Busca en El Ciudadano

«Con la liberación de todo el territorio de la República aumentaremos todas nuestras capacidades»

Presentamos una entrevista realizada por Enrique J. Refoyo para Geopolitika.ru en español, efectuada a finales de enero 2023 en el Consejo de la Federación de Rusia (Moscú), en donde Natalia Nikonorova es miembro del Comité sobre Asuntos Internacionales, en su calidad de representante del órgano ejecutivo del poder estatal de la República Popular de Donetsk.

«Con la liberación de todo el territorio de la República aumentaremos todas nuestras capacidades»

Autor: Wari
19/02/2023

Por Enrique J. Refoyo

Estimada Natalia Nikonorova, muchas gracias por la oportunidad de entrevistarla para que nuestro público en español también pueda conocerla. Me gustaría dividir esta entrevista en tres partes –presentepasado y futuro– para que podamos conocer de primera mano la situación en Donbás ya que usted ha sido Ministra de Asuntos Exteriores de la República Popular de Donetsk durante seis años (2016-2022).

EL PRESENTE

-¿Cómo describiría la situación actual en Donbás, desde el punto de vista humanitario y económico, por un lado, y de la OME (Operación Militar Especial), por otro?

-Gracias por su pregunta y por esta oportunidad de hablar ante un público en español, porque es muy importante para nosotros que un público extranjero, especialmente un público europeo y americano, conozca de primera mano los hechos y acontecimientos que han estado sucediendo en la realidad, en Donbás, durante todo este tiempo. En cuanto a su pregunta, desde un punto de vista económico y humanitario, digamos que hay dos enfoques diferentes, porque hay que separarlos.

La situación humanitaria es bastante difícil en estos momentos si hablamos de la República Popular de Donetsk (RPD), porque continúan los terribles bombardeos por parte de las formaciones armadas ucranianas y estos bombardeos se dirigen principalmente contra la población civil y las infraestructuras civiles, por lo que son sobre todo las instalaciones eléctricas y las instalaciones civiles, como escuelas y hospitales, las que sufren, por lo cual es muy difícil [la situación ]. 

Además, por supuesto, la población intenta no salir de casa en la medida de lo posible para evitar amenazas y riesgos innecesarios para su vida y su salud. También es imperativo mencionar aquí lo que está ocurriendo en el abastecimiento de agua y el suministro de agua a la República. Como saben, la parte ucraniana ha cerrado por completo el sistema de abastecimiento hídrico que suministra agua a casi todo el territorio de la RPD y ahora el volumen de agua necesario para el pleno abastecimiento de agua, digamos en la región de un millón de metros cúbicos, realmente se ha reducido a una quinta parte, con lo cual la situación es muy mala en este sentido. 

El agua se suministra según un horario: una vez cada tres días, durante dos o tres horas. Es una situación muy difícil desde el punto de vista humanitario, y es la población civil la que sufre en primer lugar. Además, la cuestión de la calefacción también está relacionada con esta situación. Como sabes, ahora es invierno, hace bastante frío. Hay temperatura menor a 0 grados y, por tanto, la calefacción depende del suministro de agua, por lo cual ahora es muy difícil suministrar calefacción a los edificios de apartamentos, a los que siempre se ha suministrado calor mediante un sistema de calefacción centralizada. Sin embargo, comprendimos que eso es lo que haría Ucrania

Incluso cuando se intensificaron los combates, comprendimos que el primer paso que darían sería cortar el suministro de agua, así que, por supuesto, empezamos a prepararnos para esta situación inmediatamente, literalmente de forma inmediata allá por el verano, y ahora esta situación está más o menos resuelta, es decir, se sigue suministrando calefacción a los hogares. Ciertamente, no en la medida que nos gustaría, pero aun así conseguimos resolver estos problemas. Pero el problema también se plantea cuando, por ejemplo, se ven afectadas las subestaciones eléctricas y la calefacción depende, entre otras cosas, de la disponibilidad de electricidad. Y la parte ucraniana está tratando de atacarlas, de destruir estas mismas instalaciones. 

Y cuando los equipos de reparación salen a reparar tal o cual instalación, también son objeto de ataques. Puedo dar un ejemplo reciente: El 25 de enero [2023] fue bombardeada una subestación en Gorlovka. 150.000 personas se quedaron sin electricidad, lo que en realidad es toda la ciudad. Y el 23 de enero [2023], cuando la misma situación se produjo en la subestación de la ciudad de Donetsk: un equipo de reparación salió y tal equipo de reparación fue el objetivo del ejército ucraniano. Tres personas resultaron heridas. Pero aún así, nuestros servicios municipales, los equipos de reparación… siguen trabajando en estas condiciones, por lo que intentan mejorar la situación y ayudan a la gente a seguir utilizando todos los servicios, pero, una vez más, debido a estos factores, la situación es bastante difícil. 

Además, debido a los constantes bombardeos para no poner en peligro la vida de nuestros jóvenes residentes y no exponerlos a amenazas, en este momento casi todas las escuelas, excepto las escuelas secundarias y las instituciones de enseñanza superior, han pasado a un formato de enseñanza a distancia. Quiero decir, todo esto naturalmente no tiene un efecto muy positivo, y en cuanto a la pregunta sobre la OME: Aquí uniría estos dos aspectos, porque cuanto más avanzan nuestras fuerzas armadas, cuantas más ciudades liberan las Fuerzas Armadas rusas, más fácil se hace la situación y esperamos que en un futuro próximo también sean liberados los puntos que suministran agua a la República. Pero a pesar de ello, se han tomado medidas para que siga siendo posible establecer un suministro de agua desde el río Don, es decir, ahora se está construyendo una nueva línea de agua, a un ritmo acelerado. 

Aquí ya se anunció que para el 1 de abril está prevista la apertura de este conducto, es decir, que por supuesto lo esperamos con muchas ganas. Y la OME se desarrolla según lo previsto: cada vez se liberan más asentamientos, es decir, si en porcentajes, antes del inicio de la Operación Militar Especial controlábamos el 45-50% de la superficie de la RPD, ahora es más del 65%. Es decir, hay éxitos significativos en el sur de la República: como saben, Mariupol ha sido liberada. 

En estos momentos se están reconstruyendo allí muchas instalaciones, y la ciudad se está reconstruyendo muy activamente, a un ritmo muy rápido. Ahora también hay avances hacia el norte, y en tal sentido recientemente la ciudad liberada de Soledar y la aldea de Sol han sido tomadas bajo control, y de hecho la carretera a Ugledar está ahora bajo control. De forma muy activa nuestros chicos están mejorando sus posiciones en dirección Avdeevka, es decir, de hecho hay acciones ofensivas a lo largo de toda la línea de contacto, aunque no sean grandes, pero en cualquier caso se están liberando asentamientos importantes para nosotros. Y en cuanto a la economía y el componente económico, por supuesto que es mucho: la situación ha cambiado mucho para la RPD. 

Probablemente incluso en el momento del reconocimiento por parte de Rusia, porque 24 sujetos de la Federación Rusa tomaron asentamientos de la república bajo su patrocinio y cada uno de estos sujetos ayuda a cada ciudad, asentamiento o distrito en particular. Y en ese momento comenzó el proceso de reconstrucción. Ahora vemos cómo evoluciona la situación. Ya hay proyectos de inversión, ya hay inversores para diez minas en la RPD. Ya hay planes para construir una planta de tratamiento de residuos, hay planes para reconstruir una planta de reparación de buques en la costa del mar de Azov. Existe una buena cooperación con las empresas de los Urales en los sectores de la metalurgia, el refinado de petróleo y gas… Cheliábinsk y Oremburgo ya han restaurado por completo y seguirán haciendo la revisión de locomotoras, es decir, el transporte ferroviario. Chuvasia está trabajando con nuestras empresas en el sector energético, así que ahora en Donetsk, en la RPD, en términos económicos, hay desarrollo, crecimiento, un ritmo desenfrenado y muy activo. 

Podemos ver cómo la República y sus empresas se están recuperando, literalmente ante nuestros ojos. Esperamos que este proceso adquiera proporciones aún mayores cuando se libere todo el territorio, porque, por supuesto, los bombardeos actuales complican considerablemente la situación. Sin embargo, con el control de todo el territorio de la República, la situación no hará sino mejorar.

-Volvamos a enero y febrero de 2022. ¿Cómo vivió los primeros días entre el 22 y el 24 de febrero, entre el reconocimiento de la RPD y la RPL (República Popular de Lugansk) y el inicio de la operación?

-Emocionalmente muy intenso, diría yo, porque hay dos aspectos: por un lado, por supuesto, con alegría, porque se tomó la decisión de reconocer a la RPD por parte de la Federación Rusa y para nosotros es por supuesto un momento muy esperado y por supuesto muy… lo diré directamente – es felicidad, esto es lo que la población de la RPD estuvo esperando tanto tiempo, es decir todos estuvieron muy contentos. Pero, por otro lado, las tropas ucranianas comenzaron la escalada el 17 de febrero [2022], es decir, antes, y hubo graves bombardeos y también muchos riesgos para la vida y la seguridad de la población de la República, por lo que ni siquiera fue posible celebrarlo adecuadamente. A pesar de todas las amenazas, la gente acudió a la plaza central de Donetsk e incluso hubo fuegos artificiales, pero desde la posición de las autoridades intentamos alejar a la gente de las celebraciones masivas porque era realmente peligroso. Así fueron, de hecho, aquellos días. 

Por un lado, se encontraba la escalada por parte de Ucrania, y por otro, el deseo de alegrarse, el deseo de compartir estos momentos felices con todos los habitantes de la República, pero confiamos en que seguiremos haciéndolo cuando todo el territorio esté liberado.

Hablando de Occidente, ¿qué opinión le merecen los países occidentales? ¿Qué opina de las sanciones estadounidenses y europeas contra Rusia?

-Creo que fue totalmente absurdo por parte de los dirigentes de los países occidentales sugerir que estos instrumentos sólo afectarían a Rusia y no tendrían ninguna repercusión en su propia economía, eso en primer lugar. En segundo lugar, no tocaré el aspecto jurídico de estas sanciones –no se impusieron de acuerdo con el derecho internacional–, pero en lo que respecta a la economía en sí, podemos ver que la historia se ha consolidado y podemos decir que ya ha salpicado las aguas en esta historia, porque Rusia está afrontando y superando con éxito las consecuencias de estas sanciones, su deuda exterior está disminuyendo. 

Todo el mundo comprende perfectamente que la industria, la producción y la economía rusa han hecho frente a estos instrumentos que se le impusieron y se le impusieron a propósito. Entendemos por qué. Y como resultado vemos que las sanciones tienen de hecho el efecto contrario en los países que las impusieron. Siempre es un arma de doble filo, pero Rusia lo sobrellevó, y como podemos ver, a los países europeos cada vez les resulta más difícil afrontarlo. 

Y hablando francamente, les diré mi punto de vista sobre este proceso: creo que no todo es consecuencia de los países europeos porque algunos procesos tienen que ser considerados en su kinesis, es decir en qué dirección se están desarrollando y esta es una dirección negativa para los países europeos. Lo que los ciudadanos europeos afrontan ahora no lo es todo, porque muchas industrias están recortando su producción en Europa y esto supone un déficit de ingresos presupuestarios. En consecuencia, tales déficits de ingresos afectarán al desarrollo ulterior de la economía. 

Bueno, en consecuencia, esto… Ojalá sonara como algún tipo de amenaza o advertencia, pero es un proceso natural y lógico, es la forma en que funciona la economía. En consecuencia, antes de imponer sanciones, los líderes europeos deberían haber pensado en cómo afectarían a sus propios países, pero, por desgracia, la situación se decantó a favor de un único hegemón que sale ganando en esta situación: Estados Unidos de América. Por desgracia, los gobiernos europeos han tomado estas decisiones y ahora vemos que estos países europeos están sufriendo por ello. 

Hasta ahora, al menos en esta fase, sólo Estados Unidos se ha beneficiado de ello.

-Y en lo que respecta a Ucrania: ¿Qué puede decirnos? ¿Qué le está pasando a ese país?

-En realidad, para nosotros todo es obvio y todo está claro con lo que le sucede a ese país en estos momentos. No podíamos entender del todo la situación que estaba ocurriendo en 2014 y, sin embargo, teníamos alguna opinión o esperanza o creencia de que esta situación podría resolverse pacíficamente, y ahora, en principio, todo está absolutamente claro. Entendemos que ese país, si es que al resto de Ucrania se le puede llamar «país», va camino de la autodestrucción. 

Hice esta observación porque cualquier Estado debe tener los atributos apropiados de estatalidad y en particular la soberanía, pero vemos que las actuales autoridades de Ucrania, no tienen absolutamente ninguna soberanía: toman las decisiones que exclusivamente les llegan como instrucciones de los socios occidentales. Así que es difícil llamarlo Estado independiente. Pero lo que está ocurriendo allí es la negación total de los derechos humanos, es la negación total de su propia Constitución, es la violación total de la misma, es la ausencia de cualquier orientación social a la hora de tomar cualquier decisión. Es decir, creo que todas estas manifestaciones son evidentes para los espectadores y analistas europeos atentos, incluso, porque es muy difícil ocultarlas. 

Otra cuestión es que, en estos momentos, a favor de intereses políticos inmediatos, estas manifestaciones se justifican de alguna manera, se ignoran muchas cosas, no se presta la debida atención a lo que ocurre en Ucrania, y si indagamos en este asunto, podemos obtener mucha información incluso de los refugiados, que vienen de Ucrania a países europeos. Hay hechos y es necesario ante todo analizarlos y prestarles atención. Es decir, entendemos que en este momento no hay absolutamente ninguna oposición en Ucrania, no hay libertad de expresión, nadie puede expresar tranquilamente una idea si contradice lo que digan los servicios especiales, y por cierto estos mismos servicios especiales vienen inmediatamente y detienen a los ciudadanos involucrados.

Vemos perfectamente lo que está pasando en la esfera de la movilización, vemos perfectamente lo que está pasando en la actividad exterior de, si se puede llamar así, el liderazgo de Ucrania. En otras palabras, por el momento es el camino de la degradación completa y la autodestrucción y hasta ahora no vemos ninguna posibilidad de que la sociedad civil pueda contrarrestarlo, porque las autoridades que existen ahora en Ucrania, lo más probable es que tengan como objetivo la destrucción completa del país.

EL PASADO

En mayo de 2014 se celebraron referendos en Donetsk y Lugansk, tras los cuales se formaron la RPD y la RPL. Para el público occidental, ¿puede explicar por qué se celebraron estos referendos? ¿Cuál era el trasfondo de la situación?

-Por supuesto que el trasfondo era tenso, eso seguro. Pero probablemente deberíamos empezar un poco antes, desde febrero de 2014, cuando hubo un golpe inconstitucional en Kiev. De hecho, en ese momento, la Constitución de Ucrania dejó de estar en vigor, es decir, se produjo una usurpación del poder. Como sabemos, hubo víctimas y la gente sufrió, como los residentes del sureste de Ucrania, y no estoy hablando sólo de Donbás, sino incluyo a Odesa y Járkov. Para nosotros estaba bastante claro que, en esta situación, esas personas que llegaron al poder en Kiev, continuarían con sus acciones criminales inconstitucionales y quiero recordarles que tan pronto como llegaron al poder, el primer proyecto de ley que fue considerado y aprobado fue la ley para la derogación de la ley sobre la base de la política lingüística, es decir, el estatuto de la lengua rusa fue derogado. En consecuencia, todos los documentos, toda la interacción con las autoridades tuvo que llevarse a cabo en el idioma ucraniano, que para el sureste de Ucrania esto es fácticamente inaceptable porque todo el mundo se comunica en ruso. Y étnica e históricamente, es una población rusa en su mayoría, por lo que en realidad se está privando a esta parte de la población del país, en ese momento otro país, se les está privando de sus derechos humanos. 

Y así, permítanme recordarles, con la terrible situación en Kiev y la masa de problemas sin resolver – cual fue la primera ley considerada por el Parlamento de Ucrania después del cambio de poder. Desde entonces, los habitantes de Donetsk y Lugansk, Járkov y Odesa, Zaporiyia y Jerson empezaron, como es natural, a exigir a sus autoridades locales que prestaran atención a esta cuestión. 

Puedo contarles con más detalle lo que ocurrió en Donetsk. Nos dirigimos a los diputados locales del Consejo Regional con la petición de que defendieran nuestros derechos ante las nuevas autoridades de Ucrania, ante el nuevo Parlamento y que nos protegieran, incluso preparamos algunas peticiones. En ese momento, nadie estaba llamando a la secesión, nadie estaba llamando a ninguna acción militar. A grandes rasgos, la población de Donbás estaba asustada y pedimos a las autoridades locales que nos protegieran, pero, por desgracia, la reacción de los diputados locales fue la siguiente: simplemente huyeron de Donetsk. 

Es decir, toda la administración regional y todo el consejo regional simplemente abandonaron el territorio de Donbás. Nos quedamos solos, y entonces empezaron a suceder acontecimientos que nos asustaron aún más: Los sucesos del 2 de mayo en Odesa (como saben, lo que le ocurrió a la gente en la Casa de los Sindicatos), los sucesos de Lugansk, el suceso en el que Ucrania envió fuerzas armadas contra civiles desarmados y el 9 de mayo en Mariupol, la gente se vio obligada a detener tanques con sus propias manos. Pero en aquel momento ya estaba claro que no conseguiríamos ningún reconocimiento pacífico de nuestros derechos, ni un acuerdo pacífico ni ningún tipo de vida en común con el país que enviaba sus fuerzas armadas contra nosotros y estaba dispuesto a matarnos, así que celebramos un referéndum para saber qué pensaba la población de la región de Donetsk en aquel momento. Nuestras opiniones y posiciones estaban absolutamente claras y no había ninguna duda. Tuvimos una participación y un porcentaje muy impresionantes a favor de la secesión, hablan por sí solos, así que en ese momento se creó el Estado independiente – la RPD. Pero nuestra postura no fue la misma desde el principio: no queríamos separarnos ni tener enfrentamientos militares en nuestro territorio, sólo queríamos proteger nuestros derechos. Por desgracia, Kiev no nos escuchó.

-La guerra en Donbás duró 8 años sin prácticamente cambios territoriales hasta febrero de 2022. En lo que respecta a los acuerdos de Minsk, en su opinión: ¿Usted considera que la paz pudo ser posible en el marco de los acuerdos de Minsk?

-Cuando se firmaron los acuerdos de Minsk [2014-2015], creíamos que era posible. Realmente nos esforzamos por resolver pacíficamente el conflicto por medios diplomáticos y al principio, tras la firma, inmediatamente después de la firma, hubo una fuerte disminución en el número de bombardeos de nuestro territorio y, francamente, incluso nos alegramos de estos acuerdos en algún lugar, porque esto trajo cierto alivio a la población, especialmente a la población que vivía en los territorios de primera línea pero, como resultó más tarde, en primer lugar, no fue por mucho tiempo, es decir, literalmente hubo una pausa en los bombardeos durante menos de un mes, y luego la parte ucraniana comenzó esta práctica nuevamente. Los bombardeos continuaron con casi la misma intensidad, tal vez un poco más débil, porque la misión de monitoreo de la OSCE comenzó a funcionar y, en el momento de la firma de los acuerdos de Minsk, creíamos que era imposible. 

De nuevo esperábamos que, dado que los acuerdos de Minsk fueron aprobados por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que es vinculante, es decir, es la única Institución que emite resoluciones vinculantes, en consecuencia, pensábamos y creímos en la fuerza del Derecho Internacional y esperábamos que estos acuerdos deberían cumplirse. Por lo tanto, aplicamos todos los esfuerzos para que se implementaran, es decir, se dieron muchos pasos por nuestra parte: propusimos muchas iniciativas, muchos proyectos sobre cómo se puede implementar cada uno de los trece puntos, pero, desafortunadamente, la parte ucraniana estaba claro que participaba de mala fe en estas negociaciones, es decir, los representantes de Ucrania no intentaron implementarlas. Por el contrario, digamos, ofrecieron algunas opciones que, a sabiendas, no podían organizarse desde las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, o de alguna manera distorsionaron el significado de lo que se firmó. Bueno, ahora está claro que simplemente estaban perdiendo el tiempo, porque tras las revelaciones de políticos famosos, tanto la ex canciller de la República Federal de Alemania [Merkel] como el Sr. Hollande, está claro que inicialmente firmaron estos acuerdos para ganar tiempo y poner la mayor cantidad posible de armas en Ucrania, es decir, fortalecerla desde ese punto de vista. Pero, una vez más, por nuestra parte, creímos que esto era posible y tratamos de implementar estos acuerdos de paz con todas nuestras fuerzas.

-Desde 2014, la RPD se enfrenta a un bloqueo ucraniano y a sanciones occidentales. ¿Qué medidas políticas y económicas se han adoptado para hacer frente a estas sanciones?

-En primer lugar, en lo que respecta a las medidas políticas, la superación de este bloqueo económico formaba parte del paquete de medidas para aplicar los acuerdos de Minsk. Esta era una de las cláusulas de tales acuerdos: elaborar mecanismos y herramientas para levantar el bloqueo económico. Incluso se creó un grupo de trabajo independiente para elaborar estas herramientas, pero, por desgracia, en este grupo tanto los ucranianos como los representantes de la OSCE trabajaron de forma bastante puntual, sin profundizar en el proceso y sin resolver ninguna de las cuestiones principales del levantamiento del bloqueo económico. Es decir, el trabajo allí era principalmente sobre la posibilidad de pagar las pensiones, sobre la posibilidad de formalizar tales pensiones para la población del país de Ucrania, porque… Permítanme recordarles que la pensión se paga con los salarios devengados, lo que significa que toda persona merece esta pensión, de la cual, de hecho, Ucrania simplemente se ha apropiado. No obstante, se trata de cuestiones importantes, pero no globales, es decir, no decisivas para el levantamiento del bloqueo económico. 

En cuanto a las medidas económicas, nuestras empresas, que se quedaron a trabajar en el territorio de la RPD, encontraron opciones y mecanismos de trabajo posterior. Al principio, por supuesto, se enfrentaron a grandes dificultades, debido a la imposibilidad de suministrar materias primas para continuar su trabajo y la imposibilidad de entrar en los mercados internacionales extranjeros, pero sin embargo después de algún tiempo el negocio siempre funciona y los empresarios siempre tienen la oportunidad de encontrar algunos mecanismos alternativos. Por cierto, puedo decir que hubo suministros de productos, incluso a algunos países europeos. 

Así que poco a poco con respecto al nivel de interacción, no puedo decir que hayamos vuelto al nivel anterior al conflicto, pero seguimos trabajando e interactuando. Por supuesto, cambiamos nuestro enfoque, principalmente a otros países, es decir, a los que no impusieron sanciones, pero de todos modos continuamos nuestro trabajo. En primer lugar, por supuesto, ayudábamos a los empresarios para mantener los puestos de trabajo, es decir, esa era la principal preocupación de las autoridades de la República en aquel momento: seguir pagando los sueldos, seguir dando empleo a gente, etcétera. Así iban las cosas. Desgraciadamente, desde el lado ucraniano y desde una organización como la OSCE, no vimos ninguna medida eficaz para resolver esta cuestión, por lo que tuvimos que ocuparnos de estos asuntos y resolver estos problemas por nuestra cuenta.

EL FUTURO

-Desde su posición actual como senadora de Rusia, ¿cuáles son las iniciativas o inversiones económicas que se prevén realizar en Donbás para reactivar su economía? ¿Tal vez veamos la reapertura de minas e industrias del acero, quizá inversiones en agricultura y ganadería? ¿Qué es lo prioritario actualmente?

-Por supuesto, Donbás es principalmente una región industrial y, por supuesto, las empresas industriales como la industria pesada, la metalurgia, la ingeniería mecánica, siempre serán una prioridad para Donbás, sobre todo porque la RPD tiene un importante potencial en este ámbito. Entendemos objetivamente que habrá que restaurar muchas plantas. Entendemos que tendremos que restaurar algunas cadenas de venta de productos, obtención de materias primas, etc., es decir, cadenas de producción, pero aun así el potencial es enorme. 

Puedo decir que en 2013, la región de Donetsk ocupaba el tercer lugar en términos de desarrollo entre todas las regiones de Ucrania y en términos de atractivo en términos de inversión. Por lo tanto, confiamos en que después de la liberación de todo el territorio de la República aumentaremos todas nuestras capacidades, empezaremos a restaurar toda la industria, porque al fin y al cabo, seguimos siendo una región industrial. Será una prioridad para nosotros. 

No estoy diciendo que no se preste atención a la agricultura y la ganadería, naturalmente, también se desarrollarán. Además, nosotros, como sujeto de la Federación rusa, tendremos que cumplir con las normas de la legislación rusa, incluida la preservación de la seguridad en el sentido ambiental. Ya hay algunos proyectos y desarrollos en la organización de la costa [del mar] de Azov, es decir, será algo así como un parque ecológico. Además, toda la industria que se creará cumplirá con estas normas y estándares. Y, sin embargo, la prioridad, sí, realmente se da a este campo. Como ya le indiqué con suficiente detalle, actualmente se están ejecutando muchos procesos, ya están en marcha y estamos seguros de que el ritmo solo aumentará.

Sobre política exterior y la Rusia actual: ¿Rusia está aislada y marginada como se afirma en Occidente? ¿Qué planes de futuro tiene Rusia para enfrentarse a las múltiples rondas de sanciones occidentales?

-Puedo asegurarles con absoluta certeza que se trata de un delirio de los políticos occidentales. Puede que ni siquiera sea un delirio, sino una posición especial para engañar a la población de sus países, porque no hay aislamiento, ni puede haberlo. Rusia es un país enorme con una autoridad bien posicionada en la escena mundial y es imposible negarlo y cambiarlo de alguna manera.

En consecuencia, los países que impusieron sanciones contra Rusia y ahora están tratando de imaginar que se trata de un completo aislamiento y bloqueo, ellos, a grandes rasgos, se están empujando a sí mismos hacia este aislamiento y bloqueo, porque por el número de estos países y por el número de población de estos países, francamente hablando, si comparamos el número de población de todo el mundo, tales intentos parecen absurdos. Por eso, después de que Rusia se convenciera de la injusticia de algunos socios, natural y lógicamente hubo un paso de reorientación de algunas conexiones, relaciones internacionales, algunas relaciones económicas también, pero es imposible hablar de bloqueo y cierto aislamiento. Basta con abrir las noticias sobre política internacional para comprobar que esto es totalmente falso.

-Y ahora la última pregunta, una pregunta difícil: ¿Cuándo cree que acabará la Operación Militar Especial? ¿Hay algún límite de tiempo o terreno para Rusia?

-Bueno, en primer lugar, es muy difícil predecir nada. Creo que ni siquiera los expertos militares hacen predicciones claras, y sería demasiado presuntuoso por mi parte hacer cualquier tipo de pronóstico temporal sobre cuándo estará terminada la OME. Una vez más, los objetivos políticos son conocidos, han sido anunciados públicamente por el Presidente de la Federación Rusa, y en cuanto a los aspectos militares, no voy a hacer ninguna previsión. El único énfasis que me gustaría poner es que en este momento la tarea principal es preservar y proteger la vida de la población de las nuevas entidades constitutivas de la Federación Rusa.

Eso es todo. Si desea añadir algo más, no dude en decírnoslo. Muchas gracias por la entrevista.

-Muchas gracias. Una vez más, me limitaré a señalar que cada visita de un periodista, figura pública y político extranjero es importante porque demuestra un interés genuino por lo que realmente estaba ocurriendo en Donbás y lo que está ocurriendo en Rusia, y nos gustaría tener muchos más contactos de este tipo. Por nuestra parte, estamos abiertos y facilitamos cualquier información. Nos interesa que la verdad prevalezca después de todo.

Por Enrique J. Refoyo

Entrevista publicada originalmente el 7 de febrero de 2023 en geopolitika.ru


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados