‘Faltas a la verdad y al rigor periodístico’: El Mercurio es acusado de manipular informe sobre quema de Centro Arte Alameda

El medio de comunicación aseguró en una nota que "no hay pruebas de que una bomba lacrimógena iniciara el incendio" que dejó en el suelo al espacio cultural.

«No hay pruebas de que una bomba lacrimógena iniciara el incendio en el Centro Arte Alameda». Con este titular este martes el diario El Mercurio destacó entre sus informaciones el primer informe de Bomberos (n° 341) respecto del incendio que afectó al Centro Arte Alameda el 27 de diciembre pasado.

Una afirmación que no cayó nada de bien en el espacio dedicado a la cultura, el que a través de un comunicado público denunció que el periódico de derecha «habría omitido información relevante del documento en su publicación».

Desde el Centro Arte Alameda sostienen que el documento de Bomberos «no descarta de ninguna manera que el inicio del siniestro sea producto de una lacrimógena». En ese sentido, añaden que de acuerdo al informe «la presencia de marcas de temperatura en los lugares que se encuentran las bombas lacrimógenas lleva a realizar el cuestionamiento sobre la posibilidad de que una de ellas pudiera ser la causante de un incendio«.

También se destaca que en las pruebas realizadas posteriormente por Bomberos y Carabineros -como menciona el informe de Bomberos- «no se puede descartar la posibilidad de iniciar un fuego incipiente con una carga lacrimógena activada. Sin embargo, para que esto sea posible es necesario que las condiciones se den bajo un escenario ideal, el que estaría compuesto por: condiciones de ventilación, temperatura, material combustible y la capacidad de auto-sustentación del incendio».

Respecto a la información difundida por el diario de Agustín Edwards en cuanto a que «todo comenzó en una canaleta donde ardieron primero ‘plumas y fecas de palomas'», el representante legal de la Corporación Cultural Arte Alameda, Juan Pablo Hermosilla, apunta que si bien la publicación de El Mercurio incluye una parte del informe que señala que «sí se encuentran bombas lacrimógenas en la techumbre del cine, pero no en la zona focal», el medio no menciona que «las bombas lacrimógenas encontradas en la techumbre muestran marcas de temperatura sobre los materiales que tienen un contacto directo con ellas». «Esto lleva a suponer, en primera instancia, que una bomba lacrimógena podría contener temperatura suficiente para generar un incendio», advierte Hermosilla.

«Debido a esta suposición, se maneja como una posible causa del incendio la transmisión de temperatura desde una bomba lacrimógena a materiales que podrían entrar en una rápida combustión», continúa explicando el abogado. Dentro de los aludidos «materiales de rápida combustión» estarían entonces las mencionadas plumas y fecas de palomas.

Por su parte, la directora del Centro Arte Alameda, Roser Fort, comenta que quedaron muy sorprendidos con el artículo de El Mercurio, debido a que -apunta- «el informe de Bomberos lo habíamos tratado con mucho cuidado y mesura porque son pruebas para la fiscalía».

En ese sentido, Fort continúa señalando que «lo que se declara en este artículo falta a la verdad». «Este documento apunta constantemente a que podría ser una bomba lacrimógena la que incendió Centro Arte Alameda. Descartar este antecedente de plano nos parece una falta enorme de rigor periodístico frente a la información y frente a lo que realmente dice el informe de Bomberos», espeta la directora del Centro Arte Alameda.

Compártelo

Comentarios