INDH exige al TC aplicación inmediata de indulto conmutativo y no postergar arresto domiciliario de 1.299 personas

"Los centros penitenciarios son una bomba de tiempo que debe desactivarse", advirtió Sergio Micco.

En la antesala de la presentación que hará esta tarde el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ante el Tribunal Constitucional (TC), su director, Sergio Micco, advirtió que no puede postergarse por 30 días más la aplicación del indulto conmutativo aprobado la semana anterior en ambas cámaras del Congreso Nacional, y que beneficiará a 1.299 personas privadas de libertad que cumplen con los requisitos establecidos en la ley.

Micco sostuvo que «el Instituto Nacional de Derechos Humanos concurrirá hoy al Tribunal Constitucional para decir una sola cosa: no puede, por el proceso ante dicho Tribunal, que se postergue en 30 días más la implementación de la ley de indulto conmutativo».

«Dicho proceso no puede significar que la entrada en vigencia de esta ley, que otorga indultos conmutativos a 1.299 reclusos, se postergue dos semanas más. Los centros penitenciarios son una bomba de tiempo que debe desactivarse», profundizó el director del INDH.

El indulto conmutativo despachado por el Congreso establece que personas mayores de 65 años que hayan cumplido 2/3 de sus penas, embarazadas, o mujeres que tengan hijos menores de dos años, podrán cumplir sus condenas en régimen de arresto domiciliario.

Sin embargo, un grupo de senadores de derecha presentó al TC un requerimiento que pide se declare la inconstitucionalidad del artículo 15 de la norma, que deja expresamente fuera del beneficio a personas que cumplen condenas por violaciones a los Derechos Humanos.

Ante la crisis sanitaria que vive Chile, el INDH ha señalado que desde una perspectiva de Derechos Humanos, el Estado debe adoptar medidas que protejan especialmente a las personas que pueden ser más vulnerables a los efectos de esta pandemia. En ese marco, se recomendó a los órganos correspondientes del Estado que refuercen o implementen nuevas medidas dirigidas a proteger a las mujeres, niñas, niños y adolescentes, a las personas mayores y a cualquier otra en riesgo de vivir violencia, como pueden ser los refugiados, y quienes habitan en condiciones de hacinamiento.

Desde los primeros años de creación del INDH, las personas en custodia del Estado han sido de especial preocupación. De ahí una serie de recomendaciones que ha hecho el Instituto a las autoridades de turno, a través de sus Informes Anuales y Estudio de las Condiciones Carcelarias.

Desde hace algunas semanas, en medio de la crisis del Coronavirus, el INDH ha estado recorriendo algunas cárceles de la Región Metropolitana y en regiones, informándose de situaciones infrahumanas en que se encuentran los internos.

Fuente: Comunicaciones INDH