Mónica Cortés es mujer, esposa y madre de tres hijos


Autor: Wari
14/03/2010

Mónica Cortés es mujer, esposa y madre de tres hijos. Diseñadora Gráfica de profesión y una incansable luchadora por salvar lo que aún queda como patrimonio material prehispánico. Su fortaleza es el profundo amor que siente por su familia y por su provincia de San Felipe de Aconcagua.

Como madre, esposa y profesional ha sentido el fuerte deseo de transmitir a todos sus cercanos el aprecio, valoración y resguardo de una herencia que pocos conocen y cuidan, cosa que ha logrado a través del trabajo realizado en el Taller de Esmaltados Piffaut, una empresa que ha traspasado las barreras de la Región de Valparaíso, no sólo por su innovadora apuesta, sino que también por su entrega comunitaria.

Mónica, ¿qué lleva a una diseñadora a orientar su trabajo hacia el rescate de la iconografía de los pueblos prehispánicos?

– Principalmente el desconocimiento y la falta de cuidado frente a los innumerables vestigios que dejaron los antiguos habitantes del Valle de Aconcagua. En el valle -por muchas generaciones- nos habíamos diferenciado con el resto de Chile por nuestra fruta, minería y construcciones coloniales, pero jamás por nuestro pasado prehispánico.

Muchos estudios arqueológicos actuales revelan que en nuestro valle habitaron complejos culturales con claras diferenciaciones, especialmente en la alfarería y los petroglifos. Estos elementos -que hemos rescatado- los levantamos aplicándolos a piezas utilitarias, con la finalidad de darles identidad aconcagüina.

Las personas que compran sus productos, ¿logran apreciar el valor pre-histórico del Valle de Aconcagua que ustedes intentan plasmar en ellos?

– Sí, su plus es el rescate iconográfico y así lo sienten quienes nos compran. Más aún, todos valoran nuestros esfuerzos por salir de las sombras con productos que caracterizan nuestro valle y, con los cuales, al comprarlos se están llevando un trozo de la historia prehispánica local.

Hoy Piffaut no sólo se reconoce como un Taller de Esmaltados, sino que como una escuela transmisora del patrimonio local. ¿Cuál es el objetivo de abrirse a las comunidades y educar a través del arte?

– La idea es incentivar principalmente a los jóvenes. Entusiasmarlos primero por aprender y conocer en directo estos antiguos vestigios, para que de esta manera puedan cuidarlos y preservarlos a través del tiempo. Y si logramos sumarlos y hacer que pueden aprender un digno oficio como es la alfarería, mucho mejor, ya que puede significar a futuro una fuente de ingreso para ellos y sus familias.

Uno de los proyectos más emblemáticos que han implementado es Escolartin, ¿nos podrías contar en qué consistió y cuáles fueron sus principales logros?

Escolartín es una escuela gratuita para los alumnos en situación vulnerable. Es financiada por FONDART regional y son talleres de  arte itinerante dirigidos a colegios y escuelas de la zona que no poseen talleres artísticos con rescate patrimonial. Son itinerantes porque somos los profesores los que vamos a sus centros educacionales, con todos los materiales para que ellos aprendan.

Nuestro principal logro es que niños de entre 12 y 17 años han aprendido técnicas alfareras y de esmaltado, como también han conocido In Situ lugares arqueológicos, siendo de gran incentivo para aprender más sobre las antiguas culturas. Hemos realizado murales cerámicos que han quedado emplazados en las fachadas de los colegios y en el centro interior de la Municipalidad de San Felipe, como testimonio de lo aprendido y vivido.

¿Crees que la Comunidad de Contenidos Locales está siendo, al igual que ustedes, un aporte educativo hacia la comunidad?

– Sí, el aporte tiene gran importancia para las comunidades, ya que permite vincular la historia con el presente en todas las áreas del conocimiento, logrando además ser un punto importante de consulta, no sólo para escolares y estudiantes superiores, sino para todo el mundo.

¿Qué motivó a Esmaltados Piffaut a ser parte de la Comunidad de Contenidos Locales?

– El motivo principal fue la invitación a participar que nos hizo la Biblioteca Municipal de San Felipe. Al leer el sitio nos dimos cuenta del valioso aporte que significa y la gran fuente de conocimiento que permite que nuestros habitantes del valle nos conozcan, pero también conozcan a otros que ya sea por su trabajo u oficio permiten crecer y entregar conocimiento de innumerables aspectos de nuestra comunidad y otras.

Mónica, ¿por qué otros diseñadores y artistas del país deberían ser parte de esta Comunidad?

– Lo interesante de esta Comunidad es que podemos trasmitir temas puntuales de distintos avances en investigación local, no sólo arqueológica, sino también en arte, educación, salud, etc. Para artistas y diseñadores es muy importante, ya que permite por un lado publicar lo que vamos diseñando y, por otro, informarnos de otros estudios que nos ayuda a conocer mejor nuestro pueblo e identificar sus necesidades, para luego ejercer nuestro trabajo creador.

Más información en:

http://piffauteduca.blogspot.com/

http://ceramicapiffaut.blogspot.com/

http://galeriapiffaut.blogspot.com/

Fuente: www.contenidoslocales.cl


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados