Jorge Sanarrucia, presidente de la Fundación «Los Carlitos» de Nicaragua: «Esta revolución ha venido a restituir los derechos de todos y cada uno de los nicaragüenses»

En entrevista en Voces sin Fronteras, indicó que a Estados Unidos no le conviene que los países progresistas saquen adelante sus revoluciones

Jorge Sanarrucia Los Carlitos Nicaragua

Para el presidente de la Fundación «Los Carlitos» de Nicaragua, Jorge Sanarrucia, si algo han aprendido los revolucionarios sandinistas es la lealtad y, desde décadas atrás, Cuba ha sido la hermana solidaria, la estrella a seguir que siempre los ha guiado en el coraje.

En entrevista en Voces sin Fronteras, conducido por Denis Rogatyuk, indicó que a Estados Unidos no le conviene que los países progresistas saquen adelante sus revoluciones y por eso ataca. «Esta revolución (la de Nicaragua) ha venido a restituir los derechos de todos y cada uno de los nicaragüenses», destacó.

Por Denis Rogatyuk

JS: «Los Carlitos» se fundó en 1998 por lo que éramos integrantes, exbecarios del intercambio entre los Ejércitos de Cuba y Nicaragua, como parte de la preparación de lo que era el Ejército de Nicaragua para la profesionalización del mismo.

«Los Carlitos» creo que, más que ese nombre, es un orgullo para nosotros ostentarlo como fundación y haber formado parte de lo que era el programa «Los Carlitos». El origen viene de parte del comandante Carlos Fonseca Amador. «Los Carlitos» como la consecución o la continuidad de las ideas del comandante Carlos Fonseca Amador, padre de la Revolución Popular Sandinista, esto se origina en los años ochenta, habíamos muchos muchachos que éramos adolescentes entre 12, 13, 14 años, que formábamos parte de lo que eran las filas del Ejército como soldados de la patria de Nicaragua, como parte del Ejército Popular Sandinista y esto trajo como producto la formación de lo que era el programa «Los Carlitos», que lo que hacía era recoger a todos estos muchachos combatientes y mandarlos a prepararse a la hermana República de Cuba para hacer una continuidad y una profesionalización de lo que era el Ejército Popular Sandinista.

DR: ¿Usted cómo evalúa el papel de Cuba aquí en Nicaragua en los años ochenta en comparación con lo que hace ahora?

JS: Te podría decir que Cuba para nosotros siempre ha sido una patria hermana, en lo personal considero a Cuba como mi segunda patria, Cuba es el símbolo vivo de la solidaridad en el mundo, porque Cuba siempre ha estado con nosotros desde el tiempo antes de la Revolución. En 1972 cuando el terremoto destruyó casi todo Managua, es más aquí en donde estamos estaba la catedral y está como un testigo viviente de lo que fue el terremoto de 1972, el primer país en mandar u ofrecer la ayuda solidaria al presidente Somoza en ese entonces fue Cuba, te podría decir que Cuba es la hermana solidaria, la estrella a seguir que siempre nos ha guiado en el coraje, en la valentía, en el apego a los ideales, en la valentía inclaudicable de mantenerte firme contra todo tipo de agresión y en la defensa de la soberanía.

Cuba en los ochenta nos ayudó bastante como una hermana mayor, en lo que era el ejemplo a seguir, y hoy por hoy Cuba sigue presente en lo que es la solidaridad médica, sigue siendo a pesar de todo, a pesar del bloqueo inhumano, nefasto y asesino que los Estados Unidos mantienen contra Cuba por más de medio siglo ya, sigue siendo un ejemplo para todos los países, las naciones, en lo que se llama la defensa de la soberanía, eso es Cuba para nosotros.

El legado generacional o el relevo generacional que hemos hecho los sandinistas a las nuevas generaciones es a base del estudio, tienes que educar a los niños de hoy para que sepan la historia, para que sepan que nuestro suelo patrio fue abonado con sangre de los héroes y mártires de esta Revolución, que sepan la verdad de lo que es la historia, que aquí los gringos invasores y todos los colonizadores lo que hicieron fue venir a robar en el país, pero entonces ¿cómo haces para hacer ese tránsito generacional? Educando, porque es la educación el arma más fuerte que un pueblo puede tener. ¿Cómo transmitís los conocimientos? Educando, enseñándoles a las nuevas generaciones la verdad de la historia, preparando a los jóvenes para que cuando les hablen o les pregunten algo acerca de la Revolución sepan quién es Carlos Fonseca, quién en Sandino, quién fue Pedrón, qué hicieron los gringos en Nicaragua.

Y algo muy lindo y magistral fue, por ejemplo, la recopilación histórica que hizo nuestro comandante en la conmemoración de lo que fue el acto al comandante Carlos Fonseca, la recopilación de la historia, cómo hizo un conteo cronológico desde los inicios de la historia de la rebeldía de Nicaragua, desde los tiempos de Andrés Castro, de nuestros indígenas, nuestros antepasados, cómo la rebeldía nicaragüense vino siempre manteniéndose, cómo Sandino retoma las ideas, luego Carlos Fonseca retoma las ideas de Sandino y cómo nuestro comandante en jefe, Daniel Ortega, hoy en día es el ejecutor de todas estas ideas, porque la verdad es que si en América Latina hay alguien capacitado, hay alguien que ha dedicado su vida y hoy está cumpliendo años es el comandante Daniel Ortega Saavedra, al que le agradecemos con el alma eternamente la entrega de toda su vida a esta Revolución y a la lucha por defender a los pobres, peleando contra la pobreza.

¿Cómo peleas contra la pobreza en un país que está siendo agredido económicamente siempre por una de las potencias del mundo como es Estados Unidos?  Educando a tu pueblo, educás al pueblo y de esa manera el pueblo que sale de la ignorancia puede salir de la pobreza.

Si algo hemos aprendido los revolucionarios sandinistas es la lealtad, algo que nos caracteriza  a los sandinistas es la lealtad y con la lealtad la disciplina, porque el comandante siendo un estratega militar y económico cuando miró que habían destrucciones, y un hombre que siempre trata de abogar por la paz, mandó a que todos los sandinistas, combatientes históricos y todo, no saliéramos a las calles en contra de esta gente que estaba destrozando Nicaragua, mandó a que mantuviéramos la calma y hubo un momento en el que se esperó el momento adecuado para contrarrestar a todos estos asesinos que salieron a la calle a desbaratar Nicaragua.

Entonces, fue la única manera en que nosotros pudimos sobreponernos, contra llevar y salir adelante contra este intento fallido de golpe de Estado, manipulado, financiado y dirigido por Estados Unidos, poniendo títeres de ellos en Nicaragua, que hoy por hoy están cumpliendo tiempo de cárcel por traición a la patria y por tratar de destruir nuestra Revolución y porque se organizaron y recibieron millones de millones de dólares para venir a destrozar todo el triunfo de la Revolución.

Antes del intento fallido de golpe de Estado, Nicaragua iba levantando la economía en un promedio del 4 % al 5 % anual, y no lo decimos nosotros, lo dice el Banco Mundial y era una economía próspera, pero a Estados Unidos no le conviene que los países izquierdistas y progresistas saquemos adelante nuestras revoluciones, porque entonces están dando un mal ejemplo de lo que es en realidad el poder popular, porque en Nicaragua el poder es del pueblo, quien manda es el pueblo organizado y el Comandante solamente nos dirige.

¿Cuál es la táctica o cuál es el secreto del Sandinista para salir adelante? La educación del pueblo, con todos los microprogramas que la Revolución tiene de educación en el campo, con todos los programas de usura cero, con todos los bonos productivos, con toda la educación que se está dando de tecnificar al campesino, con toda esa educación que la Revolución está haciendo posible, y de manera gratuita, es que nosotros hemos podido salir adelante y que sabemos que vamos a seguir saliendo adelante y victoriosos de toda esta agresión, porque en qué parte del mundo se acepta de que Estados Unidos sea el político internacional o el policía que va a llegar a poner lo que le dé a gana en un país en donde no tiene nada, ningún tipo de derecho que les dé para ellos venir a intervenir Nicaragua, porque si vamos a hablar de opresores, de donde no se cumplen los derechos humanos, no hay más o mejor ejemplo que Estados Unidos que ha sido un interventor mundial.

Nosotros en Nicaragua seguiremos la misma trayectoria y principios que nos heredó el general Sandino, como es de que vamos a defender la soberanía nacional a costa incluso de nuestras propias vidas, no estamos diciendo de que vamos a ir a pelear pero si es necesario lo volvemos a hacer porque en Nicaragua habemos un montón de sandinistas que estamos dispuestos a dar nuestra propia vida por defender la soberanía nacional.

Te podría decir que a la juventud del mundo les aconsejamos leer, instruirse, nunca dejarse guiar por lo que aparenta ser, porque no todo lo que brilla es oro, pero sí estamos seguros que el tiempo, la historia, ha demostrado de lo que las revoluciones son capaces de hacer en pro y en beneficio siempre del pueblo, de los más oprimidos, como es la historia de nuestro pueblo aguerrido y combatiente, de nuestro pueblo valiente.

Aquí en Nicaragua antes si ves la costa atlántica del país estaba olvidada, hoy por hoy agarrás un autobús y podés ir hasta la parte atlántica de Nicaragua, podés ir a cualquier parte a sacar la producción de los pequeños campesinos y productores donde el valor de ese campesino ha surgido, esta es una Revolución del pueblo, la Revolución de los oprimidos, la Revolución que ha venido a restituir los derechos de todos y cada uno de los nicaragüenses, mi mensaje para la juventud de todo el mundo no se dejen engañar por las falsas palabras de los opresores, de los interventores americanos y que siempre luchen por los derechos humanos de cada país.


Comparte ✌️

Comenta 💬