Diputados De Urresti y Jaramillo votaron contra la LGE y critican que no fortalece la educación pública

Ambos parlamentarios cuestionaron que la iniciativa del Ejecutivo no fue suficientemente consensuada con los distintos sectores de la sociedad

1 vista


Autor: Director
23/03/2009


Ambos parlamentarios cuestionaron que la iniciativa del Ejecutivo no fue suficientemente consensuada con los distintos sectores de la sociedad.

Una dura crítica al proyecto de Ley General de Educación hicieron hoy los diputados Alfonso De Urresti (PS) y Enrique Jaramillo (PPD),  quienes se manifestaron en contra de la iniciativa que se votó hoy en tercer trámite en la Cámara de Diputados y que obtuvo 70 votos a favor y 12 en contra.

Los parlamentarios calificaron el proyecto del Ejecutivo como el producto de una “mala negociación con la Alianza” y aseguraron que está orientado a afianzar el modelo de mercado en la educación y no hacia la reforma estructural a que aspiraban los estudiantes, los profesores y una parte no mayoritaria de la Concertación.

En su intervención en Sala, el diputado De Urresti criticó el sistema de urgencias impuesto por el Ejecutivo para tratar el proyecto señalando que no dio el periodo suficiente para el debate en la Cámara Baja.

En la misma línea se pronunció Jaramillo, quien criticó que en la discusión de la iniciativa “no se escuchó lo suficiente al profesorado”. “No estamos educando autómatas, estamos educando seres humanos. De debemos educar en primer término a mejores personas. No es posible que el Estado pretenda disminuir su rol en la educación. Hubiésemos querido un proyecto profundo con mayor discusión”, dijo.

“No innova en el objetivo último de la educación, como la formación de seres humanos y no como una simple transferencia de conocimientos estandarizados sobre algunas disciplinas; no innova en hacer de la educación un factor que apunte a superar las inequidades de una sociedad tan desigual desde la cuna y no innova en asumir un compromiso preferente del Estado con la educación pública”, dijo el diputado De Urresti en Sala.

“Esta LGE no pone al humanismo en el centro de la concepción de la educación”, sostuvo el parlamentario, quien agregó que el enfoque tecnocrático y economicista seguirá siendo el hegemónico. “Con esta LGE hemos perdido los que aspiramos a una educación para formar seres humanos, los que queremos generaciones imbuidas en valores, virtudes, principios y sentimientos, además, por cierto de los conocimientos de lenguaje y matemáticas indispensables para insertarse en la sociedad”.

Alfonso De Urresti enfatizó que el proyecto del Ejecutivo tampoco se hace cargo de las inequidades. Aunque reconoció que la iniciativa mejora la definición de Educación Pública, sostiene que esta no se  valora en el inmenso significado que tiene para construir una sociedad más desarrollada, más integrada y menos desigual. Por el contrario, reafirma la idea de un mercado o cuasi mercado educacional, en que todos compiten por igual.

“Esta LGE consagra y perpetúa un sistema en que las familias con más recursos compran la educación que esté a su alcance; los sectores medios, con grandes esfuerzos, acceden a la educación, según su nivel de ingresos, muchas veces aportando más de lo que reciben y la educación pública queda como la educación para los más pobres, para quienes tienen más problemas de disciplina, para quienes están más lejos de las redes sociales, con una administración poco adecuada y recursos insuficientes”, finalizó De Urresti.

Paula Cárdenas


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados