Ahora si llegó marzo: estudiantes en masa cobraron la deuda

Diez mil personas en Santiago y más de 3 mil en Valparaíso fue la primera marcha de la temporada escolar

Diez mil personas en Santiago y más de 3 mil en Valparaíso fue la primera marcha de la temporada escolar. La movilización convocada por secundarios es por una educación pública gratuita y de calidad. En Santiago la prohibición de la marcha por parte del gobierno, provocó enfrentamientos entre la policía y los estudiantes. En Valparaíso pasó esto:

Podría haber sido un precalentamiento de mañana fría, pero lo cierto es que las más de 3.000 personas que respondieron a la convocatoria a la Primera Marcha por la Educación en Valparaíso, hablan más bien de un contundente regreso a  las movilizaciones estudiantiles.

Secundarios, universitarios, organizaciones sociales por la defensa de Valparaíso y porteños motivados, marcharon nuevamente este mediodía desde la Plaza Sotomayor hasta el Parque Italia. Como recambio obligado de primera quincena, los manifestantes le arrebataron con música y exigencias las calles a esa silenciosa postal porteña de verano que tanto le acomodaba a las autoridades.

Los temas de la banda sonora -amplificados nuevamente en miles de voces- fueron los mismos del 2011. Esos frente a los que el gobierno prefiere taparse los oídos: Educación gratuita y de calidad, fin al lucro, desmunicipalización…

La represión en Aysén -que desde ayer recrudeció- ocupó además las pancartas de los manifestantes.

Los porteños también recordaron -literalmente de golpe- que son los insultos, los chorros de agua tóxica, las detenciones ilegales y los gases lacrimógenos, la única respuesta de esos que fueron educados en el seno de la dictadura. Un total de 55 personas fueron arrestadas.

Por su parte, Santiago vivió hasta esta tarde una jornada de represión, que comenzó con la que recibieron los secundarios en la mañana y continuó con la que sufrió un grupo de ellos y universitarios al llegar hasta el ministerio de Educación horas después. El frustrado objetivo era exigir a través de una carta que sean reintegrados [email protected] [email protected] [email protected] de sus colegios, por participar en las movilizaciones del año pasado.

Fotos: Rens Veninga y Daniel Labbé

 

Ciudad Invisible

Compártelo

Comentarios