Dignidad Ahora

La batalla de los leguleyos

El Gran Vitoko, mítico estudiante de Pío Nono y conocido por ser hombre-mapa, al ser capaz de ubicar todas y cada una de las calles del Gran Santiago, entrega su visión de la gestión del decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Roberto Nahum, acusado de plagiar unos artículos de otros […]

Por Mauricio

Publicado en

Educación / Portada

0 0




El Gran Vitoko, mítico estudiante de Pío Nono y conocido por ser hombre-mapa, al ser capaz de ubicar todas y cada una de las calles del Gran Santiago, entrega su visión de la gestión del decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Roberto Nahum, acusado de plagiar unos artículos de otros docentes.

Siete años tuvieron que pasar para que la Mole de Pío Nono volviera a las Tomas. En esos siete años de frustración, no ha habido nadie que pudiera atreverse a desafiar al Sultanato de Nahum, a punta de decisiones impopulares, de sumarios, de descharcheteos injustificados, de traiciones al prestigio universitario, y hasta de hechos que rayan en la ilegalidad extrema. Nadie sino yo, que a través de mi Blog (http://elgranvitoko.blogspot.com) he hecho hervir la Marmicoc dentro de toda la Universidad de Chile.

Estos tres años de puro enterarme que en la Facultad de Derecho estaban pasando cosas truchas, me hizo pensar que la maraña de intrigas tenía que terminar, a lo sumo, en una revuelta de la masa leguleya. Pero como en la Casandra Central nadie pescaba la cuatiquera de Derecho, el festival de irregularidades de la administración Nahum lo dejaban pasar.

Esto empezó con la falsificación de Certificados para Procurador en Secretaría de Estudios que denunció Pilar Iturrieta el 2003. Al año siguiente, pasamos al proyecto «Ombudsman», proyecto financiado por la DOS, en el que Nahum lo ganó, y que de los 100 palos se gastaron 30 (los otros 70 ni aparecen). Posteriormente, el Turco Nahum impide arbitraria e ilegalmente a los funcionarios de la Facultad ser socios de FENAFUCH, lo que ha emputecido a quienes laburan como un buey para que la cosiaca funcione, y además empezó con una política cochina de no subirles los sueldos a ninguno.

El 2006, Nahum y Pierino «Cochayuyo» Perazzo cerraban la Mole para impedir que el Centro de Estudiantes de Derecho cobijara a quienes sufrían con los guanacos y zorrillos que llovían en la Revolución Pingüina (Perazzo golpeó a un menor de catorce años y lo tiró por la reja hacia la vereda). María Teresa Hoyos ordenaba a los funcionarios de Portería usar aparatos de espionaje, lo que fue desenmascarado por este pechito. Se reeligió solito para su segundo período (solo votaron 100 profes).

Al año siguiente, cacharon que el Turco pasaba echando profes de calidad para poner una maraña de profes invitados y de pésima calidad académica y mandó cortados a muchos funcionarios queridos por la masa. Es ahí donde se fue Patricia Navia y dejó una frase para el bronce:

«Me voy, porque Nahum ha enlodado esta Facultad y la ha mandado al precipicio. Con Nahum, esta Facultad ha perdido toda la dignidad que tenía, todo el norte que tenía, y él la hizo mierda. Prefiero estar en una parte más digna…».

Las palabras de Patricia Navia, tuvieron eco cuando Lorena Donoso destapó la olla, al cachar sin asco que Nahum le copió dos trabajitos para así agarrar el rango de Profesor Titular. En eso, la bomba no terminaba de explotar cuando los Siete Brillantes (Mané Horwitz, Fernando Atria, Davor Harasiç, Julián López, Jaime Irarrázaval, Lucas Sierra y el Quique Barros) se avisparon al toque y mandaron dos cartuchos al Rector, quien en segunda instancia los pescó e instruyó al ex Supremo Mario Garrido Montt para empezar la operación para sacar a Nahum.

En la Mole, el 28 de Abril votaron 1.410 pericos, y por un aplastante 81% se aprobó un Petitorio que contiene cuatro punto: Elaboración de un Proyecto de Desarrollo Institucional, regularización del Claustro Académico que está como la callampa, Democracia interna, y -lo importante- ¡Que se vayan Nahum, Perazzo, Barroilhet, la Tere Hoyos y el Núñez para la casa!

Al día siguiente, las Asambleas de Generación comenzaron la decisiva misión para votar si se tomaban la Mole o no, y terminaron votando por la Toma, lo que fue ratificado por Asamblea de Escuela a eso de las dos de la tarde. En el intertanto, los funcionariosaurios entraron a enyegüecerse brígido con el Turco y se armaron hasta los dientes en Biblioteca, Secretaría de Estudios, Bienestar Estudiantil y hasta en el propio Decanato.

Consumada la Toma por parte de Gabriel Boriç y compañía, empezaron a llegar los comunicados de prensa, los rumores de pasillo y hasta posibles amenazas de rearticulación de los nahumistas. Las Asambleas de Toma se han ido sucediendo diariamente, lo mismo que las Asambleas de Generación y las Comisiones con los Académicos -en su mayoría antinahumistas-. Pero el Turco Nahum empezaba a jugar sucio y a perder mucho peso, mandando un Recurso de Protección con Órden de No Innovar a Tribunales, lo que le valió el repudio generalizado de toda la comunidad universitaria.

Nahum pierde la ONI, y de paso, su Decanato lo pierde por ser tan antijurídico y matón de esquina. Ni su señora le cree el cuento, ese que contó en su patético monólogo de la Casa Central, justo cuando se fue de tarro y recurso.

¿Ahora, qué nos queda…?. Que Mario Garrido Montt deje el informe al Rector, que si lo ve, de seguro que presenciaremos la caída de Roberto Nahum, un déspota esquizofrénico y megalómano que creyó que la Mole de Pío Nono era propiedad suya, y nunca se dio cuenta que enlodó completamente el prestigio y tradición de la Facultad y de la Universidad de Chile, mandando al precipicio todo lo que siempre ha servido.

¡¡Buena lección la de la Patty Navia, y tremendo lo de Lorena Donoso…!!

Por El Gran Vitoko


Comparte 👍

Comenta 💬