Busca en El Ciudadano

Transnacionales españolas fichan al Rey como rostro de marca

El Banco Santander, BBVA, Telefónica, Repsol, Iberia y varias otras marcas tienen de gira al Rey de España

Transnacionales españolas fichan al Rey como rostro de marca

Autor: Mauricio Becerra
05/06/2012

El Banco Santander, BBVA, Telefónica, Repsol, Iberia y varias otras marcas tienen de gira al Rey de España. Luego de la desafortunada lesión a la cadera provocada al monarca por un elefante moribundo en un coto de caza, el rey Juan Carlos visitó Brasil y Chile para posicionar marcas transnacionales no muy queridas en la región. Telefónica, Santander o BBVA obtuvieron en Latinoamérica cerca de la mitad de sus ganancias durante 2011. Sebastián Piñera, como buen vendedor, dijo que “Chile es un país que recibe con los brazos abiertos la inversión extranjera”.

Un rey con muletas es la imagen del anciano monarca más conocido como Juan Carlos de Borbón, quien este martes llegó a Chile junto a una corte de empresarios para entrevistarse con los empresarios chilenos, encabezados por el presidente Sebastián Piñera, quien en un gesto inédito salió hasta las puertas del Palacio de la Moneda para recibir al rey.

La corte del monarca, quien lleva siete semanas de recuperación tras haberse herido en una cacería de elefantes en Botswana, está integrada por altos ejecutivos de empresas españolas que se han hecho de una buena parte de la energía, la telefonía y del mercado bancario en el país.

Si Telefónica, el Banco Santander y BBVA controlan un amplio porcentaje del mercado bancario;  Endesa mantiene prácticamente un monopolio en la producción y distribución energética del país. Ejecutivos de todas esas compañías acompañan al rey con muletas, además de Repsol, Iberia, Indra, Sacyr, Enagás, Navantia, OHL, Acciona, Abengoa, Airbus Military, CAF, Elecnor, Everis, Idom, Mapfre, AGBAR, Técnicas Reunidas y Themac.

Nibaldo Mosciatti, director de radio Bio Bio, se refirió a la visita diciendo que se trata de “un rey patético de capa caída (…) Su rol es ser un gran lobbista de las trasnacionales españolas”. El periodista agregó que la figura del monarca es “patética y que “la figura de la realeza ya no es tal”.

UN REY NEOLIBERAL

Juan Carlos de Borbón desde hace tiempo es el rostro de la Armada de empresas españolas y su visita a la región se explica en parte, luego de la nacionalización de la petrolera YPF por el gobierno argentino, empresa que estaba en manos de la española Repsol; y de parte de la propiedad que la Red Eléctrica Española tenía en Bolivia.

Así su visita se entiende en su rol de rostro de las transnacionales para reafirmar las relaciones con países que aún se creen el cuento de la ‘inversión extranjera como motor de desarrollo’ cuando el resto de la región concuerda en seguir modelos de desarrollo autónomos y en coordinación con los países vecinos.

En Chile el rey aprovechó de aplaudir la “libertad económica y facilidad para los negocios”, destacando que “no es casualidad que más de un millar de empresas españolas hayan elegido Chile para sus proyectos de inversión”.

También el monarca en muletas no dejó de pontificar las medidas de austeridad promovidas por el Banco Central Europeo y aplicadas por el gobierno de derecha español de Mariano Rajoy. Juan Carlos de Borbón dijo que el gobierno español “está también acometiendo reformas de gran calado que no tardarán en dar fruto”.

El recorte al presupuesto de salud, pensiones y prestaciones sociales en España implica la profundización de la crisis que tiene a cinco millones y medio de desempleados en la península ibérica, cifra que equivale a un cuarto de su población activa y a la mitad de la población joven.

El rey reconoció que España posiblemente vive “el momento más difícil de la crisis”, pero porfía en las salidas neoliberales que implican “austeridad y disciplina”, según sostuvo en el discurso que el presidente Piñera aplaudió a rabiar en la Moneda.

LAS ADULACIONES DE SEBASTIÁN PIÑERA

En la recepción de este martes, el presidente chileno, Sebastián Piñera, no escatimó alabanzas para el monarca ni dejó de sostener que “Chile es un país que recibe con los brazos abiertos la inversión extranjera” y ofreció al país como “plataforma para otros proyectos económicos en América Latina”.

Su ‘alteza’ aprovechó de aplaudir el modelo neoliberal chileno diciendo que “ha entendido muy bien que el ahorro acude a los países que respetan la seguridad jurídica y huye de aquellos en los que reina la arbitrariedad”;  clara referencia a la nacionalización de YPF argentina.

También pontificó el “Estado de Derecho ejemplar” y el respeto por “la propiedad privada, la libertad empresarial, la independencia de los reguladores y la transparencia en los procedimientos”.

“No es casualidad que más de un millar de empresas españolas hayan elegido Chile para sus proyectos de inversión”, insistió el rey, al citar las energías renovables y el turismo como sectores que ofrecen ahora nuevas oportunidades.

REUNIÓN DE EMPRESARIOS

La visita del monarca fue ocasión para el despliegue del lobby de las patronales española y chilena. Estuvieron presentes Juan Rosell, presidente de la Confederación Española de Confederaciones Empresariales (CEOE) y sus pares de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Lorenzo Constans, y de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Andrés Concha.

Constans y Concha se reunieron con el presidente de Endesa, el español Borja Prado y reafirmaron su apoyo al polémico proyecto HidroAysén. Prado, por su parte, aseguró este martes que la firma controlada por la italiana Enel sigue viendo a Chile como un lugar seguro para invertir.

“Es un clima bueno, nos sentimos cómodos en Chile, tenemos un compromiso y seguiremos invirtiendo en este país porque nos da una seguridad jurídica y nos encontramos muy bien acá”- dijo Prado.

PASADA POR BRASIL

El periplo del Rey se inició en Brasil, donde se reunión con la presidenta Dilma Rousseff el domingo pasado en Brasilia; y contempla este miércoles entrevistarse con los presidentes de México, Felipe Calderón; Colombia, Juan Manuel Santos, y Perú, Ollanta Humala.

En Brasilia, Juan Carlos dijo que España trabaja con sus socios europeos para “estabilizar los mercados financieros, reducir los intereses de la deuda pública y fortalecer el proyecto del euro”.

La presidenta brasileña respondió sonriente y agregó que la estabilidad presupuestaria no es incompatible con políticas de estímulo del crecimiento.

A Brasil no lo visita un presidente español desde el año 2008 y la última visita oficial del Rey se remonta al año 2000. Rajoy viajará a mediados de junio a Río de Janeiro y Sao Paulo.

ALIANZA DEL PACÍFICO

El rey se colará en la IV Cumbre de la Alianza del Pacífico, que integra a los gobiernos de derecha latinoamericanos, como Chile, México, Colombia y Perú, con cuyos presidentes almorzará este miércoles en el Cerro Paranal, en la región de Antofagasta.

El monarca también aprovecha la visita para invitar a los presidentes a la Cumbre Iberoamericana a realizarse en noviembre en Cádiz. Dicha instancia ha perdido fuerza por las alianzas de los países de la región como el Mercosur, Unasur y el Alba.

El 2007, Juan Carlos causó polémica cuando le gritó al presidente venezolano, Hugo Chávez, en plena XVII Cumbre Iberoamericana: “¡Por qué no te callas!”, luego de que el mandatario caribeño denunciara la participación del ex presidente español, José María Aznar, en el fracasado golpe de Estado

LAS GANANCIAS DE LA RECONQUISTA ESPAÑOLA

La reconquista española fue dada por las privatizaciones de varias empresas de la región realizados en los ’90. Según la CEPAL, en 2011 España representaba el 14% del total de inversiones extranjeras directas en la región, con un monto de unos US$21.500 millones.

Según la revista financiera Fortune, 11 empresas de España están dentro de las 500 más grandes y rentables del mundo, entre las que figuran el Banco Santander, Telefónica, Repsol, el BBVA y Endesa.

Chile es un gran destino de los negocios de estas compañías. Se calcula en unos 15 mil  millones de dólares lo invertido en el país por empresas españolas en las dos últimas  décadas.

Dos tercios de los activos que las empresas españolas tienen en el extranjero están en América Latina, región que aprovechan no sólo por la amplitud de sus mercados, sino que ha mantenido sus ganancias a salvo de la crisis europea y de la propia España.

En una reciente gira por España, el ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, volvió a invitar al empresariado español a invertir en concesiones en infraestructuras y obra pública por un monto de 8 mil millones de dólares.

La invitación es bienvenida. No en vano, firmas como Telefónica, Santander o BBVA obtuvieron en Latinoamérica cerca de la mitad de sus ganancias durante 2011.

Sólo el BBVA obtuvo más de la mitad de las ganancias del primer trimestre del 2012, estimadas en 1328 millones de dólares, en sus filiales en Latinoamérica.

Telefónica, en tanto, obtuvo ingresos por 15.511 millones de euros, gran parte cosechados en América Latina.

UN REY AFICIONADO A LA CAZA

La visita de Juan Carlos es siete semanas después de su operación de cadera luego de accidentarse en un coto de caza privado en Botswana. El rey andaba cazando elefantes, uno de uno hobbies preferidos, en compañía de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, lobbista europea, en un viaje organizado por el empresario sirio Mohamed Eyad Kayali y pagado por el príncipe Salman bin Abdulaziz al Saud, de Arabia Saudita.

Pocos días antes, en declaraciones de relaciones públicas, había dicho que el desempleo juvenil “me quita el sueño”.

Juan Carlos acostumbra a cazar perdices, jabalís, búfalos o elefantes, los que son ofrecidos por cotos de caza privados, como ocurrió cuando hace algunos años se desveló que ‘cazó’ a un oso emborrachado por los organizadores de sus paseos en Rusia.

Otro misterio del monarca es cuando a los 18 años dio mató por accidente a su hermano menor, Alfonso de Borbón, con un revólver.

A hermano muerto, rey….

 

Mauricio Becerra R.

@kalidoscop

El Ciudadano


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados