Últimos estudios: Féminas se excitan casi tan rápido como los varones

Un nuevo estudio de la Universidad de McGill ha utilizado por primera vez tecnología de imagen térmica para medir las tasas de excitación sexual tanto en hombre como mujeres

Un nuevo estudio de la Universidad de McGill ha utilizado por primera vez tecnología de imagen térmica para medir las tasas de excitación sexual tanto en hombre como mujeres. Los resultados han tirado por tierra el tópico que decía que las segundas tardaban mucho más en excitarse que los primeros.

“Al comparar la excitación sexual entre hombres y mujeres, vemos que no hay diferencia en la cantidad de tiempo en hombres sanos y mujeres jóvenes para alcanzar la excitación máxima,” dijo el Dr. Irv Binik, profesor de psicología, fundador y director del Servicio de Terapia de Sexo en la Pareja del Royal Victoria Hospital, que a su vez forma parte de la McGill University Health Centre (MUHC).

La imagen térmica o termografía, es la imagen que se obtiene con cámaras termográficas de infrarrojos que detectan la radiación emitida por los objetos en función de su temperatura. Debido a su utilidad en la detección de los objetos calientes en la oscuridad, la mayoría de la gente la conoce como la tecnología utilizada en las gafas de visión nocturna que llevan los militares en operaciones nocturnas.

En estudios anteriores, los investigadores midieron la excitación sexual con instrumentos que requerían contacto genital y manipulación, hecho que hacía que algunas mujeres y hombres se sintieran incomodas e incómodos, obteniendo resultados irreales.

En esta investigación, Binik utilizó la tecnología termográfica para observar los genitales de los sujetos a estudio mientras que observaban distintas imágenes excitantes en unas ocasiones, paisajes canadienses en otra y por último películas de terror, para establecer una primera base de datos con las distintas reacciones de los sujetos. Durante el experimento de excitación, los sujetos masculinos y femeninos, visualizaron por separado películas de sexo explícito a través de gafas especiales para reducir al mínimo las distracciones.

El equipo de Binik registró los cambios de temperatura de 100 sujetos y tanto los hombres como las mujeres comenzaron a mostrar excitación a partir de los primeros 30 segundos. Los hombres llegaron a su excitación máxima en 664,6 segundos (aproximadamente diez minutos), mientras que las mujeres en 743 segundos (12 minutos) –una diferencia estadísticamente insignificante.

“En cualquier experimento en la excitación sexual realizado en un laboratorio, hay algo de distracción”, dijo Binik. “Pero en comparación con las técnicas anteriores, ésta es mínimamente invasiva y las mediciones han sido las mismas para hombres y mujeres, lo que hace realmente interesante los resultados”.

www.tocandolosweb.com

Compártelo

Comentarios