Economía verde podría aumentar empleo en Latinoamérica y Caribe

Latinoamérica y el Caribe podrían contar con al menos un millón de nuevos empleos de aquí a 2030 si avanzara la llamada economía verde, distinguió hoy un reporte de la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

Según el estudio, las plazas podrían responder al fomento de las energías renovables, la eficiencia energética en inmuebles, el crecimiento de la demanda de autos eléctricos y el uso de tecnologías que permitan modificar los actuales patrones de consumo.

Al menos un millón de plazas laborales podrían generarse como consecuencia de los esfuerzos para limitar o reducir el cambio climático, precisó la Organización Internacional del Trabajo (OIT), desde su oficina en Lima, Perú.

Otros cuatro millones de empleos podrían surgir de la economía circular; es decir, de incrementar la reutilización, la reparación, el reciclaje y la durabilidad de distintos bienes, como alternativa al modelo lineal de extracción, manufactura, uso y descarte predominante, recordó la fuente.

A juicio de la fuente, la necesidad de enfrentar el cambio climático, la sobreexplotación de los recursos naturales y la contaminación de los ecosistemas denotan la urgencia de la transición hacia una economía verde.

En esta parte del planeta ‘es indudable que el mundo del trabajo está intrínsecamente relacionado con el medio ambiente‘, dijo el director regional de la OIT, José Manuel Salazar, al considerar la diversidad de los ecosistemas y la existencia de abundantes recursos naturales.

En este escenario, remarcó, ‘los empleos verdes son catalizadores de la transición hacia la sostenibilidad ambiental‘, reseñó la agencia Prensa Latina.

De acuerdo con el analista, hay enormes oportunidades en una economía verde, pero también un potencial de destrucción de puestos de trabajo.

Alrededor de 75 millones de personas en las Américas (norte, centro y Sudamérica) trabajan en ramas dependientes de procesos del ecosistema, como agricultura, turismo y pesca, los cuales pueden resultar afectados por cambios en el clima, contaminación y sobreexplotación, ejemplificó.

También el aumento de las temperaturas podría tener efectos inusitados: en Centro y Sudamérica entre 0,8 y 0,6 por ciento de las horas laborables serán demasiado calurosas como para trabajar, con consecuencias sobre la productividad, la salud y seguridad laboral.

El principal desafío es lograr que la transición sea una transición justa para todos. Si bien habrá creación de puestos de trabajo, hay trabajadores y comunidades que perderán’, advirtió el funcionario.

En su informe mundial, la OIT consideró que los esfuerzos por combatir el cambio climático podrían generar a escala global unos 18 millones de empleos de aquí a 2030; pero ello demandará transformaciones en casi todos los sectores económicos, incluidos los de energía, agricultura, transporte, construcción, minería y pesca.

4,199,685FansMe gusta
127,598SeguidoresSeguir
289,502SeguidoresSeguir
16,406SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Noruega confirma contacto entre la oposición y el Gobierno venezolano

La cancillería noruega emitió un comunicado asegurando que se establecieron contactos "preliminares" en busca de una salida pacífica a la crisis...

Edición Impresa El Ciudadano