Presidente de Alemania Frank-Walter Steinmeier: «Estoy conmovido por las imágenes que nos llegan de Pekín y de varias ciudades chinas»

En entrevista con DW, el presidente alemán habla sobre la situación en China y Ucrania. Según él, las conversaciones sobre un alto el fuego entre Kiev y Moscú tienen poco sentido por el momento
Publicado en

Entrevistas

0 0


Frank-Walter Steinmeier reacciona con comprensión a las protestas de la población china contra la estricta política contra la pandemia del coronavirus en el país. «Estoy conmovido por las imágenes que nos llegan de Pekín y de varias ciudades chinas», afirma en una entrevista con DW. También en Alemania la lucha contra la pandemia afectó duramente a muchas personas. «Solo podemos imaginar lo grande que es la carga para la gente en China, donde las medidas son mucho más estrictas, mucho más prolongadas y duran hasta el día de hoy».

Pekín debe respetar la libertad de expresión

El descontento por la estricta política china de cero COVID ha provocado protestas en todo el país en los últimos días. El motivo fue el incendio de un edificio de apartamentos en el que murieron diez personas el pasado jueves en Urumqi, en la región noroccidental china de Xinjiang. «Como demócrata, solo puedo decir: la libertad de expresión es un bien importante», afirma el presidente. «Y solo puedo asociar lo que estamos viendo con la esperanza de que las autoridades estatales de China respeten este derecho de expresión, de libertad de manifestación».

Al límite de su paciencia: la gente protesta en China contra la dura política cero COVID del gobierno.

La amenaza de la oscuridad y el frío

Sobre la guerra de Rusia contra Ucrania, Steinmeier dice que condena los recientes ataques de Rusia contra la población civil y el suministro de gas y electricidad en Ucrania: «Creo que esto forma parte de la estrategia de guerra que vemos aquí. No solo tenemos una brutal guerra de agresión que se está librando militarmente contra el ejército ucraniano. Pero tenemos, y esto se hace más visible cuanto más nos acercamos al invierno, un ataque brutal a las infraestructuras críticas y, por tanto, a la población civil.» Steinmeier expresó su profunda preocupación por la situación de la población en la zona de guerra: «Hemos visto lo que amenaza a la gente en Ucrania: penuria, oscuridad y frío».

No es momento de hablar de alto el fuego 

El presidente, que anteriormente fue ministro de Asuntos Exteriores alemán, considera que aún no ha llegado el momento de entablar conversaciones sobre un posible alto el fuego. «Todas las recomendaciones de hacer un alto el fuego ahora son, por supuesto, irreflexivas, porque un alto el fuego en este momento daría la venia a la injusticia que ya se ha cometido. Un alto el fuego ahora significaría que Rusia se quedaría con el territorio ocupado. Y con ello, también se aceptarían las violaciones de las fronteras, el desprecio del derecho internacional y el robo de tierras.»

«Estoy muy agradecido al Bundestag alemán»

En la entrevista con DW, el presidente alemán saludó la intención del Bundestag alemán de reconocer esta semana el llamado Holodomor en Ucrania y calificarlo de genocidio. A principios de la década de 1930, millones de ucranianos murieron de hambre porque los dirigentes soviéticos de la época redujeron y confiscaron sistemáticamente los alimentos. Steinmeier: «La estrategia deliberada del régimen de Stalin en 1932 y 1933 fue matar de hambre a parte de la población de la Unión Soviética. Steinmeier dijo que estaba «muy, muy agradecido» de que el parlamento esté dispuesto a calificar esa tragedia como genocidio.

Perspectivas de adhesión a la UE de países de los Balcanes Occidentales

En opinión de Steinmeier, la guerra en Ucrania también está cambiando las perspectivas de los países de los Balcanes Occidentales, por ejemplo en lo que respecta a la posible adhesión a la UE. Steinmeier viajará esta semana a Macedonia del Norte y Albania. Varios países de la región con posibilidades de adhesión a la UE habían expresado recientemente su temor de que la Unión Europea se centrara ahora en la posible admisión de Ucrania. «Comprendo la impaciencia de algunos, pero el viaje a Macedonia del Norte y Albania también sirve para enviar un mensaje a la región: si se hacen los progresos pertinentes dentro de los países, el camino hacia la adhesión a la Unión Europea será más manejable.»

Fuente DW


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬