Ray Bradbury: «A la larga, aquellos que se queden sentados frente a Internet se convertirán en unos idiotas»

Así lo afirmaba Ray Bradbury en 1999, cundo fue invitado a un congreso de informática organizado en Denver (Estados Unidos)
Publicado en

Artes / Entrevistas

0 0


Así lo afirmaba Ray Bradbury en 1999, cundo fue invitado a un congreso de informática organizado en Denver (Estados Unidos). En esa ocasión señaló, además, «los que vayamos a las bibliotecas nos haremos cargo de la civilización. Por ahora, buena parte de la felicidad depende de saber cómo y cuándo apagar el televisor». Hoy sus palabras, se desdibujan frente al avance casi imparable de Internet, pero son, a la vez, una voz de alerta para reflexionar sobre sus efectos. En vez de ponderar los beneficios que deparará el futuro, Bradbury terminó afirmando que todo tiempo pasado fue mejor.

¿Qué debería hacer el hombre en el futuro?

Bradbury: Deberíamos volver a la Luna, porque nunca la tendríamos que haber abandonado. O mejor: deberíamos ir a Marte, con un equipo que transmita en vivo. Así todos, aunque sea de alguna manera, podremos estar parados en ese lugar para celebrar y tener algo bueno de qué hablar, en vez de comentar los males de este mundo.

¿Cómo ve la relación de la computadora con la literatura?

Bradbury: Se habla mucho de este tema últimamente. Lo único que les aconsejo a todos mis amigos es que por favor se mantengan alejados de Internet y hagan su trabajo con la máquina de escribir. No creo que necesitemos todo esto. Vayan a la biblioteca, investiguen en ese lugar, Internet no nos da lo que sucede ahí.

¿Y qué piensa del uso de las computadoras estrictamente?

Bradbury: Primero creo que atravesaremos un período donde las utilizaremos mucho. Así crearemos una civilización de estúpidos tecnológicos, mientras una elite se irá quedando con todo. Y cuando hablo de elite, me refiero a gente como yo, que puede leer. Porque creo que, a la larga, aquellos que se queden sentados frente a Internet se convertirán en unos idiotas, y los que vayamos a las bibliotecas nos haremos cargo de la civilización. Por ahora, buena parte de la felicidad depende de saber cómo y cuándo apagar el televisor.

Por Alberto Messer


Comparte 👍

Comenta 💬