Sergio Pascual, consejero ejecutivo del CELAG: «Gustavo Petro ha ido afianzando su liderazgo, una propuesta fundamentalmente de cambio»

En entrevista en Voces Sin Fronteras, recordó que en doscientos años de historia republicana del país no ha habido un solo presidente izquierdista
Publicado en

Entrevistas

0 0


Sergio-Pascual-Colombia-Petro

Este domingo 29 de mayo los colombianos están convocados a las elecciones donde definirán al nuevo presidente del país para el periodo 2022-2026.

La contienda electoral se centra en la coalición de izquierda Pacto Histórico, representada en la fórmula Gustavo Petro y Francia Márquez, y la alianza de derecha Equipo por Colombia, con las figuras de Federico Gutiérrez y Rodrigo Lara Sánchez.

En entrevista en Voces sin Fronteras, conducido por Denis Rogatyuk, el consejero ejecutivo del Celag (Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica) y exdiputado español, Sergio Pascual, destacó que el candidato de izquierda «ha ido afianzando su liderazgo» con «una propuesta fundamentalmente de cambio».

Por Denis Rogatyuk

DR: Podemos empezar con un resumen de lo que está pasando de cara a las elecciones de Colombia. Hemos visto que la popularidad de Gustavo Petro ha aumentado, pero también hemos visto las graves amenazas contra su vida.

SP: En primer lugar, en términos estrictamente coyunturales, efectivamente Gustavo Petro y en general la candidatura que incorpora a Francia Márquez como fórmula vicepresidencial tiene un saldo de imagen positiva, realmente espectacular, en realidad, para la política latinoamericana en su conjunto.

Pocos mandatarios tienen saldos de imagen positivos de más de 20 puntos con favorabilidad de casi el 55 % de la población colombiana.

De alguna manera, se siente acá en Colombia que Gustavo Petro ha logrado dar con la demanda y el ansia de cambio que tiene la población colombiana después de cuatro años muy duros en los que realmente se ha pasado hambre en este país.

Estamos hablando de que la mitad de la población ingresa menos de 250 dólares al mes, y otro 25 % no llega a los 500 dólares mes, el 75 % de la población estaría ingresando menos de 500 dólares al mes.

Y, en ese contexto, Gustavo Petro ha ido afianzando su liderazgo, una propuesta fundamentalmente de cambio, decir cambio en Colombia es decir mucho. En este país latinoamericano, en sus doscientos años de historia republicana no ha habido un solo presidente izquierdista, más cuando hubo alguna opción de tener un presidente liberal, ni siquiera digamos de izquierda, Jorge Eliécer Gaitán antes de llegar a la presidencia, fue asesinado.

En el futuro y con el tiempo, otras opciones, que trataron de alcanzar la presidencia, también vieron cómo sus candidatos presidenciales eran asesinados. Cuatro candidatos presidenciales fueron asesinados cuando tenían opciones reales de llegar a gobernar.

Es una amenaza, por tanto, muy seria, las amenazas de muerte a Gustavo Petro. En la elección de 2018, que también estábamos acá en el país en aquel entonces, sufrió un atentado y el blindaje de su vehículo lo salvó de que las balas que se dispararon contra él acabaran con su vida y, en este caso, y con un dispositivo de seguridad lógicamente muy bien armado, ha habido varias ocasiones en que han tenido que cambiar su planificación de campaña electoral porque no podían a acudir a hacer campaña sin arriesgar la vida del candidato.

Esa es la realidad de Colombia, una democracia digamos controvertida cuando menos, por cuanto los candidatos no pueden hacer libremente sus campañas electorales, y porque una parte importante de la población también está sometida a la presión de la violencia.

Y decir que el hecho más llamativo de este clima de violencia en Colombia ha sido el paro armado que decretó el Clan del Golfo, un clan narcoterrorista y narco militar, fue capaz de paralizar a toda la población de once departamentos, estamos hablando de que la población tuvo que confinarse como si estuviésemos en tiempos de COVID-19 porque un grupo narcoterrorista así lo decretó.

DR: También hemos visto cierto cambio en la estructura de la derecha colombiana…

SP: El candidato de la derecha con más opciones a pasar a segunda vuelta, generalmente hay segunda vuelta, es Fico Gutiérrez, es un candidato gestado con las estructuras del poder uribista y se sitúa, se radican fundamentalmente en Medellín y Antioquia, son los bastiones del uribismo en el país, surge la candidatura y entonces se centra el poder de esta derecha conectado también con el narcotráfico y con lo que se conoce como la Oficina de Envigado, puros clanes del narcotráfico más importantes de este país.

Fico Gutiérrez se conecta con estas estructuras de poder económicas y territoriales en Antioquia y Medellín y, de alguna forma, es por tanto un heredero, sería el candidato preferido por Álvaro Uribe como fue el candidato preferido por Uribe, Iván Duque, el actual presidente.

En este sentido, es una identificación que todo el mundo está haciendo, Fico Gutiérrez es para Uribe, es el candidato de Iván Duque. ¿Qué ha sucedido después del varapalo que sufrió el Centro Democrático, el partido de Álvaro Uribe, en las legislativas? Que prácticamente todas las fuerzas que tienen la capacidad de clientelar votos, que tienen redes territoriales importantes en el país en el lado de la derecha, el Partido Liberal, Cambio Radical, Centro Democrático y el Partido Conservador, han unido fuerzas para apoyar a Fico Gutiérrez.

En este momento, hay mucho voto maquinaria apoyando a Fico Gutiérrez y le estaría dando opciones a pasar a la segunda vuelta de las presidenciales colombianas.

Eso sí, a una enorme distancia del candidato Gustavo Petro que tiene una parte muy importante de lo que aquí se conoce como voto de opinión, voto libre, por decirlo de alguna manera, el voto no vinculado a estructuras de poder o de rastros de prebendas.

DR: Recientemente hemos visto que el alcalde de Medellín fue destituido de su poder…

SP: Estamos hablando de algo muy grave, imaginemos que el alcalde de la segunda ciudad más importante de un país, electo por toda la ciudadanía, es destituido no por un juez, después de un proceso judicial, sino por un órgano directamente controlado por el Gobierno teniendo un proceso administrativo.

Por un órgano que no tiene autoridad de hacer esta destitución. La CIDH ha decretado y ha declarado. Después de este caso, ese organismo de tipo administrativo, la Procuraduría General de la República no puede destituir a cargos electos y, sin embargo, lo ha destituido para poner en su lugar a un alcalde a fin a Fico Gutierrez, a fin a la derecha colombiana, a Duque.

Es una maniobra claramente irregular, intervención directa en la campaña electoral y se hace para destituir a un alcalde independiente que no se ha alineado con ninguna candidatura y que si bien le estas dando muestras de ser un alcalde progresista, esa razón no se la pueden achacar ninguna participación directa en política, y si se hiciese, tendría que ser un juez que decretara que es suspendido de su cargo o que es destituido de su cargo  o a un organismo administrativo.

Es una irregularidad tremenda que insisto sería bueno compararla lo que podría haber sucedido en EE. UU. cuando se destituye a un alcalde, o en España, o al alcalde de Guayaquil, en Ecuador, estamos hablando de algo gravísimo.

DR: Esto también muestra que la derecha colombiana teme la llegada al poder a grupos como los de Gustavo Petro…

SP: Sin lugar a dudas, en cualquier caso yo daría una pequeña matización, la derecha colombiana no es uniforme, de hecho, hay una disputa brutal entre sector Santista, Juan Manuel Santos, de la derecha colombiana que representaría también un cierto empresariado industrial, a una cierta élite más liberal, por decirlo de alguna manera, en términos de ideología política del país, frente a esa derecha ultra conservadora, vinculada los aparatos de narcoterroristas, del paramilitarismo en el país, fue la derecha que se conectó ahora y antes con Álvaro Uribe, las dos derechas están enfrentadas entre sí.

De alguna manera hay momentos en que uno no sabe si se odian más entre sí o a Gustavo Petro.

Entonces es importante saberlo porque es esta derecha vinculada a Uribe, al presidente Duque, la que estaría siendo más beligerante en sus prácticas a la hora de evitar por todos los medios que Petro llegue a la presidencia.

Y el ejemplo de la destitución de Daniel Quintero, alcalde de Medellín, es la mejor muestra, el mejor símbolo, de todo esto.

DR: Ciertas fuerzas progresistas… Yo siempre he pensado que Sergio Fajardo representa el plan B de la derecha. Esta vez parece que su estrella no se luce tanto. ¿Qué efecto realmente puede tener él?

SP: Efectivamente, el plan B a la derecha colombiana en el 2018, por eso es que les digo que hay dos derechas, o al menos dos facciones de la derecha colombiana, en aquel momento estuvo a punto de pasar a segunda vuelta, ese plan B y hubiera habido una disputa entre el plan B, pero en este caso claramente se ha desinflado Sergio Fajardo y no tiene ninguna opción o momento de pasar a segunda vuelta, sus votos probablemente vayan muchos a la abstención y otro porcentaje se repartirá entre Petro, Fico Gutiérrez, si son ellos los que pasan a segunda vuelta.

Yo diría que su votantes son votantes centristas, o de centro derecha.

Otra cosa es Rodolfo Hernández, es el más posicionado y su votante es uno de moral conservadora, me siento en momentos anti establishment o anti políticos y ahí hay más dudas sobre qué hace ese votante de Rodolfo Hernández, es un votante claramente conservador y que no quiere votar por el uribismo, por nada que se parezca a Iván Duque, pero que probablemente se vea forzado a elegir.

DR: Han analizado estudios, tendencias, encuestas. ¿Cuál es su mejor predicción para el resultado en la primera vuelta?

SP: Diría que en Colombia en este momento no hay una preeminencia de voto anti político como si lo había en Chile.

Colombia es una sociedad bastante politizada e ideologizada, cuando uno pregunta en las encuestas dónde se ubica, si en la izquierda o en la derecha, hay países como Perú, o  en algunos momentos Chile, los porcentajes son importantes, ganador 50 %.

No es el caso de Colombia, la ideologización importante, la gente toma su decision de manera formada, digamos en términos de eje clásico de izquierda, derecha y en ese sentido cuando uno ve las encuestas lo que se encuentra es que en este momento Gustavo Petro estaría cerca de poder ganar las elecciones en primera vuelta en torno a un 45 %, 46 %, 47 %, cuando uno proyecta el voto con los indecisos, los blancos y demás, creo que todavía le falta un poco para lograr esto.

Si en esta semana y pico que queda de campaña el voto de Fajardo y de Rodolfo Hernández se vacía, se licuan porque a gente entiende que tiene que elegir entre dos opciones que tienen más probabilidades, probablemente Gustavo Petro se acercaría a esa probabilidad de ganar en primera vuelta.

En cualquier caso, ya no es esto lo importante, lo importante es que la distancia con el segundo sigue siendo abismal, de más de casi 20 puntos, y que por lo tanto Gustavo Petro tendría muchísimas opciones en segunda vuelta, pero el presidente si no logra en primera vuelta, todas las encuestadoras dicen que en el balotaje de la segunda vuelta seria Gustavo Petro el vencedor definitivo.


Comparte ✌️

Comenta 💬