Dignidad Ahora

La derecha nicaragüense ha recibido financiamiento norteamericano durante décadas a través de las ONG: Benjamin Norton y Orlenys Ortiz ofrecen detalles al respecto

En entrevista en Voces sin Fronteras, afirmaron que Estados Unidos quiere que haya un Gobierno títere en Nicaragua y un régimen que haga una purga del Sandinismo

Nicaragua orlenys benjamin

Orlenys Ortiz, comunicadora digital de Venezuela, y Benjamin Norton, editor de The Grayzone, coinciden en afirmar que Estados Unidos quiere que haya un Gobierno títere en Nicaragua y un régimen que haga una purga del Sandinismo.

En entrevista en Voces sin Fronteras, conducido por Denis Rogatyuk, expusieron cómo la derecha nicaragüense ha recibido financiamiento norteamericano durante décadas a través de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) para impulsar sus planes.

Por Denis Rogatyuk

DR: Podemos empezar con la campaña de desinformación, de los fake news, que los medios principales han construido sobre Nicaragua, que dicen que supuestamente el país es una dictadura y Daniel Ortega ha encarcelado a los líderes de oposición porque ellos presentan como una amenaza al Gobierno sandinista.

BN: Lo que está sucediendo en Nicaragua no es muy raro, muy inusual, la verdad es que es un fenómeno que vemos en muchos países, y estamos hablando de un intento de golpe por parte de Estados Unidos, que empezó en 2018 pero todavía sigue. En abril de 2018, Estados Unidos inició un intento de golpe muy violento, con grupos violentos, los llamados tranques, y es la misma estrategia que Estados Unidos y  la oligarquía de derecha usó en Venezuela, y Orlenys puede hablar de las llamadas guarimbas de 2014 y 2017, es la misma estrategia que emplearon en Nicaragua en 2018, mataron a cientos de sandinistas, torturaron a los militantes del Frente Sandinista, usaron tácticas de terrorismo y al mismo tiempo hubo una guerra mediática que todavía continua.

En el centro de esta guerra mediática, de esta intentona golpista, se encuentra un organismo muy importante, que se llama la Fundación de Violeta Barrios de Chamorro. Violeta Barrios de Chamorro fue el primer presidente neoliberal después del triunfo de la Revolución Sandinista en 1979, una de las familias más poderosas oligárquicas de Nicaragua, de hecho de la familia Chamorro hay siete presidentes, solo de esta familia, en la historia de Nicaragua.

Entonces, esta fundación se usa para financiar a los golpistas, a los medios opositores y Estados Unidos es el patrón, el jefe de toda esta estrategia, o sea, estamos hablando de decenas de millones de dólares, y ese financiamiento viene de Estados Unidos, y en particular de un organismo que se llama USAID, es decir, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional. Ésta le ha enviado decenas de millones de dólares a la oposición antisandinista, a la oposición derechista en Nicaragua y, en particular, a la fundación Chamorro, y la directora de esta fundación se llama Cristiana Chamorro, ella es la hija de la expresidenta Violenta Barrios de Chamorro, y Cristiana no solo es la jefa de esta fundación sino también la vicepresidenta de un periódico de derecha, que se llama La Prensa, es un periódico muy importante de Nicaragua, se asocia con las fuerzas conservadoras, con las fuerzas neoliberales, y con la familia Chamorro, y ella usa el dinero de Estados Unidos para financiar la prensa y a los demás medios antisandinistas.

Estamos hablando de un aparato grande, con varios medios, y estos medios han jugado un papel muy importante en el intento de golpe de 2018, y hoy en día todavía juegan el mismo papel, publicando noticias falsas, transmitiendo llamados a la violencia, al asesinato del propio presidente del país, el comandante Daniel Ortega.

DR: Es muy importante lo que mencionaste sobre que la familia Chamorro ha tenido seis presidentes, prácticamente como la familia Somoza…

BN: De hecho, antes de la dictadura de Somoza la familia Chamorro controlaba Nicaragua, o sea, es la familia que ha controlado la política nicaragüense por casi ciento cincuenta años con el apoyo del imperio norteamericano.

De hecho, el primer presidente de la República moderna de Nicaragua fue un Chamorro, el jefe, el bisabuelo. Entonces, estamos hablando de una familia oligárquica que ha controlado este país por casi toda la historia moderna, salvo el periodo con Somoza. 

DR: Orlenys tu como comunicadora política de Venezuela has producido mucho material para disminuir las mentiras sobre Venezuela. ¿Cómo crees que deben responder los compañeros del Frente Sandinista a todas esas mentiras que ahora están circulando por todo el mundo?

OO: Allí es importante también destacar el esfuerzo que ha tenido el propio pueblo nicaragüense desde el mismo momento en que se intentó este golpe suave en 2018. Ellos allá se organizaron de una manera muy rápida en términos de comunicación, tuvieron un papel super importante en redes sociales para poder desmentir toda esta infamia y poder demostrar toda la acción golpista con esta violencia política que se posicionó durante varios días en 2018. Allí surgieron muchos colectivos comunicacionales que siguen dando hoy la batalla y que nacen precisamente en la necesidad de comunicar la verdad de Nicaragua, más a nivel internacional, y es una cuestión que ha causado un efecto bastante importante.

Ellos allá en ese momento visualizaron la necesidad de crear, por ejemplo, una serie que yo cada vez que tengo la oportunidad la recomiendo, llamada 180 grados: claves de la verdad, es una serie documental que recoge los principales casos, los casos más sonados de todo este golpe suave en 2018, ellos recogen allí todo el testimonio de las víctimas, la narrativa sobre la base del rigor para poder recoger esa historia y que permanezca, para que la gente pueda conocerla en orden, sin desinformación.

Entonces, creo que ese es un esfuerzo que hay que reconocerle, que sobre todo hay que agradecerles y que, en particular, por ejemplo, en Venezuela no sucedió en el 2017, solamente con todo este tema de la violencia política instalada por varios meses allá se generó una investigación que se llama Investigación periodística sobre la violencia política en 2017 en Venezuela, en cuanto a las víctimas fatales específicamente, y esta fue una investigación muy densa, muy grande, de seiscientas páginas, pero no salió de allí, nos quedamos con eso, no trabajamos un material audiovisual que pudiera luego explicar todo este contexto, y la verdad es que yo creo que hay que reconocerle el esfuerzo que ha hecho el pueblo nicaragüense en recoger toda esta historia, ordenar la información, sistematizarla y hacerla digerible para el público internacional. Ha sido super clave este asunto y lo será, estoy segura, para futuras generaciones.

En cuanto a qué hacer al respecto, creo que una de las cosas que se pudo haber hecho en este contexto tal vez era como jugar un poco antes, salir primero antes de estar permitiéndole a esta gente que dijera, hiciera, y deshiciera todo lo que estaban comentando hasta ahora y poder ganar terreno al respecto.

Entonces ahora se está como más, según percibo yo desde mi visual personal, a la respuesta, a la contraofensiva, a la necesidad de aclaratoria, y de todas maneras están muy bien preparados por una sola razón y es que tienen la verdad, la razón, con basamento jurídico, no están inventando nada, no están teniendo que buscar ninguna investigación extraña de ultratumba, montar alguna historia fantástica, ellos solo tienen que contar la verdad de lo que están haciendo, y lo han venido haciendo estos compañeros precisamente organizados en colectivos digitales, muy militantes de esta causa contra la desinformación que todos los días nos vemos en Twitter y en el resto de redes sociales difundiendo, por ejemplo, la ley en la que se está basando el Gobierno nicaragüense para aplicar estas medidas que no son arbitrarias ni para estar oprimiendo o reprimiendo o violentando algún derecho político de ninguna persona en el pueblo nicaragüense, sino que si hay personas que son actores políticos y están incurriendo en algún delito, están violando alguna ley, el Gobierno nicaragüense no solamente tiene la potestad de hacerlo, fundamentado en sus leyes y en su Constitución, sino el deber de hacerlo, el deber de no permitir que haya impunidad como seguramente puede haber en el resto de países donde también se ha intentado la misma táctica de golpe suave, o de golpe en cualquiera de sus formas, donde la impunidad ha reinado precisamente porque hay allí algunos Gobiernos que todavía responden al interés golpista precisamente.

Entonces, en función de la gente, de respeto al pueblo indistintamente de su posición política, o sea no importa si son sandinistas, si son de oposición o si son independientes y no quieren saber de ninguna de las partes, no importa, todo el pueblo nicaragüense necesita que un Gobierno o su Gobierno, el que fuera, garantice la justicia, que no haya impunidad por respeto a ese pueblo, a su historia y a sus leyes.

Y, en este caso, el Gobierno Sandinista creo que ha hecho una jugada bastante arriesgada, lo podemos ver desde afuera como una cuestión, no se esperaba en términos de comunidad internacional que se hiciera esta operación, esta cuestión que es una deuda con la sociedad, o sea no es cuestión estratégica porque vienen las elecciones y entonces se sienten amenazados y quieren poner en la cárcel a otros compañeros o a otros contrincantes, o sea, nada que ver.

Lo otro es también insistir muchísimo, y eso no solamente le corresponde al pueblo nicaragüense y a estos comunicadores o a los militantes o a sus ciudadanos, sino también a la gente que está afuera de Nicaragua que tal vez entiende lo que está sucediendo, comprende digamos las artistas, la historia, conoce los insumos, y pues también debe sumarse a aclarar lo que está sucediendo, porque yo me he encontrado personas de izquierda que están confundidas y están avalando esa matriz de opinión que se está posicionando desde la derecha, desde los grandes medios hegemónicos, que es eso lo que buscan, confundir, tergiversar la verdad y construir otra narrativa de modo que se instalen las matrices de opinión beneficiosas para ellos, precisamente con objetivos electorales.

Entonces, ese asunto de también considerar a estas personas como candidatos, que están atacando, que están encarcelando candidatos, es importante decirlo a quienes nos escuchan que no son candidatos, o sea, ese proceso ni siquiera ha iniciado en Nicaragua, si ellos pensaban y tienen alguna aspiración política, presidencial, están en todo su derecho, está bien, pero si son personas que tienen un expediente de investigación porque incurrieron en algún delito, pues tienen que enfrentarse a la justicia, tienen que rendir cuentas, y no deben ser en este momento catalogados, calificados o llamados candidatos porque no lo son, porque ese proceso ni siquiera ha comenzado.

Yo quiero invitarlos a ver una pieza bastante explicativa y que aclara y despeja esta duda de manera muy contundente que elaboraron los compañeros de Juventud Presidente (JP), que pueden encontrarlo en Youtube, y también está circulando mucho en Twitter, yo lo compartí a partir de la publicación de otra compañera, y estamos en eso, como sumándonos a contribuir en aclarar este asunto, porque es importante hacerlo ahora, insistir, y repito no solamente le corresponde al pueblo nicaragüense, que bastantes esfuerzos ha realizado en función de dejar la historia por sentada y registrada, sino que también a la comunidad, al resto del mundo, de los países, periodistas incluso que no tienen que ser sandinistas ni tienen que estar de acuerdo con ese Gobierno, yo creo que están en la responsabilidad y en el deber de acudir al rigor, a la norma, a todo el tema jurídico y a los insumos que se tienen y al expediente de las personas que están siendo investigadas para que esto se aclare.

DR: Igual que en el caso de Bolivia, la OEA está liderando una ofensiva contra el Gobierno Sandinista. ¿Cuál cree que debería ser la respuesta del resto de los Gobiernos de América Latina y los movimientos sociales del continente para bloquear esta intervención?

BN: El papel de la OEA es lo mismo de siempre, es decir, que la OEA como dijo Fidel Castro es el ministerio de las colonias yanquis, es decir, que este organismo no es imparcial es completamente parcial, es un instrumento del poder suave de Estados Unidos, es financiado y controlado por Estados Unidos, políticamente hablando.

Entonces, sabemos que la OEA fue clave en el golpe de Estado fascista contra Bolivia, contra el presidente Evo Morales, que ganó la elección y después la OEA publicó noticias falsas sosteniendo que supuestamente hubo fraude, no hubo fraude, era mentira, y hoy en día la OEA está tratando de hacer algo muy parecido en Nicaragua, quiere hacer un golpe de Estado. Solo podemos ver, por ejemplo, la OEA tuvo un voto y fue una farsa, en este voto en contra de Nicaragua para condenarla, quién votó, Juan Guaidó el falso presidente de nada, el golpista, el títere de Estados Unidos, él y su pandilla, que nunca fue elegida esta pandilla, él tampoco nunca fue elegido, él votó en contra de Nicaragua porque Venezuela ya no es parte de la OEA.

La OEA no es un instrumento político democrático para nada, es un instrumento del imperialismo norteamericano, y recordemos también que actualmente hay protestas contra las políticas antipopulares, las políticas neoliberales en Colombia, y el narco Estado, el régimen de Iván Duque está masacrando a los manifestantes, acaban de cortar la cabeza de un joven, entonces estamos hablando de tácticas de terrorismo del Estado en Colombia, y la OEA no ha dicho nada, ni una palabra en contra de Colombia, de hecho, Almagro, este golpista, se está reuniendo con los líderes, Almagro y los demás de la OEA. Además, recordemos que, durante las protestas, el levantamiento popular en Chile contra el gobierno antidemocrático, antipopular, Luis Almagro dijo que Venezuela y Cuba tenían la culpa, que no eran protestas legítimas sino una forma de injerencia por parte de Venezuela en Chile, entonces este instrumento es absurdo, la OEA, nadie debe hablar de la OEA, no significa nada, lo que dice es lo que dice Estados Unidos.

Estados Unidos usa la OEA para decir que otro organismo internacional dice lo que dice Estados Unidos también, para tener este marketing, esta ilusión de independencia, pero no es independiente para nada es completamente parcial.

DR: ¿Cuál crees que debería ser la respuesta de los Gobiernos de América Latina que no se han alineado a la política de Luis Almagro?

OO: Quiero recordar que los primeros días del Paro Nacional en Colombia, que estaba muy insistente, creo que fue la segunda semana que ya se viralizó mundialmente y a tal nivel que hasta (José Miguel) Vivanco de Human Rights Watch estuvo pronunciándose, diciendo que nunca habían visto estos aparatos represores que los hacen llamar Venom, que está utilizando el ESMAD para reprimir, que nunca lo habían visto en la región, y también demandando detener la violación de Derechos Humanos, el tema de tantos asesinatos, y todo esto, o sea, que él que es una persona que siempre está así como al asedio de precisamente estos países de los que estamos hablando, que se rebelan al sistema y al imperialismo, pues tuvo que manifestarse, hasta eso.

Pero en ese preciso momento, en esos días, Luis Almagro estaba tuitendo sobre una reunión virtual que tenía precisamente con Juan Guaidó, o sea, es una cuestión que ya raya en el ridículo, en la vergüenza, creo que todas las personas, independientemente de cómo piensen, tienen que haber notado esta instrumentalización de un organismo internacional que está caduco, que ya todo el mundo sabe para qué existe, que le llaman inclusive el ministerio de las colonias, porque solo lo que hace es servir a un imperialismo que pretende que los países sigan siendo su colonia, o el famoso patio trasero, y pues ya hay que romper con eso.

Afortunadamente, Venezuela dignamente, desde el 2017, anunció su salida de este organismo, en el 2019 lo concretó. Se celebró masivamente en Caracas con una super marcha gigantesca donde justamente la gente decía “fuera la OEA” de todo esto. Yo quiero aprovechar, ya que estoy en México, mencionar algo que se dijo pocos días antes de venirme, que dijo el propio presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, precisamente al respecto de la OEA, una periodista o un periodista le preguntó al respecto y él de una manera muy jocosa respondió refiriéndose a la canción de Carlos Puebla, simplemente ahí la dejó, y la gente sobreentendió cuál es su visión respecto a este organismo, la que dice «OEA, OEA, que cosa tan fea», para quienes no la conocen, creo que me confundo ahí con el nombre de Puebla.

En fin, total que esta cuestión ya se está sobreentendiendo mucho más, si bien antes la gente veía este organismo como algo respetable, que tenía algún tipo de validez, creo que ahora hay otra lógica que está dejándose ver y el punto de quiebre allí, sin duda alguna, lo es el golpe en Bolivia. entonces, esperemos que más países abandonen este organismo en algún momento, porque la verdad que la lógica del multilateralismo y de respeto al derecho internacional no se cumple en ninguna parte en esta organización.

Otras organizaciones están haciendo unos intentos más dignos de los pueblos, mas allá de los Gobiernos, para apostar a la integración y a la unidad, que son dos conceptos diferentes, la integración clásica que siempre se ha hecho como de manera diplomática para abordar temas comunes, en algunos temas de interés particular pero también colectivo, es distinto al concepto de unidad que se maneja, por ejemplo, en el Alba-TCP, que es este organismo con una visión completamente distinta fue el único organismo internacional que generó un plan concreto para atender, por ejemplo, la pandemia en favor de los países miembros y con miras a que más países pertenezcan a este organismo, y así la Celac, y ojalá que próximamente la Unasur, resurja de donde está.

Creo que el tema de los Gobiernos ya al respecto de las posturas particulares, creo que no debemos precipitarnos respecto a algunas decisiones inmediatas muy poco significativas en términos concretos, a lo mejor se hacen algunas movidas, algunos movimientos en el tablero, que alarman a los países, pero creo que tenemos que ver cosas más por la vía efectiva, yo quiero colocar el ejemplo de Argentina, que si bien no ha tenido el mejor discurso, o el discurso más amigo del Gobierno venezolano, por ponerles un ejemplo nada más y que luego se compare, llamando a que seguramente se violan los derechos humanos en Venezuela, con el tema de la dictadura y todo esto, pero que aun así por la vía de lo concreto el Gobierno argentino retiró su suscripción de la demanda en la Corte Penal contra Nicolás Maduro y, por otro lado, ya está apartado del Grupo de Lima.

Estas son el tipo de cosas en que nosotros tenemos que enfocarnos un poco más, sin precipitarnos, y en caso tal de que algún Gobierno tome partido por alguna visual similar a la que tenga la OEA tampoco concentrar mucho demasiado tiempo en eso, más bien enfocarse en la defensa de la verdad, que repito se tiene, está allí, se puede investigar con cualquier persona que tenga realmente la voluntad de demostrar qué es lo que está pasando en Nicaragua, puede hacerlo, puede investigar, tampoco es que va a tener una semana de  investigación completa porque los insumos están allí, los compañeros los han puesto a disposición, pueden revisar la ley nicaragüense, pueden revisar los expedientes de estas personas involucradas y yo creo que van a llegar a otras conclusiones, ahí es importantísimo tener claro el papel de la OEA, la OEA es una cuestión que en algún momento, yo tengo la certeza, de que va a dejar de tener la preponderancia que le sigue imponiendo el Gobierno norteamericano, porque ha sido tan nefasto el accionar, el papel que ha jugado en Latinoamérica que los pueblos pasarán factura.

DR: En estas últimas semanas, el presidente de El Salvador se pronunció en contra de la intervención de la OEA, criticó ciertas posturas de Luis Almagro. Entonces, si Almagro ya es demasiado de la derecha para un neoliberal populista ya sabemos que aquí hay una crisis profunda dentro de esta organización…

OO: Pero tampoco te dejes engañar por (Nayib) Bukele, él dijo eso, pero apoya intervenciones, injerencias, precisamente contra estos países, contra Nicaragua, Venezuela, Bolivia, vamos a estar claros y no nos vamos a dejar tampoco engañar por el aparato de marketing que tiene el sujeto.

DR: Ben tu mencionaste algo muy importante que el golpe de Estado en Nicaragua se ha estado desarrollando desde hace un tiempo. ¿Qué forma eventual crees que tomará este golpe? ¿Crees que será como el golpe de Estado en Bolivia en octubre de 2019?

BN: La verdad es que tenemos muchos ejemplos históricos de estos golpes de Estado, y siempre podemos ver las mismas consecuencias. Estados Unidos, cuando hablamos de Estados Unidos estamos hablando de la oligarquía, de la clase capitalista, de la clase dominante de Estados Unidos, quiere que haya un Gobierno títere en Nicaragua, neoliberal, un régimen que hace una purga del sandinismo, es como la opción Pinochet, y eso no es mi opinión, es decir, que tenemos documentos de la llamada USAID, esta fachada de la CIA que ha financiado a la oposición golpista de la extrema derecha en Nicaragua y además a la de Venezuela, en Bolivia, en muchos países, es por eso que, por ejemplo, Evo Morales expulsó a la USAID en 2008, además el expresidente de izquierda de Ecuador, Rafael Correa, hizo lo mismo, porque mucha gente sabe que la USAID es un instrumento, un arma de la CIA.

En cuanto a Nicaragua, sabemos que la USAID ha también publicado un documento filtrado, en el año pasado yo publiqué un informe en The Grayzone, La zona gris en inglés, y tenemos una traducción en español, y en este informe yo he hablado de este documento filtrado de la USAID que muestra que Estados Unidos tiene otro plan para el golpe suave.

Orlenys mencionó este término, es muy importante conocerlo, el comandante Hugo Chávez hablaba del golpe suave, y hay un discurso, se puede buscar en Youtube, en el que él habló de Gene Sharp, quien era un agente de Estados Unidos que era el jefe del golpe suave, él escribió libros con las estrategias para hacer un golpe suave, un golpe de Estado de forma no convencional, hablamos de la guerra de carácter no convencional, también hay golpes de Estado de carácter no convencional.

El golpe de Estado en Bolivia, sí hubo un golpe de Estado un poco más tradicional, un poco diferente pero con el papel del Ejército, pero hoy en día hablamos más de las llamadas revoluciones de colores, entonces tenemos muchos ejemplos históricos en Europa Oriental, tenemos el ejemplo de Ucrania en 2014, otro golpe de Estado, otra llamada revolución de colores, además hay otros ejemplos en Georgia, en otros países en Europa Oriental, y Estados Unidos quiere hacer lo mismo en Nicaragua, y ya sabemos que todos los llamados precandidatos, porque como mencionó Orlenys este hecho es muy importante, es decir, que no son candidatos, los derechistas, los golpistas de que estamos hablando en Nicaragua, no son candidatos porque no se han registrado como candidatos, legalmente hablando no son candidatos, es por eso que todos los medios extranjeros y los medios antisandinistas financiados  por Estados Unidos en Nicaragua siempre dicen precandidato. Cristiana Chamorro supuestamente es una precandidata que no significa nada legalmente hablando, porque ella no es candidata legalmente, pero todos estos llamados precandidatos son financiados por Estados Unidos, trabajan y colaboran mucho con Estados Unidos, y durante el intento de golpe decían lo que querían: el fin del Frente Sandinista y una purga del sandinismo.

Entonces, yo mencioné este documento de la USAID, que no es muy largo, usa la palabra transición política más de cien veces, y en este documento Estados Unidos dice que sus metas son una purga de Frente Sandinista de todas las instituciones del Estado, de la policía, del ejército, entonces es la opción Pinochet, es una purga de toda la gente de izquierda de todos esos organismos del Estado.

Otro ejemplo sería el proceso de la llamada debasificación en Irak, cuando Estados Unidos invadió y destruyó el Gobierno de ese país, después creó un nuevo Gobierno completamente neoliberal con leyes al estilo de los Chicago Boys, estilo Pinochet, privatizando todo, con la privatización de todos los servicios públicos, la salud, educación y todo, y además hubo un proceso de debasificación, es decir, hubo una purga de todos los miembros del partido Baaz de Irak. Entonces Estados Unidos quiere hacer exactamente lo mismo en Nicaragua y en Venezuela, una purga de todos los sandinistas en Nicaragua, y en Venezuela una purga de todos los chavistas, y la privatización de todo. 

DR: Se parece mucho a lo que pasó en Bolivia, también hubo una purga de los miembros del MAS, hubo una represión brutal en contra de los activistas, líderes indígenas, hubo masacres en Sacaba y Senkata…

BN: Sí, pero no va a suceder porque no pudieron ni podrán.

DR: Una de las limitaciones del gobierno de Evo Morales fue precisamente la reforma de las Fuerzas Armadas, les faltó organizar un cambio profundo de la mentalidad de ellas. ¿Cómo ves la mentalidad de las Fuerzas Armadas de Nicaragua?

BN: En breve, yo diría no, el Ejército de Nicaragua es nacionalista y es producto de la Revolución Popular Sandinista, esto es muy importante porque cuando hablamos del proceso progresista en Bolivia, es un proceso maravilloso, increíble, hay mucho que aprender, muchas relaciones históricas, pero es verdad que sí, un problema con ese proceso es que no tiene mucho poder en las Fuerzas Armadas, que en Bolivia siguen como una fuerza, una institución antirrevolucionaria, porque sí hubo un proceso socialista, progresista, antiimperialista, popular, pero todavía es un proceso dentro de la llamada democracia burguesa, y la diferencia es que en Cuba y Nicaragua hubo revoluciones contra ese sistema y crearon nuevas instituciones del Estado y en Venezuela es verdad que el Comandante Chávez entró al poder a través de elecciones burguesas, democráticas, pero al mismo tiempo porque él vino del Ejército y pudo crear uno nuevo y nuevas instituciones del Estado como parte de la Revolución Bolivariana, entonces en Bolivia, en Ecuador, en otros países es un poco distinto porque no pudieron cambiar estas estructuras del Estado porque es muy difícil hacerlo, la diferencia es que en Nicaragua, después del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, crearon un nuevo Ejército, una nueva policía, y el Ejército antes era de la dictadura, títere de Estados Unidos, de Somoza, y la guardia nacional de Somoza, entonces es por eso que en Bolivia los movimientos sociales tienen mucho poder y el MAS, que es el instrumento político de los movimientos sociales, tiene poder pero todavía hay estas contradicciones dentro del Estado que no son iguales en Nicaragua.

En Nicaragua el Estado es nacionalista, antiimperialista y es por eso que Estados Unidos dice en sus documentos filtrados que quiere una purga de la policía, del ejército, porque Washington entiende y los golpistas, la oligarquía nicaragüense entienden que sí quieren tomar el poder necesitan una purga antidemocrática, violenta, de todos los sandinistas, y no solo los sandinistas porque ellos son vende patria, son traidores, son títeres de Estados Unidos, y ellos quieren vender el país como hizo el Gobierno de Violeta Barrios de Chamorro y los demás gobiernos neoliberales y para hacer eso necesitan un nuevo ejército y una nueva policía antinacionalista, proimperialista.

OO: Es muy importante mencionar esto porque desde afuera muy poco se concibe a qué se refiere este asunto de la nueva doctrina en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en Venezuela, cuando estuvo todo este tema muy álgido con el estado Apure, que es fronterizo con el municipio Arauquita en Colombia, de pocas semanas atrás, una intensa campaña mediática para atacar a la Fuerza Armada venezolana, entonces esta cuestión pasa por no comprender en qué consiste realmente la nueva doctrina, que es la doctrina bolivariana, y que es una cuestión que no es que es nueva sino que se implantó ahora y que se diferencia de cualquier otra fuerza armada a nivel internacional.

Quiero decir cómo es el formato de esto, el formato de esto es una doctrina militar que se concibe en la unión cívico militar, o sea, este es el pilar fundamental y la clave de la resistencia antiimperialista del pueblo venezolano, la unión cívico militar, esta nueva doctrina que impulsó el presidente Chávez desde el primer momento con esa lógica siendo él militar, de hecho teniendo él inclusive el rechazo de muchísimas fuerzas de izquierda que por ser militar lo veían con recelo, porque históricamente las Fuerzas Armadas siempre han sido represivas, y Venezuela también vivió este tipo de cosas como, por ejemplo, en el Caracazo en el 89. Entonces, transformar esto pasaba por la formación, no solamente por decretarlo y tener una brillante idea y ya, sino por empezar a cultivar los valores socialistas, bolivarianos, humanistas en estas fuerzas del Estado, que hoy podemos ver desplegados en distintas formas.

Varios periodistas en todo este conflicto en Apure decían que la Fuerza Armada tiene que estar es con las armas, no estar allí con la gente, y yo explicaba allí esto que estoy diciendo sobre esta nueva lógica desde hace más de quince años instalada en Venezuela que es la unión cívico militar, donde la Fuerza Armada atiende en todo momento,  seguramente no está transformada al cien por ciento porque es un aparato muy grande y muy viejo, pero es indiscutible la transformación y la nueva mirada y el nuevo accionar.

O sea, contrastar esas represiones antiguas, inclusive las formas de tratar las protestas violentas recientemente en Venezuela, o como se han tratado en Chile y en Colombia, es un dato duro que tenemos que analizar de manera bastante objetiva y mirando la historia.

Quiero saltar de esto para explicar este asunto y complementar lo que estaba diciendo Benjamin sobre la USAID, estas láminas que circularon hace un rato ya, es una pequeña investigación de la Ned que es este brazo también de todas estas ONG que siempre están al servicio del Gobierno norteamericano para infiltrarse en los territorios bajo supuestas lógicas de formación, de proyectos de liderazgo y tal, y cuando en realidad acumulan una suma importante que van es con el objetivo de crear las condiciones para forzar los cambios de régimen a su antojo.

Allí yo me leí todos los informes de la Ned, desde su fundación que fue en el 83, la primera subvención fue en el 84, y empiezo a escudriñar todo este tipo de subvenciones otorgadas a las Organizaciones No Gubernamentales y ahí vemos algunas. Dice los montos en ese momento, porque yo hago la investigación en función de los financiamientos previos al intento de golpe suave en 2018, que es cuando se ve la efectividad de estas inyecciones, entonces allí aparecen algunas pero un dato curioso es que luego, en vez de aparecer los nombres de las instituciones que eran financiadas, aparecen unos fantasmas, o unas cuestiones incógnitas, porque pasaron de decir a quiénes le daban este dinero a no decir a quién se lo daban, para no ponerlos en evidencia y solamente titulaban el tema de los proyectos.

En otra sí especifica los títulos de los supuestos proyectos entonces se puede ver que dice que si por los derechos humanos, libertad de información, ideales y valores democráticos, estado de derecho, educación cívica, o sea, todo lo ponen muy lindo cuando en realidad el fondo de todo eso es justamente inyectarle dinero a estas organizaciones que en algún momento van a ser subversivas en cuanto se les diga que tengan que hacerlo, como se evidenció en el 2018 y si vas a las sumas en ese momento a ese grupo, que son 54 subvenciones de estos fondos distribuidos por la Ned, entre 2014 y 2017, pues sumas allí cuatro millones de dólares, que no es poca cosa, o sea, es conocido que esta organización representa, así como la USAID, una vía de financiamiento del Departamento de Estado para fortalecer a organizaciones que respondan a intereses golpistas de ese Gobierno.

En un vistazo histórico en la década ochenta, noventa, como te digo la primera subvención en Nicaragua fue en el 85, con sesenta mil dólares, y luego aparece otra nueva inyección en el 88 con ochocientos mil dólares, que es el periodo electoral, y fue ese contexto previo a la derrota, en ese entonces, del sandinismo y acto seguido se inyecta una suma abismalmente superior a la anterior, pasando de inyectar ochocientos mil dólares a inyectar más de tres millones y medio de dólares, y el año siguiente todavía más, el triple casi, más del doble de esta inyección.

Entonces, allí se ve cómo en el 89, 90, obtuvo resultados exitosos para los intereses estadounidenses consiguiendo la victoria de la Unión Opositora Nacional en aquel momento.

También hago una comparativa del financiamiento de la Ned a las organizaciones no gubernamentales en Nicaragua y Venezuela en términos históricos en esa década, y es muy llamativo como se puede ver que en 1993 es la primera subvención a Venezuela, y esto es posterior a la intentona aquella del 92, el 4 de febrero, que fue justamente cuando aparece Chávez en la palestra, aparece esta acción de rebelión militar en Venezuela pensando en el pueblo no pensando en entregar el país a intereses foráneos, y al año siguiente pues empiezan a mirar a Venezuela con más atención y le inyectan doscientos cinco mil dólares en ese momento.

Otro punto en el 98-99 se puede ver que se dispara la inyección al haber ganado Hugo Chávez la presidencia y pasan de seiscientos mil dólares, aproximadamente, a las subvenciones a inyectar más de un millón de dólares en ese momento. Entonces, ¿cuál es el factor común aquí? Que a mayor amenaza a los intereses de Estados Unidos, mayor inyección de dinero a estas sucursales de los intereses norteamericanos, que el propio director de la Ned, por ejemplo, dijo por allá en el 93, por allí, al The Washington Post, que este tema del boom de las ONG era una forma en la que ellos podían hacer lo mismo que hacían hace 25 años a escondidas, que es todo este espionaje, todo este asunto de preparación de condiciones, para ellos ejercer la fuerza que quisieran.

Esta cuestión que se da en las ONG por aquel escandalo que debemos recordar donde se estaba financiando a grupos golpistas, terroristas y afines, pues la CIA se ve sometida al escándalo precisamente por esto y busca, por supuesto, seguir con sus operaciones, pero de manera abierta o aparentemente legal y esto es una forma de hacerlo.

DR: Algo que yo noté de estas estadísticas es que el financiamiento se incrementó de una manera monumental en el año 99, que coincidió con la victoria de la derecha en Nicaragua…

OO: Es que ese es el contraste precisamente de Venezuela con el tema de Nicaragua, fíjate el tipo de cuestión de interés que tienen, pero el factor común es ese, que les afecta los intereses de alguna forma y al mismo tiempo cuando logran una victoria, más apoyo tienen que recibir para sostenerlo.

BN: La otra cosa es que sabemos que Estados Unidos usa la llamada ayuda humanitaria como instrumento, un arma de poder, podemos ver también que en 2006, que era el último año de los Gobiernos neoliberales en Nicaragua, porque el Frente Sandinista ganó la elección en 2006 y volvió al poder en 2007, pero en 2006 con el Gobierno corrupto de derecha de Enrique Bolaños, en ese año USAID le mandó más de doscientos cincuenta millones de dólares, solo en ese, año a través de una empresa que se llama la Corporación Millennium de Estados Unidos y su estrategia es, como dijo Orlenys, cuando hay un gobierno progresista, antimperialista, usa este dinero para la supuesta ayuda humanitaria para financiar a los golpistas.

Vimos lo mismo en el intento de golpe de Estado contra Venezuela en 2019, el 23 de febrero, cuando estados Unidos trató de forzar la llamada ayuda humanitaria en el puente entre Colombia y Venezuela hubo violencia. Estados Unidos decía que «el régimen de Maduro no acepta nuestra ayuda humanitaria», y el Gobierno venezolano decía correctamente que no es ayuda humanitaria, es otro intento de golpe.

Entonces, eso es exactamente lo que Estados Unidos hace en Nicaragua con la USAID, porque recordemos que el nombre de la USAID es la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, dice que sostiene que es un organismo humanitario, pero no es para nada, y tenemos otro ejemplo de eso, estamos hablando de cientos de millones de dólares solo en 2006, doscientos cincuenta millones de dólares para la derecha sandinista, no solo eso, sino también sabemos que durante los 80 en la guerra terrorista de Estados Unidos y la llamada Contra en Nicaragua, Estados Unidos usaba sus llamados vuelos humanitarios para mandar armas a la Contra.

De hecho, un criminal de guerra de Estados Unidos que se llama Elliott Abrams estaba involucrado no solo en la guerra contra Nicaragua sino en la guerra y el genocidio contra Guatemala, y él admitió que en los 80 Estados Unidos le envió armas a la Contra en vuelos con llamada ayuda humanitaria, entonces para mí eso dice todo, que ese dinero no es para ayuda humanitaria para nada, es dinero sucio para hacer golpes de Estado.

DR: Orlenys, Venezuela ha resistido las sanciones, el bloqueo durante la última década. ¿Qué lecciones crees que pueden aprender los compañeros de todo el FNLS, el país y el Gobierno de Daniel Ortega para sobrevivir?

OO: Es importante que tengamos en cuenta que la visual revolucionaria del pueblo nicaragüense es muy similar a la venezolana, a la bolivariana, y de hecho el sandinismo como pueblo se declara también bolivariano y eso es un punto de encuentro que deja ver ya un camino andado.

No creo que haya lecciones desde cero, creo que es más bien el ir integrándose a esas luchas que se dan en los territorios, y que ahora estando los dos países bajo asedio, de repente Nicaragua ha tenido menos asedio en los años anteriores con respecto a cómo ha sido el tema con Venezuela, y que ahora que se avecina la elección presidencial se van ahora sí todas las fuerzas injerencistas, intervencionistas contra el proyecto nicaragüense sandinista pues ya hay esfuerzos que redoblar.

Yo digo que más allá de verlos en temas de lección, verlos más bien como anécdota, o sea, leer qué es lo que se ha venido haciendo en Venezuela, pasa por una necesidad que debe atenderse desde todos los países, el observar esto, y se basa en que, en principio, el tema de la unión cívico militar es un pilar fundamental de resistencia, de hacerle frente a este asedio imperialista y, por el otro lado, el tema organizativo político territorial, creo que ahí está la clave de todo, la clave para enfrentar la pandemia, cualquier crisis, para resistir el asedio, para hacerle frente al imperialismo y es una cuestión que poco se visibiliza, en la calle más pequeña encuentran un jefe de calle, a una persona que esta organizada en su territorio, que conoce a su comunidad no es que solo esta allí por decreto y lo mandaron a organizar, no, es que hay conocimiento, hay reconocimiento de la comunidad para con esas persona también, y esto es un asunto que es una consecuencia, primero de la trayectoria histórica, segundo del proyecto político instalado en Venezuela desde hace 20 años y que ha venido digamos profundizando esto, y levantando la conciencia que es el mejor saldo orgánico que pudiéramos tener con todo este proceso.

Y esa organización la tiene el pueblo nicaragüense en términos bastante claros, o sea, ellos están muy conscientes de su historia, la Revolución Sandinista tiene mucha mayor trayectoria que la Revolución Bolivariana y poco a poco nos vamos integrando a medida que se incorporan nuevos elementos, se han incorporado, por ejemplo, las redes sociales, este tema de las medidas coercitivas unilaterales de manera mucho más abierta y descarada y, en función de esto, pues vamos sobre la marcha como poniéndonos al día en cómo hacerle frente a este asunto.

Entonces, el resistir pasa primero por conciencia histórica, segundo por conciencia de clase, política, entender quién es el enemigo, asumir al enemigo, como diría Silvio en su canción, es parte fundamental para poder hacer frente a cualquier afrenta, o sea, a cualquier ataque, asedio, y yo creo que el pueblo sandinista, el pueblo nicaragüense en general, no necesariamente sandinista, va a sostener una Nicaragua en paz, porque hay un proyecto, porque hay una lógica diferente, porque hay una buena parte de la población organizada y dispuesta a entregarlo todo para defender eso, porque bastante que ha costado, en el 2018 bastante llanto, sudor y lágrimas que costó, y creo que eso también despierta la conciencia, bien sea una persona que es nicaragüense, y no necesariamente es ultra militante, pues también recoge eso para su haber, lo reconoce, lo agradece y parte de esa afinidad que se tiene al respecto pues se expresa en las urnas, en el voto, y allí esperamos un resultado bastante útil para la paz del pueblo nicaragüense, y que se pueda defender desde todas las trincheras, y allí es fundamental comprender las vías reales, no las narrativas imaginarias, o sea vayan al dato, a la ley, a los expedientes de estas personas que sí son políticos pero han incurrido en delitos y tienen que rendir cuentas con la justicia por eso, y tratemos de dejarnos llevar mucho menos por todas las matrices de opinión que tienen toda la intención de hacer lo que hacen.

DR: Ben tú has vivido en Nicaragua bastante tiempo… ¿cómo ves tú la organización entre los compañeros del Frente Sandinista para resistir esta agresión y para ganar la elección?

BN: Lo que dijo Orlenys es clave, cuando estamos hablando de la organización del pueblo también tenemos que hablar de la unidad cívico militar, porque no es solo una cuestión de organizar el pueblo en los barrios sino es una cuestión de organizar las fuerzas del Estado en una alianza con el pueblo, en una unidad cívico militar, como dice la Revolución Bolivariana de Venezuela, y Nicaragua es un buen ejemplo de esto, mencioné que las Fuerzas Armadas y la policía son instituciones que fueron creadas de nuevo, que son nacionalistas, antimperialistas y pro pueblo, eso es muy importante.

En cuanto a lecciones, cosas que podemos aprender, otra cosa muy importante es el papel de la juventud. En Nicaragua el Frente Sandinista siempre hace mucho trabajo con la juventud, porque entiende que la juventud es el futuro no solo desde la sociedad sino desde el movimiento revolucionario, popular, entonces la juventud sandinista es el corazón del movimiento sandinista, revolucionario, y hay muchos jóvenes que están involucrados y no solo en cuanto a la organización de los pueblos, de los barrios, sino hay organizaciones, grupos, para jugar deporte, trabajar las redes sociales, la música, la cultura, entonces es parte de un proceso de construir un movimiento popular de las bases, con los jóvenes para crear una sociedad revolucionaria porque no solo es una cuestión de gobernar sino de crear algo nuevo, y es por eso que en Nicaragua, Cuba y en Venezuela no solo dicen que son Gobiernos progresistas sino Gobiernos revolucionarios, porque la idea es la revolución, no solo como el gobierno de Argentina y, podemos hablar de las contradicciones, no hablan mucho de la revolución, hablan de reformas. Pero es muy diferente, este proceso en Nicaragua es un proceso profundo.

Otra cosa que es muy importante, el año 91 es muy importante porque fue el año en el que Estados Unidos organizó un golpe de Estado, una contra revolución, en la Europa Oriental, en lo que hoy en día es la Federación Rusa. Orlenys mencionó el artículo de The Washington Post, el famoso dicho del cofundador de la Ned, quien admitió que lo que la Ned hace hoy en día es lo que la CIA hacía hace 25 años, pero hay otras cosas interesantes en ese artículo, uno es que hablan del papel de las llamadas ONG, y estábamos hablando del financiamiento de Estados Unidos a las ONG, eso es muy importante porque estas son instrumentos del poder suave de Estado Unidos. En Nicaragua hoy en día hay mucho debate sobre las ONG como instrumentos del poder imperialista de Estado Unidos, pero también de gobiernos de Europa Occidental como España, Suiza.

Además, hay otra lección importante en ese artículo y es el papel de los medios de comunicación, porque habla del papel de la CIA en controlar los medios de comunicación, y organismos como la Ned en financiar y cultivar a los medios de comunicación para servir a los intereses del imperio, y en especial a los capitalistas de Wall Street, de la banca mundial y de Estados Unidos.

Entonces, nosotros como periodistas es muy importante hablar del papel de estos medios y las ONG en los intentos de golpe muy violentos que hemos visto en Nicaragua, en Venezuela, en Bolivia, en muchos países, porque la CIA entiende que los medios son armas, y los medios populares pueden ser armas para el pueblo también, para la trasformación y la revolución.

Recordemos que durante la guerra terrorista de la Contra contra Nicaragua en los 80, la CIA también financiaba a la prensa, como el periódico que mencioné, la prensa fue financiada por Estados Unidos a través de la Ned y la CIA, además la CIA creó nuevos medios para la Contra y escribió los artículos y entrenó a la Contra para hacer periodismo y hacer la guerra de la desinformación.

Entonces, esta estrategia no es nueva, la diferencia es que hoy en día todos tenemos nuestros teléfonos, siempre estamos en las redes sociales, entonces hoy en día la guerra de la información, mediática es muy poderosa.

OO: Yo quiero decir que la juventud sandinista es el presente y justamente ahora mismo está haciendo historia, creo que es un reconocimiento decírselos desde ahora, porque el papel es fundamental no solamente en términos de militancia digital, pudiéramos decir que buena parte son activos en redes sociales y son pilar fundamental de la defensa de su revolución, sino también en el territorio, o sea la juventud va hasta el último rincón a llevar no solamente el mensaje digamos político, sino la atención social en múltiples sentidos, y esto es algo que lo hace la juventud y es admirable y ejemplar para el resto del mundo.


Comparte 👍

Comenta 💬