Participa en Rx1000 – Pintura electrónica interactiva: entrevista con Yto Aranda

La artista Yto Aranda invita a los lectores de El Ciudadano a participar en Rx1000 (Resistencia por mil), pintura electrónica interactiva a distancia actualmente expuesta en la 9ª Bienal de Video y Artes Mediales

La artista Yto Aranda invita a los lectores de El Ciudadano a participar en Rx1000 (Resistencia por mil), pintura electrónica interactiva a distancia actualmente expuesta en la 9ª Bienal de Video y Artes Mediales. Para saber de qué se trata esta obra, conversamos con su autora.

La artista visual Yto Aranda nos invita a participar en un interesante trabajo artístico que presenta en la 9° Bienal de Video y Artes Mediales, la que está teniendo lugar desde el 20 de agosto y hasta el 13 de septiembre en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) Quinta Normal. Esta obra donde se fusionan lo digital y lo análogo tiene muchas aristas, las que confluyen en una gran pintura vibratoria creada con 1122 pequeñas pinturas, unidas con hilos, que representan una red social.

En las pinturas pequeñas podemos leer frases tales como: “Vivir en el Amazonas” o “Nacer y Morir Pobre”. Estas frases son el resultado de una encuesta mediante la cual se preguntó a mil personas, a través de Internet, ¿Qué significa para usted la palabra RESISTENCIA? Mientras leemos estas respuestas, notamos que la pintura vibra. Podemos interactuar con la obra mediante un computador y, al hacer click sobre una imagen, cambian las vibraciones de la pintura.

Esta pintura electrónica interactiva a distancia de Yto Aranda estará expuesta en el hall del MAC hasta la clausura de la Bienal. Hasta esa misma fecha seguirán recibiéndose respuestas a la pregunta ¿Qué significa para usted la palabra RESISTENCIA? en el sitio Web Rx1000. Los lectores están invitados a colaborar y, para entender mejor de qué se trata este proyecto de arte, sostuvimos una conversación con Yto Aranda.

CONVERSANDO CON LA ARTISTA

Yto, háblanos por favor de tus intereses y motivaciones para crear esta obra.

Considero a esta obra Rx1000 el trabajo más importante que he desarrollado, ya que aquí he logrado incluir diversos elementos significativos enraizados en mi experiencia creativa de los últimos 20 años.

Comenzando por mi formación pictórica, mis investigaciones relacionadas con arte e Internet, la participación en Arte Correo y las actividades que realizo dentro de redes vinculadas con mis intereses artísticos y preocupaciones sociales.

Me motivó mucho la convocatoria de la bienal que nos invitaba a reflexionar en torno a la resistencia crítica. Yo me reduje a la palabra resistencia e invité a las personas a responder qué significa para cada uno. Para darle fuerza a esta propuesta, me propuse reunir mil respuestas, así fue que terminé llamando a la obra Resistencia por Mil.

¿Qué aspecto de tu creación es el que destaca en Rx1000?

Esta obra me dio la posibilidad de continuar desarrollando un tema que para mí es prioridad: el de los circuitos y las redes sociales. No me considero una persona idealista, pero tampoco tengo mucha tolerancia con respecto a las instituciones. Me siento más cómoda participando en redes sociales. No pienso que sean ideales, surgen discusiones y desencuentros como en cualquier relación humana, la diferencia es que se puede discutir de igual a igual, y uno decide cuánto se involucra.

Pero más importante que sentirme cómoda es mi reflexión con respecto a cómo funcionan las cosas en nuestra vida y entorno. Observamos desde el presente y a través de la historia cómo los seres humanos somos dominados por élites de poder, que de una u otra forman diseñan nuestras vidas.

Con las nuevas tecnologías, las herramientas de control se vuelven una amenaza cada vez más poderosa y real. Para mí la esperanza (si es que la hay) está en el desarrollo de redes sociales serias. No me refiero a herramientas como Facebook. Cuando digo esto, estoy pensando en las personas que han desarrollado el Software Libre. Ha sido un excelente e histórico ejemplo de cómo combatir en comunidad los abusos del poder.

¿En qué consisten esos abusos? ¿A qué clase de poder debemos oponer resistencia?

Las personas que nos dominan son iguales a nosotros, los mismos temores, complejos, vanidades. La diferencia radica en su ambición y las posibilidades que han tenido de tener los conocimientos y herramientas para poder posicionarse en un lugar superior al resto.

Esto se da a todo nivel, tanto en los muy poderosos a nivel mundial como en nuestro propio entorno laboral, a veces incluso familiar. Lo que me pregunto yo es: ¿Cómo hacemos las personas que no tenemos ambición de poder para sobrevivir con libertad sin que nos afecten estos seres que dedican su vida al dominio de los otros?

No es fácil. Mejor dicho, es casi imposible. Lo que llaman “sistema” obviamente nos afecta a todos. No me gusta hablar de sistema, porque en realidad estamos hablando de personas. Para mí la respuesta ha sido siempre buscar el camino alternativo. Por un lado ser un aporte a la comunidad y por otro defender mi libertad personal. Para lograr esto, mi fórmula ha sido trabajar, y mucho.

Justamente, tú eres una persona muy activa y con distintos intereses, cuéntanos cuál consideras que sea tu aporte específico a la resistencia.

Pienso que mi aporte al mundo ha sido durante los últimos 10 años la publicación de la revista virtual Escáner Cultural, a través de la cual apoyo en la medida de mis fuerzas a otros creadores y pensadores.

Mi lucha individual es en torno al arte. Siempre he dicho que soy artista a mi pesar, porque no puedo evitarlo. Pero una vez que te conviertes en creador, te transformas en un obsesivo. Y esa es mi ambición personal, probablemente inútil: SEGUIR CREANDO. Para mí, crear es hacer lo que mi ser necesita hacer, al final de cuentas, lo que te apasiona.

Y ya que volvemos al tema de la creación, ¿cómo ejerces tu resistencia a través de Rx1000?

Incluyendo a muchas personas en esta obra, porque esto me permite reflejar en mi trabajo una preocupación superior a mi ambición personal. Quiero de alguna forma integrar a esta obra mi preocupación por los demás. No una crítica efímera, sino una crítica con la voz de todos los que quieren dar su opinión. La palabra resistencia fue una instancia muy adecuada para expresar una crítica aguda. Y lo interesante es que es masiva.

Es por esto que la experiencia de recibir, leer, copiar las respuestas ha sido en extremo motivadora y potente. No tengo palabras para describir el fenómeno comunicativo que se hizo parte de mi vida y experiencia.

A la vez, comenzó a suceder que, como mucha gente se fue enterando de este trabajo, comenzaron a ofrecer colaborar, me ayudaron a comprar, cortar, lijar, hilar, escribir las frases en las pinturas, filmar el proceso, escribir con respecto a la obra, enmarcar, transportar, programar, hacer los circuitos, conseguir los motores vibradores, etc.

Fue un trabajo de tres meses durmiendo lo mínimo, en donde gasté toda mi energía, tiempo y dinero. Pero sentir el apoyo, el cariño de tanta gente ahí, poniéndose con horas de trabajo me hizo sentir en un estado místico. Estoy muy agradecida de todos los que apoyaron Rx1000. Sin los otros, sin la gente que me apoya, nunca lo hubiese logrado. Y esto es importante, porque la red teórica virtual se convierte en una red real.

¿Por qué la pintura vibra?

En principio esto es parte de mi trabajo más global, que es una investigación en cuanto a cómo puedo convertir la pintura tradicional en electrónica interactiva sin que pierda su esencia de “pintura”. Para esto quise alejarme un rato de la solución más atractiva, que es el uso de leds, y hacer algo más sutil. Además quiero crear un vínculo con el arte cinético y creo que este trabajo podría considerarse como una obra cinética, pero a la vez vinculada a Internet.

Conceptualmente, la acción de hacer vibrar diferentes áreas de la pintura a distancia es un elemento que pretende evidenciar el efecto de la participación del individuo en una comunidad.

Es muy interesante lo que señalas respecto de la relación entre pintura tradicional y pintura electrónica, un tema que amerita seguir explorándose. Quiero preguntarte, para terminar, ¿cuál fue tu respuesta en Rx1000?

La frase clave para mí es “creación y organización de redes como instrumentos efectivos de resistencia”.

Por Carolina Benavente Morales

TEXTO

Diego Cerda Seguel se sumó a la obra escribiendo un texto en el cual interpreta y profundiza la obra. Compartimos aquí un extracto.
“Si la forma de vida que hoy es legitimada sigue su curso desbocado, el mundo entrará en una fase de contaminación y escasez que hará tambalear las bases de nuestra civilización. Si desde ya esta civilización está marcada por un desequilibrio de fuerzas y una distribución nociva de la riqueza, las expectativas destructivas a las que estamos llevando al planeta plantean que todo puede ponerse peor.

Resistir por mil: este es el mensaje inclusivo de la obra de Yto Aranda, una convocatoria abierta en las redes sociales para plantear la definición de ‘qué entiendes por Resistencia’. Resistir es el mensaje y el medio, pero ¿Qué resistimos? Bueno, en esta obra hay mil y más respuestas posibles, pero el mensaje principal es el que viene dado por el acto de la participación de quienes han enviado las respuestas. Pues con su acto han tejido en común una esperanza, una Red Social, la que es el medio para pensar y plantear cómo resistir la prepotencia y la inhumanidad de un proceso que quiere hacerse pasar por una evolución natural del mundo.

Esta obra integra tecnología como un medio de comunicar e interactuar entre todos, no quiere levantar un fetiche de la tecnología, quiere usarla como medio de una expresión de arte que es producto de la colaboración que permiten los canales electrónicos por los cuales se ha realizado esta convocatoria”.

Texto completo AQUÍ

PROYECTO

Pintura de 200 x 160 cm. compuesta de 1122 pinturas pintadas a mano.
La propuesta incluye una convocatoria en español e inglés invitando a las personas a responder la pregunta ¿Cómo interpreta usted la palabra RESISTENCIA?
El propósito es reunir 1000 respuestas que serán escritas en cada una de las pinturas y publicadas en el sitio Web Rx1000.
Las pinturas pequeñas que componen la pintura mayor están unidas a través de hilos representando redes. Los tamaños varían desde 2 x 2 cm. a 11 x 11 cm.
Se instalarán dispositivos conectados a circuitos que permitirán el movimiento vibratorio de la pintura-red. Esta intervención vibratoria será posible desde Internet.
Circuitos y Programación a cargo de Néstor Palominos.

Fotografía: Detalle de Rx1000, trabajo de Yto Aranda expuesto en la 9ª Bienal de Video y Artes Mediales.

El Ciudadano


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina y ayúdanos a financiar este medio

Compártelo

Comentarios