Chimbalab: Laboratorio de Arte y Tecnología

Las encargadas de este proyecto están atentas al hecho del trabajo colectivo en el arte y las formas de comunicación que solventan su trabajo

Por Wari

0 0


Las encargadas de este proyecto están atentas al hecho del trabajo colectivo en el arte y las formas de comunicación que solventan su trabajo. Así, sus talleres, su espacio hasta hace poco afectado por el terremoto, las charlas y los viajes que realizan, entregan un espacio que ofrece la exploración de nuevos circuitos artísticos y paradojalmente tecnológicos.

-¿Con quienes, cuándo y con qué propósito nace Chimbalab?

El Proyecto Laboratorio de Arte y Tecnología Chimbalab lo conformamos Claudia González y Constanza Piña, ambas artistas visuales y estudiantes del Magíster de Artes Mediales de la Universidad de Chile.

Chimbalab se conforma como tal en diciembre del año 2008. Nace a partir de la necesidad de espacios de trabajo, de discusión, de reflexión, de intercambio y de aprendizaje sobre conocimientos tecnológicos aplicables a la práctica artística con el objetivo de generar experiencias que no se encuentran en las instancias de formación académica.

-¿Qué relevancia cumple el Laboratorio, dentro de los circuitos de arte independientes, en cuanto a convocatorias y participación?

Uno de los objetivos que nos planteamos en todas nuestras actividades es proporcionar el espacio y las instancias para construir conocimiento en conjunto, experiencias colectivas de trabajo en taller, donde la tranferencia de información se produzca en varias direcciones y todos podamos aprender y enseñar significativamente.

También creemos que el intercambio y la producción en colaboración con otras instancias locales y sudamericanas de carácter independiente, es un factor relevante para la facilitación y construcción de nuestros propios proyectos.

De esa manera se logra convocar a un mayor número de personas interesadas en aprender o desarrollar un proyecto específico. Por eso Chimbalab también se presenta como un espacio de investigación donde quienes lo requieran pueden plantear sus necesidades como un desafío a resolver colectivamente.

-Hablemos del trabajo en específico que desarrollan en el Laboratorio Chimbalab. A qué se reúnen específicamente, de qué tratan los talleres….

Los propósitos de este proyecto de laboratorio son básicamente generar conocimientos y reflexiones grupales en torno a la relación arte y tecnología. Proponiendo talleres de electrónica aplicada a esta área. Paralelamente Chimbalab se dedica a desarrollar investigación y producción de obra.

El eje central del proyecto está determinado por el cruce e integración de dos aristas: el arte y la tecnología, considerando este último término en un sentido amplío y a la vez bastante específico: Consideramos la tecnología como una estrategia de producción, como una alternativa e inventiva de supervivencia en la cual los problemas se resuelven con recursos materiales cercanos y propios a los contextos de cada persona. De este modo, diferentes formas de construir un sistema, son significantes de una tecnología específica.

Ese es el perfil de nuestros talleres y bajo el cual proponemos la participación de la comunidad. Nos interesa que los participantes experimenten con la electrónica pudiendo aplicar en su uso un concepto de obra personal, que exploren los dispositivos y los logren personalizar de acuerdo a sus propios recursos o necesidades creativas.

En este sentido, hemos optado por investigar con low tech o baja tecnología, buscando materiales adquiribles dentro de su perímetro cercano, utilizando procedimientos derivados de la electrónica, el dibujo y el grabado, el video y la performance.

-Por otra parte,  hablemos sobre la destrucción del espacio con el pasado terremoto, y cómo podemos colaborar en su reconstrucción…

Nuestra sede física fue afectada por el terremoto por lo tanto hemos tenido que adoptar una forma de trabajo nómade, buscando espacios e instituciones que se interesen por nuestras propuestas (talleres, charlas, encuentros) y se entusiasmen en colaborar facilitando el espacio o estableciendo redes de contactos. Esa es una manera de seguir adelante con Chimbalab.

De esta manera tuvimos la oportunidad de viajar a Buenos Aires y dar tres talleres y dos charlas en diferentes espacios dedicados al arte y la tecnología (Labo, Medialab Cceba, CEIArte de la Untref). Paralelamente conformamos el primer encuentro de experimentación electrónica y cultura DIY con artistas de Argentina, Brasil y Chile.

-Próximas Convocatorias, qué es lo que se viene para julio y agosto…

Desolder and Reconstruction (primeros sábados de cada mes en Artek a partir de julio). Y la Bolsa Local en Exposición Portables, desde el 18 de agosto al 19 de septiembre en la Sala del Museo de Bellas Artes del Plaza Vespucio.

+ info: www.chimbalab.cl
[email protected]
www.sudamericaexperimental.com

Por Pía Sommer Catalán

El Ciudadano N°83

Compártelo

Comentarios