruendo de las trompetas de la diosa neoliberal del capitalismo.

Chile es una “economía de plantación”, similar en muchos aspectos a la economía de plantación en el sur de EE.UU., durante el siglo 19. En su apogeo, hubo 4-5 millones de esclavos propiedad de sólo el 3,8% de la población. Los dueños de esclavos compraban esclavos, los alojaban y los alimentaban.
Mientras que hoy en día, en Chile, el apodo de “esclavo” se ha cambiado a “trabajador”, y en lugar de proporcionar alojamiento y comida como lo hacían los dueños de esclavos del siglo 19, ahora ofrecen un estipendio de $ 500 por mes para que los trabajadores se proporcionen su propia habitación y comida. Por lo tanto, se elimina el estigma de la propiedad de esclavos. Se estima que la mitad de todos los chilenos ganan menos de $ 500 por mes. Por lo tanto, el mercado de esclavos es bastante considerable, más mensurable que en los Estados Unidos de América en 1850.

La riqueza de Chile es tan concentrada a favor de tan pocos, que se asemeja a la torre inclinada de Pisa, a punto de tumbar en cualquier momento. Conglomerados y / o familias extremadamente ricas dueñas de todo, desde las farmacias, el registro en los derechos de pesca al retail, a las mineras y a las grandes tiendas comerciales. Es un estado-nación de propiedad concentrada. El país es probable que sea una instantánea donde Estados Unidos se dirige en los próximos años, un estado corporativo puro. Después de todo, la clase media ya está bajo ataque.

La Verdad Brutal sobre el Milagro de Chile

Según la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (“OCDE”), “Chile es el país de la OCDE con la mayor diferencia entre ricos y pobres”, así como el cuarto país más pobre de los 34 Estados miembros.

“… La desigualdad de Chile sigue siendo una de las más altas del mundo (su coeficiente de Gini es 52,1), y las dimensiones no económicas de la bienestar, como la salud y la educación, también se inclinan a favor de los ricos”, Tamar Manuelyan Atinc, et al, Can Education Reform Address Inequality and Middle Class Frustration? An Experiment in Chile,” Brookings, May 9, 2014.

El gobierno de Pinochet, 1973-1990, estableció el tono de la esclavitud de los trabajadores mediante la adopción del neoliberalismo de Milton Friedman. Pinochet abolió los sindicatos de trabajadores. La primera línea de acción de los “Chicago Boys”, después de que Allende, el presidente depuesto que fue asesinado (supuestamente se suicidó en el palacio presidencial) fue en picada contra la economía, mediante la manipulación de las herramientas monetarias, por lo que es fácil de socavar los derechos de los trabajadores. Los trabajadores son siempre los más vulnerables durante las recesiones.
Según Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (“CUT”) los trabajadores han esperado “más de 30 años” por las reformas laborales que tuvieron lugar después de la dictadura de derecha del general Augusto Pinochet, quien implementó reformas neoliberales que diezmaron los derechos del trabajador (Fuente: Trabajadores de Chile impulsar reformas laborales, de televisión Telesur, 04 de septiembre 2014).

Según Gonzalo Durán, economista e investigador de la Fundación Sol, una organización sin fines de lucro que se enfoca en temas laborales, “… el 90 por ciento de los chilenos que trabajan ganan menos de 650.000 pesos por mes, por un total de 1.300 dólares.” En otras palabras, “Nueve de cada diez trabajadores en Chile ganan menos que el salario mínimo promedio en los países desarrollados.” (Fuente: Consejo de Asuntos Hemisféricos)..

Sí, nueve de cada diez trabajadores: esclavos, en Chile ganan menos que el salario mínimo promedio en los países desarrollados. Esto deja a uno de cada diez con un salario digno que le elimine el riesgo de resbalar con una cáscara de plátano y caer en el pozo de la pobreza extrema.

Según Emmanuelle Bazoret, Universidad de Chile, “los ingresos de nivel medio es muy bajo en Chile”, dijo Bazoret. “Como resultado, la distancia entre las clases más bajas y la clase media es muy pequeña. Su posición económica precaria hace susceptibles a la decadencia social debido al desempleo, la enfermedad o la pobreza en la vejez, “Clase Media de Chile sobrevive en un terreno inestable, Deutsche Welle, 2014. La clase media se define como aquellos que ganan más de $ 500 por mes en Chile.

Relacionado:  Los números de la represión: 1.089 investigaciones por denuncias de violencia institucional

Sin embargo, todos los recolectores de datos neoliberales del mundo, como el Banco Mundial y el FMI, se jactan acerca de la rapidez con que el PIB per cápita de Chile y el ingreso per cápita, a $ 14.000, han subido hacia arriba. Sin embargo, una inspección más cercana, bajando la cortina, sugiere que si el 1% y el 10% se elimina de la renta per cápita de datos, que los datos en sí es muy, muy sospechoso, esto, entonces deja el ingreso promedio per cápita en Chile en aproximadamente $ 4.000 en vez de los $ 14.000, que incluye a la parte superior del 1% al 10%.

Relacionado:  Los números de la represión: 1.089 investigaciones por denuncias de violencia institucional

Coincidentemente, $ 4000 es muy cerca del salario mínimo de $ 380 por mes. Trate de mantener a una familia con 380 dólares al mes!

Veintiún por ciento de los chilenos vive en la pobreza. López, Figueroa y Gutiérrez en 2013 analizó la distribución del ingreso en Chile usando la base de datos del Servicio de Impuestos Internos. Los autores observaron: “Existen pruebas de que las medidas de desigualdad que están realmente disponibles, que se basan en datos de encuestas de hogares, subestiman la verdadera concentración de la renta,” Sarah Gammage, et al, Pobreza, desigualdad y empleo en Chile, Internacional Dirección del Trabajo, Ginebra, Suiza, 2014.

“El estudio de De López, Figueroa y Gutiérrez (2013) confirma el análisis de que la distribución del ingreso en Chile se ve muy afectada por la falta de información acerca de los “súper ricos” en la encuesta de hogares CASEN. Los autores concluyen que los más ricos del 1 por ciento de la distribución del ingreso se subestima significativamente en el uso de la CASEN, “Ibid.

“… La evidencia presentada aquí pone de relieve que la desigualdad de ingresos ha aumentado en el transcurso de los años 1990 y 2000 … sólo el 22 por ciento de los trabajadores tienen lo que podría denominarse como un trabajo de alta calidad”, Ibid.

Sólo el 22% de los chilenos tiene lo que podría denominarse como un trabajo de alta calidad. Esto deja el 78% de la población que tiene empleos de baja calidad, que es donde la esclavitud comienza y termina. Sí, el 78%.

Llama la atención que Chile tiene tan alta estima en varias agencias del mundo, pero por otro lado, ¿quién está proporcionando los números? Por lo tanto, son los datos proporcionados al “mundo” absolutamente relevante?

Los estudiantes de Chile – Un catalizador para el cambio

“Cuarenta años después del golpe de Estado encabezado por el general Augusto Pinochet, Chile sigue estando herida, una nación dividida donde el pasado vive en el presente,” Enduring Escisiones: Chile 40 años después del golpe de Pinochet, Pulitzer Center on Crisis Reporting, 11 de noviembre, 2013.

Los estudiantes de Chile han salido a las calles en protesta por un sistema educativo privatizado que les ha fijado el precio del mercado escolar. Además, sus actividades son probablemente el síntoma de problemas mucho más profundos como la grave desigualdad y falta de oportunidades de movilidad ascendente en medio de las filas y filas de casas para los pobres, ocultas de las calles relucientes de Santiago.

“De acuerdo con la ONG Un Techo Para Chile, las favelas son asentamientos ubicados en zonas a menudo ocupados irregularmente, donde la urbanización es limitada o inexistente. El acceso a las necesidades cotidianas y básicas tales como sistemas de agua o de alcantarillado bebibles es drásticamente limitada. El acceso a la atención médica de calidad y la educación no son fácilmente disponibles, “Mujeres de plomo en las Barriadas de Chile, The Santiago Times, 12 de diciembre, 2009.

Según Noam Titelman, presidente electo de la Federación Estudiantil Universitaria Católica (FEUC), el combustible que provocó el movimiento estudiantil de Chile fue “la acumulación de la desigualdad, la injusticia y la falta de esperanza.” (Fuente: Consejo de Asuntos Hemisféricos).

Cuando una sociedad no sirve al pueblo, la desesperanza termina en las calles.

El neoliberalismo es una teoría de la economía que funciona muy bien, si ya eres rico; Sin embargo, para el resto de la sociedad, el jurado aún está deliberando. Pero, si Chile es el mejor ejemplo de cómo funciona el neoliberalismo en su mejor momento, no deben contener la respiración.

Pero, tal vez más al punto, Fran Lebowitz, el autor de NYC y crítico social tenía esto que decir sobre el neoliberalismo: “En la Unión Soviética, el capitalismo triunfó sobre el comunismo. En este país, el capitalismo triunfó sobre la democracia”.

 

Robert Hunziker (MA, historia económica, DePaul University) es escritor y periodista ambiental cuyos artículos han sido traducidos a idiomas extranjeros y han aparecido en más de 50 diarios, revistas y sitios en todo el mundo, como Z magazine, proyecto europeo sobre acidificación del océano, Canadá ecosocialismo, clima Himalaya, Counterpunch, Dissident Voice, Comite Valmy y UK progresiva. Ha sido entrevistado sobre cambio climático en la Pacifica Radio, KPFK, FM90.7, Indymedia On Air y mundo vista Mostrar/UK.

RadiodelMar

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

4,275,361FansMe gusta
270,704SeguidoresSeguir
331,625SeguidoresSeguir
16,800SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos