Israel bombardeó Gaza con fósforo blanco Made in USA

La organización ha pedido a la ONU que imponga un embargo total de armas a Tel Aviv


La organización ha pedido a la ONU que imponga un embargo total de armas a Tel Aviv. Israel desde el 2002 recibió 21.000 millones de dólares en armas y ayuda militar de EEUU, entre otros países de Europa. Restos del químico fueron hallados en zonas residenciales, la sede de UN bombardeada y un hospital en Gaza.

Un informe de Amnistía Internacional divulgado ayer acusa que el Ejército israelí utilizó fósforo blanco en los bombardeos a la ciudad palestina de Gaza en las tres semanas que duró la incursión hebrea.

Tanto Israel como Hamás han utilizado armas suministradas desde el extranjero para llevar a cabo ataques contra civiles, señala el comunicado de Amnistía.

En los 22 días que duró la invasión murieron más de 1.300 palestinos, la mayoría civiles, y 13 israelíes, incluidos 10 soldados.

“Las fuerzas israelíes emplearon fósforo blanco y otras armas suministradas por Estados Unidos para cometer crímenes de guerra y otras violaciones graves del derecho internacional humanitario. Cientos de niños y niñas, entre otros civiles, perdieron la vida como consecuencia de los ataques, que también causaron la destrucción masiva de viviendas e infraestructuras” –afirmó Donatella Rovera, presidenta de la delegación de la ONG que estuvo en el sur de Israel y Gaza investigando el conflicto.

Un inspección hecha por la organización de derechos humanos en Gaza luego de los bombardeos halló múltiples fragmentos y piezas de municiones empleadas por el ejército  israelí, gran parte de ellas de fabricación estadounidense. Los restos de las municiones fueron encontrados esparcidos por patios de colegio, hospitales y viviendas de civiles.

Entre los restos había carcasas de piezas de artillería y tanques, alerones de mortero y restos de misiles Hellfire, otros misiles aerotransportados y grandes bombas liberadas por F-16, así como fragmentos de fósforo blanco, sumamente incendiario, todavía en llamas.

La delegación encontró también restos de un nuevo tipo de misil que al parecer se lanza desde aviones teledirigidos, que libera gran cantidad de pequeños cubos metálicos de bordes afilados con una superficie de entre 2 y 4 milímetros cuadrados. Esta metralla fabricada con fines mortíferos es capaz de atravesar puertas metálicas de gran espesor y de incrustarse profundamente en un muro de hormigón, y está claramente diseñada para hacer el máximo daño posible.

Respecto de los cohetes lanzados por Hamas, AI señaló que estos fueron introducidos de contrabando o fabricados en zonas civiles de Israel con piezas procedentes del extranjero. “Aunque su capacidad letal es muy inferior a la del armamento empleado por Israel, el uso de estos cohetes ha causado la muerte de varios civiles y también constituye un crimen de guerra”- dice el comunicado.

En el sur de Israel, AI pudo ver también los restos de cohetes Qassam, Grad y otra munición de efectos indiscriminados disparada por Hamás y otros grupos armados palestinos contra zonas civiles.

“Pedimos al Consejo de Seguridad de la ONU que imponga de inmediato un embargo total de armamento a Israel, Hamás y otros grupos armados palestinos hasta que se encuentren mecanismos eficaces para garantizar que las municiones y demás material militar no se utilizan para cometer violaciones graves del derecho internacional –afirmó  Malcolm Smart.

MADE IN USA

Estados Unidos es el principal proveedor de armas convencionales a Israel. Un acuerdo de  10 años que expira en 2017, establece que EEUU suministrará ayuda militar a Israel por valor de 30.000 millones de dólares estadounidenses, lo que representa un incremento del 25 por ciento con respecto al periodo anterior al gobierno de Bush.

“Como principal proveedor de armas a Israel, Estados Unidos tiene la obligación especial de poner fin a todo suministro que contribuya a la comisión de violaciones graves de derechos humanos y de las leyes de la guerra. El gobierno de Obama debe suspender de inmediato la ayuda militar estadounidense a Israel”- afirmó Malcolm Smart, director del Programa Regional de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

Desde 2002, Israel recibió 21.000 millones de dólares en armas y ayuda militar de EEUU.  “La ofensiva militar de Israel en Gaza se llevó a cabo en gran medida con armas, municiones y equipos militares suministrados por Estados Unidos y sufragados con el dinero de los contribuyentes estadounidenses”- afirmó Smart.

No sólo EEUUU proporcionó armas a Israel, también el armamento usado por los hebreos vino de Francia, Reino Unido, España, Alemania, Serbia, Rumanía y Bosnia,  países que  le suministraron armas entre 2004 y 2007.

Esto amerita a juicio de Amnistía el congelamiento de la venta de armas a Israel “hasta que no exista un riesgo substancial de que esos equipos se usen para cometer violaciones graves de la ley humanitaria internacional y abusos de los derechos humanos”.

El ministerio de Exteriores israelí respondió que el informe es “sesgado”, al no tener en cuenta el uso de civiles como escudos humanos o que el Ejército no atacó deliberadamente objetivos civiles. En tanto que Fawzi Barhum, portavoz de Hamás, criticó que el informe “iguale al criminal con la víctima”.

FÓSFORO BLANCO


Los restos de fósforo blanco fueron hallados por la delegación de AI en enero mientras inspeccionaban áreas residenciales densamente pobladas de la ciudad de Gaza, como se ve en la fotografía.

El fósforo blanco es un arma con un potente efecto incendiario, además de crear pantallas de humo. Al entrar en contacto con la piel, el fósforo blanco produce quemaduras profundas que llegan hasta el músculo e incluso el hueso, ya que no deja de arder hasta que consume todo el oxígeno. Las quemaduras de fósforo blanco conllevan una mortalidad mayor que otros tipos de quemaduras debido a la absorción del alótropo por el cuerpo a través de las áreas alcanzadas, resultando dañados órganos internos como el corazón, el hígado o el riñón.

El uso del fósforo blanco contra objetivo militares no está específicamente prohibido por ningún tratado internacional, pese a que generó un debate en la Convención de Armas Químicas (CWC, en inglés) de abril de 1997.

“El fósforo blanco es un arma destinada a producir una pantalla de humo para ocultar los movimientos de tropas en el campo de batalla –explicó Cobb Smith, experto en armas – Tiene una gran capacidad incendiaria y de explosión en contacto con el aire, y la dispersión de sus efectos es tal que jamás debería utilizarse en zonas pobladas por civiles.”

Cada cápsula de artillería de 155 mm libera 116 piezas impregnadas de fósforo blanco que arden en contacto con el aire y pueden esparcirse, dependiendo de la altura en la que sean liberadas (y las condiciones del viento) en un área del tamaño de un campo de fútbol como mínimo. Además del efecto indiscriminado de liberar en el aire de semejante munición, disparar estos proyectiles como piezas de artillería eleva enormemente las posibilidades de que afecten a la población civil.

Uno de los lugares bombardeados con fósforo blanco fue la sede del Organismo de Obras Públicas y Socorro de la ONU para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (UNRWA), en la ciudad de Gaza, contra la que las fuerzas israelíes dispararon tres proyectiles de fósforo blanco el 15 de enero. La munición de fósforo blanco impactó cerca de varios camiones cargados de combustible y causó un gran incendio que devoró toneladas de ayuda humanitaria.

También un proyectil de fósforo blanco alcanzó el hospital de Al-Quds, en la ciudad de Gaza, y generó un incendio que obligó al personal hospitalario a evacuar a los pacientes.


DEMOLICIÓN DE VIVIENDAS PALESTINAS

El lunes la Liga Árabe denunció que el Gobierno israelí incursiona una política de ‘judaización’ a través de la demolición de viviendas de civiles palestinos localizadas en el este de Jerusalén.

Esto es luego de que autoridades israelíes ordenaron la demolición unas 88 casas donde habitan mil 500 palestinos en el barrio Al Bustan situado en el este de Jerusalén, con la excusa de que esa zona tiene un importante valor histórico y que además los propietarios de esos hogares no tienen permiso de construcción.

Claro que el gobierno hebreo nunca otorga esos permisos a palestinos

La Liga Árabe solicitó al Consejo de Seguridad de la ONU y al Cuarteto para Oriente Medio (Estados Unidos, Rusia, Unión Europea y Organización de Naciones Unidas) que afronten su responsabilidad “para impedir que Israel cumpla con su plan criminal y le obliguen a someterse a la legalidad internacional”.

En tanto, el jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Javier Solana, inició el martes  una gira por Oriente Medio para relanzar el proceso de paz entre israelíes y palestinos. Solana visitará Siria, Líbano, Egipto, Israel y los territorios palestinos.

El Ciudadano


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬