Presos políticos del estallido social iniciaron huelga de hambre líquida

Tres encarcelados exigen su libertad inmediata.

Esteban Bustos, Gilberto Mendoza y Rubén Rivas -quienes hoy se encuentran en calidad de prisioneros políticos recluidos en la Unidad Especial de Máxima Seguridad de la Cárcel de Alta Seguridad (CAS)-, comenzaron este martes una huelga de hambre líquida indefinida.

El motivo es la exigencia de su «libertad inmediata» y el reconocimiento de su «condición de Prisioneros Políticos» por parte de organismos de Derechos Humanos nacionales e internacionales, así como también de las autoridades políticas del país, y una garantía de juicios justos.

Demandan también el retiro de las querellas por Ley de Seguridad Interior del Estado en su contra, las que -acusan- «pretenden condenarnos a penas desproporcionadas, arbitrarias e injustas; la revisión de los casos y de las medidas cautelares que los mantienen en prisión preventiva, y fin de lo que consideran una «persecución política». Esto último, según argumentan, se vería manifestado en la intervención y presión del Ministerio del Interior en sus procesos judiciales.

Mencionan también entre sus exigencias el «cese a toda forma de violación a los Derechos Humanos hacia el Pueblo de Chile», pidiendo que no existan más asesinados, torturados, desaparecidos y mutilados.

En este contexto, la Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos 18 de octubre, ha convocado para este jueves 12, a las 12:30 horas, a un mitting informativo en el exterior del Centro de Justicia de Santiago. Esto con el fin de dar a conocer esta huelga de hambre líquida, además de la situación actual de los prisioneros políticos que han dejado las manifestaciones de Chile.

Compártelo

Comentarios